Pbea5
Pbea5
Marta Romero | Deportes 10/05/2013
Beatriz Escribano, jugadora alcazareña de balonmano -que actualmente está fichada por el Niza- ha sido seleccionada para jugar la clasificación del mundial contra Macedonia. Esta joven -que ya estuvo con la selección absoluta en la preparación de las Olimpiadas de Londres- reconoce que no se esperaba estar entre las 16 mejores jugadoras de España, aunque está trabajando muy duro. Opina que el balonmano femenino está en auge y que tienen muchas opciones para poder clasificarse para el mundial de Serbia -que se celebrará el próximo mes de octubre. Ha sido un largo camino el que ha tenido que recorrer para llegar hasta donde está y no se olvida de los suyos: sus padres, su hermano y su chico -también jugador de balonmano- que han sido y son sus principales apoyos.
Banner gif dos partes mancha infor %28 %282%29
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
1beaalca4
1beaalca4
2bea6
2bea6
3bea2
3bea2
Beatriz Escribano es una alcazareña trabajadora y constante, que se ha volcado, desde pequeña, con el balonmano -cuando empezó, con 8 años, a jugar en su colegio, “El Santo”. “No tenía ni idea de lo que era el balonmano. Unas amigas y yo nos apuntamos por curiosidad. Del colegio pasé a la escuela de balonmano de Alcázar -con Isidoro- y descubrí que era mi pasión” -contaba Bea para manchainformacion.com

Y no miente, porque su madre, Pilar, nos lo confirma: “empezó tontamente a jugar en el colegio y, poco a poco, mostró un interés muy grande. ¡Era su vida!”.

Así ha sido. A sus 23 años, Beatriz Escribano, es una jugadora de élite. Tras pasar por el equipo valenciano del Sagunto -que la fichó con tan sólo 14 años- en la actualidad juega en Francia, en el Niza. A los 13 años, fue por primera vez convocada por la selección nacional promesa y siguió pasando por todas las categorías. Ha sido 10 veces internacional, jugando diferentes torneos, recientemente estuvo en la preparación de las Olimpiadas de Londres. En categorías inferiores, ha jugado 3 europeos -consiguiendo dos veces la plata- y en 2 mundiales

Ahora, una vez más, la selección absoluta la ha convocado para jugar la clasificación del mundial de Serbia, contra Macedonia.“Un mundial es una cita muy importante y hay que ganar a Macedonia para conseguir la clasificación” -nos contaba Bea- “No me esperaba estar entre las 16, aunque es verdad que estoy trabajando muy duro. Me ha hecho muchísima ilusión”. Destaca que el clima de la selección femenina de balonmano es muy bueno: “¡es genial!. El equipo es una piña dentro y fuera del campo. Me llevo muy bien con todas las compañeras, aunque con algunas en especial, porque hemos compartido vestuario en la época del Sagunto o en las categorías inferiores de la selección. Eli Chávez -por los años que llevamos sin separarnos- y Macarena Aguilar -otra manchega- son con las que tengo una relación más especial”.



Bea cree que es un buen momento para el balonmano femenino: “la actual selección tiene muy buen nivel, se han ganado muchas medallas en los últimos años. El problema, como siempre, es el económico”.

Precisamente, la situación económica, es la que la decidió a marcharse al Niza: “Si no, con toda seguridad, no hubiera aceptado la propuesta. Si la situación económica hubiera sido otra, sin pensarlo dos veces, me hubiera quedado en el Sagunto. Si las cosas estuvieran como hace años, seguiría jugando aquí. ¡En España se vive muy bien!”.

Pero Bea no puede quejarse y asegura que ha sido muy bien recibida en el Niza: “Estoy muy contenta con lo que estoy viviendo en Francia: otro tipo de balonmano, una cultura y un idioma diferente... ¡Estoy aprendiendo mucho!. Es mi primer año fuera de España y, aunque es duro, la experiencia merece la pena”.

A estas alturas, la valiente alcazareña, está preparada para superar cualquier reto. “Se fue a vivir sola con 14 años” -cuenta su madre Pilar- “vinieron a buscarla del Sagunto y no se lo pensó. Yo no quería dejarla, fueron su padre y su hermano los que me convencieron, porque vieron que era una oportunidad muy buena. Yo lo pasé fatal, ¡era una niña!, y tenía que buscarse la vida sola. Me costó dejarla en Valencia y separarme de ella. Mi hijo me decía: ¡mamá, ni que Bea se hubiera muerto!. Y ella estaba muy contenta. Pero lo pasó mal. Entonces no me decía nada, pero con el tiempo me lo ha ido contando. ¡Fue muy valiente!”.



Ni su familia, ni Bea, se arrepienten ahora del camino andado, a pesar de las dificultades: “cada día me merece más la pena! -asegura la joven jugadora. - “Ahora entreno muy duro y vivo de lo que más me gusta. Mi objetivo es seguir mejorando”.

“La echo mucho de menos” -dice su madre- “pero estoy feliz, porque está teniendo las oportunidades que yo no tuve”. Lo único, que quizá le preocupa a su madre, es que Beatriz dejara sus estudios para entregarse en cuerpo y alma al balonmano “entre las competiciones y que se le atragantó el valenciano, lo dejó. Ahora se ha sacado la ESO. Pero me preocupa que tenga una mala lesión o que no pueda, por cualquier motivo, mantener el nivel que ahora tiene. Por eso le digo que es importante que tenga una preparación, para tener otra alternativa”

El objetivo de Bea es la clasificación para el mundial de Serbia, seguir aprendiendo y viviendo del balonmano. En Francia entrena mucho, “hasta los fines de semana y doble sesión al día”. Si superan a Macedonia y van al mundial, a la cita no faltarán sus principales apoyos: “mis padres, mi hermano y mi chico, Fernando Latorre, que también juega al balonmano en el Fertiberia Puerto Sagunto”. Y así nos lo confirma su madre: “allí estaremos, ¡seguro!. ¡Vamos donde haga falta ir!. Aunque lo paso muy mal cuando juega, porque es un deporte muy agresivo. A mi me gustaba más el baloncesto, pero ella lo tuvo claro desde el principio. Cuando la veo jugar con “tiarracas” como “La pantera”, pienso: ¡le van a dar un porrazo que ya verás!. Pero Bea es puro nervio y, aunque es de las más jóvenes y parece más poca cosa, engaña”.

Desde manchainformacion.com le deseamos a Beatriz y a la selección todo lo mejor; que superen a Macedonia y nos den, como hicieron los chicos, una alegría en el mundial de Serbia. “Ha venido muy bien para este deporte lo que ha hecho la selección masculina y que el mundial de balonmano se celebrara en España. Es una forma que se conozca más de cerca un deporte tan bonito como este, y que no mucha gente conoce. Espero que los jóvenes, después del mundial, se estén animando a practicarlo”.
Jor empre 716x100
También te puede interesar 
 
Banner 716 x 100b
Mimq