716x100px
Gral_pforma_noti
Gral_pforma_noti
Marta Romero | Alcázar de San Juan 18/02/2014
La Plataforma contra la Privatización del Agua en Alcázar de San Juan (Ciudad Real) ha decidido encerrarse en el salón de plenos del Ayuntamiento para solicitar un referéndum. Lo hacen porque sienten que el alcalde, Diego Ortega y el equipo de Gobierno de la localidad "les están tomando el pelo a los ciudadanos que no quieren que Aguas se privatice". Argumentan que "no" se ha cumplido con el compromiso de celebrar un pleno para debatir la iniciativa popular el 20 de febrero y que se incluirá en el mismo en el que se procederá a la adjudicación del servicio a una empresa privada. Los concejales de la oposición socialista apoyan el encierro y acompañarán a la Plataforma.
716x100_dondequier
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
P1
P1
P2
P2
P3
P3
La decisión de encerrarse -en principio hasta el próximo viernes e indefinidamente si no obtienen respuesta del equipo de Gobierno- fue tomada ayer en la asamblea que celebró, como cada lunes, la Plataforma contra la Privatización del Agua en Alcázar.

Tras el pleno extraordinario que se ha celebrado este martes, 18 de febrero, miembros de la Plataforma y concejales del Grupo Municipal Socialista han ocupado el salón plenario para iniciar su encierro.

"Hemos tomado esta decisión porque sentimos que nos están tomando el pelo a los ciudadanos de Alcázar y nos están engañando en cuanto a llevar a pleno la iniciativa popular contraria a la privatización del servicio municipal de aguas; una iniciativa avalada por 11.000 firmas" -comentaba en nombre de la Plataforma Juan Barrilero, que aseguró que el alcalde "no ha cumplido su compromiso" de llevarla a debate plenario el 20 de febrero, compromiso que asegura reiteró en varias ocasiones. Otro miembro de la Plataforma, Isidoro Salcedo, apuntaba que "no solicitamos al alcalde el compromiso por escrito porque confiábamos en su palabra. Sin embargo parece que se está riendo de nosotros y nos tememos que, al llevar a debate la iniciativa como un punto más en el mismo pleno en el que se va a realizar la adjudicación de Aguas; lo ponga detrás". Esta actitud la consideran "una tomadura de pelo para todos los alcazareños que se oponen a la privatización del servicio de Aguas, no sólo para los que formamos parte de la Plataforma".

La finalidad del encierro es solicitar un referéndum al respecto de la privatización, ya que no venía en los programas electorales de los partidos que están en el gobierno de Alcázar (PP y CxA). "Consideramos que están tomando una decisión muy grave para Alcázar. Privatizar el servicio por 25 años" --concluía Barrilero.

Los concejales de la oposición socialista apoyan la iniciativa de la Plataforma y los acompañarán en su encierro. La portavoz del Grupo Municipal Socialista, Rosa Melchor, confirmó que había "sido testigo" del compromiso del alcalde de celebrar el pleno para debatir la iniciativa popular el 20 de febrero y "ahora dice otra cosa". Considera también que "esto es una tomadura de pelo", una de las razones por las que el PSOE va a formar parte del encierro. "Habrá siempre un concejal socialista en el salón de plenos junto a los miembros de la Plataforma, las 24 horas, los días que dure el encierro, además porque los ciudadanos que quieren el referéndum han solicitado nuestro apoyo". Por el apoyo de la oposición -que ha solicitado el uso del salón de plenos- la Plataforma no será desalojada.

DESDE EL EQUIPO DE GOBIERNO

Diego Ortega, acompañado por el concejal de Seguridad Ciudadana, Julián Mateos, se ha pasado por el salón de plenos para hablar con los miembros de la Plataforma que les han expuesto su postura.

El portavoz del equipo de Gobierno, Ángel Puente, aseguraba a los medios que "se tomarían las medidas necesarias para desalojarles" y que "ya me parecía raro que hubieran estado tan calmados durante el pleno, por lo que los felicito. Aunque supongo que alguien les había advertido que pueden ir de uno a tres años a la cárcel por insultar a un representante municipal".
Banermanchainfor706x100
 
Banner_716_x_100_px