General
General
Marta Romero | En Profundidad 16/04/2013
Félix Pérez -entrenador del Gimnástico de Alcázar- ha conseguido, en sólo una temporada, sacar a su equipo de los infiernos futbolísticos y darle la oportunidad de tocar el cielo. La lucha por salir de los puestos de descenso y sacar el máximo partido y efectividad de sus jugadores, ha dado mejores resultados de los previstos. Cercano ya el final de la liga 2013 de 3ª División, el Gimnástico se ha transformado en un gran equipo, respetado y temido por los grandes e imbatible en su campo. Lejos queda ya el sufrimiento de los inicios de temporada y “los rojillos” viven ahora un momento dulce: la impensable ilusión de poder optar a los Play-Off de ascenso a 2ª B. El secreto, sin duda, el carisma de un hombre tranquilo, con los pies en la tierra, que se llama Félix Pérez.
Manchainfo706x100
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Primer plano
Primer plano
Campo
Campo
De perfil
De perfil
PREGUNTA – ¿Cuál ha sido la receta mágica, para pasar de luchar por la permanencia en 3ª División a estar tan cerca de entrar en los Play-Off de ascenso a 2ª B?

RESPUESTA – El secreto principal ha sido la regularización de los entrenamientos. Somos un equipo pequeño y no nos podemos permitir que los jugadores no asistan a los entrenamientos -que eran muy deficientes a principio de temporada. Tuvimos que sentarnos y pensar qué se podía hacer y ponernos de acuerdo. Ahora entrenamos también los sábados por la mañana para facilitar que todo el mundo pueda asistir. También hay que entender que, este año, partíamos con un equipo casi totalmente nuevo. Los máximos goleadores de la temporada 2011- 2012 se habían ido y se les echó de menos. Hasta que la gente no empezó a adaptarse a los cambios y a la nueva situación y no se regularizaron los entrenamientos, el equipo no empezó a resurgir.

P – ¿Ha sido difícil?

R – Ha costado mucho trabajo y mucho sacrificio. Es complicado, con sólo 17 jugadores, que no te afecten lesiones o tarjetas. Hemos tenido suerte que las lesiones nos respeten muchísimo, hasta el día de hoy. Ahora ves al equipo trabajar en el terreno de juego y físicamente ¡está enorme!. Es un gran mérito para los jugadores, que han tenido que multiplicarse -al faltarnos plantilla- y lo han sabido suplir con su esfuerzo.

P – ¿Se puede decir que se están cumpliendo los objetivos de esta temporada?

R – No sólo se han cumplido, se han superado. Nuestro objetivo era, primero salir del descenso y, antes que llegar a Semana Santa, intentar llegar a 40 puntos. Resulta que nos metimos casi en los 49. Teníamos duda que, a partir de aquí, los “chavales” pudieran bajar los brazos. Pero ha sucedido todo lo contrario. Lo hemos pasado muy mal, no hay que olvidarse que hemos estado los últimos. Las 10 primeras jornadas éramos el peor equipo de la liga, con diferencia. Como lo hemos pasado muy mal, ahora estamos intentando disfrutar del momento y no bajar los brazos. Los jugadores quieren darse una alegría y llegar al Play-Off, si la suerte nos acompaña.


Y de momento parece que sí les acompaña la suerte. En el momento que se hizo esta entrevista no se habían enfrentado aún al líder de la clasificación: el Toledo -al que el Gimnástico ha vencido por 2 goles a 0. Superan, así, uno de los principales escollos de cara a la promoción. No se han descolgado y siguen optando a la fase de ascenso.


P – Dices que ahora están intentando disfrutar del fútbol -precisamente por lo mal que lo habéis pasado. ¿Quiere esto decir que no tienen ninguna presión en el terreno de juego?

R – Ninguna. El no tener presión es lo que les hace actuar mejor en el terreno de juego. Juegan sin presión, pero con mucha tensión y mucha intensidad. ¡No tienen nada qué perder!. ¡Lo han pasado ya muy mal!. Tienen esa intensidad de partido, sin presión de puntos -que otros equipos sí tienen. Es la ventaja que podemos tener. Posiblemente por eso desarrollan mucho más de lo que pueden cuando salen al campo.

P – Hemos visto, a lo largo de la temporada, como en muchos partidos el Gimnástico flojea en la primera parte y, después del descanso, cuando los jugadores salen al campo, es otro equipo. Por curiosidad, ¿qué les dices en los vestuarios para que reaccionen de ese modo?.

R – ¡Una cura de humildad, más que otra cosa!. Hablo con ellos y trato de hacerles entender en qué equipo juegan; que no podemos perderle el respeto a los otros equipos porque no somos mejores que nadie. Si salimos con la actitud de creernos mejor que el rival -aunque nos enfrentemos a un equipo que está luchando por salir de la cola o por evitar descender- no funciona; porque no son peores que nosotros. Trato de que vean que nos enfrentamos a un igual. Eso les cambia el chip y dejan de ser pasivos, quieren ir a ganar el partido y se dan cuenta que una mala actitud puede echar a perder lo que han conseguido. Eso se nota mucho y salen al campo de un modo totalmente distinto; dándolo todo y demostrando el buen equipo que son.

P – ¿Podéis llegar a los Play-Off?.

R – Estamos al límite de las posibilidades que tenemos y nos ha ido bien, hasta el momento. Pero hay que ser realistas. La plantilla no estaba preparada para ir a un Play-Off -aunque si se nos pone por delante, ¡vamos a ir a por ello!, sin duda. Pero, insisto, hay que ser realistas. Para que nos metamos en los Play-Off tienen que fallar 3 equipos. Tres equipos que son muy superiores a nosotros -económica y deportivamente hablando. Equipos que están formados, en su mayoría, por jugadores de 2ª B; con una plantilla de 21 – 22 jugadores -nosotros tenemos sólo 17- que entrenan más profesionalmente, incluso por las mañanas, con más posibilidades económicas. Por ejemplo, el Hellín ha fichado al mejor jugador del Madridejos para reforzarse al final de temporada, porque se les ha lesionado un jugador. Y no sólo el Hellín, el Villarrobledo -que fue el ganador de la pasada temporada y el Talavera; que siguen pretendiendo los Play-Off. Son tres grandes equipos; sin mencionar al Azuqueca, el Toledo y el Conquense, por descontado. Estaremos ahí, por si acaso suena la flauta, pero es complicado.

P – Me imagino que las dificultades económicas son un problema más para el equipo. El Gimnástico no puede hacer, por ejemplo, lo que el Hellín: fichar jugadores para finalizar la temporada y salvar los Play-Off. ¿En qué os están afectando estos tiempos de crisis?.

R – El Gimnástico tuvo que hacer un recorte importante del presupuesto al inicio de temporada. Recorte que afectó a los jugadores. Jugadores que habían hecho una gran temporada y que se tuvieron que ir del equipo. No se les pudo sujetar, evidentemente, porque había clubes que pagaban más. Hubo que fichar jugadores más económicos. Tenemos un presupuesto medio en 3ª División y sobre eso trabajamos. Pero el que haya menos dinero no tiene por qué afectar al modo de trabajar; porque eso sí que lo hacemos como si se tratase de un equipo profesional. Un trabajo que los jugadores han aceptado muy bien y está dando frutos.
Anun 716x100
También te puede interesar 
 
Mimq