Cocina1
Cocina1
Ana B. Sepúlveda | Foto: ESGHT | Productos CLM 12/12/2014
A nadie le cabe la duda de que Castilla-La Mancha es una región rica en lo que a productos gastronómicos se refiere. Una región que puede presumir de poseer las mejores materias primas y productos terminados que hacen las delicias de los comensales. Conquistando a los paladares más exigentes y aportando, muchos de ellos, como hemos visto, grandes beneficios nutricionales, se convierten en los candidatos perfectos para llevar a cabo grandes especialidades culinarias, es decir, para ser los protagonistas de las cocinas tanto castellanomanchegas como del resto del país, incluso, fuera de nuestras fronteras.
Banner gif dos partes mancha infor %28 %282%29
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Foto1peque
Foto1peque
Foto2peque
Foto2peque
Foto3peque
Foto3peque
Así, lo ponía de manifiesto José Luis Pérez Braojos, gran cocinero y profesor de la Escuela Superior de Gastronomía y Hostelería de Toledo.

El gran abanico de productos que poseemos en nuestra región, desde la miel, el vino o el queso hasta la carne de caza, ahora que estamos en plena temporada, da muchas posibilidades para que los cocineros puedan elaborar grandes y ricos platos.

Para Pérez Braojos la principal labor tanto de los cocineros como del resto de castellanomanchegos es promocionar y potenciar nuestros productos. “La única manera de defender nuestra cocina, nuestra identidad, todo lo que conlleva nuestra cultura, es defender los productos de Castilla-La Mancha porque nadie de fuera va a venir a defender lo nuestro, tenemos que ser nosotros quiénes lo hagamos”.

En ese sentido, resaltaba que a nuestro favor juega que nuestros productos tienen una garantía de calidad que no lo tienen otras regiones, poniendo como ejemplo el azafrán, que es único en el mundo; o los vinos, cada vez de mejor calidad; sin olvidar los dulces típicos de nuestra tierra…. En definitiva, una amplia gama de alimentos que, sin duda, poseen unas cualidades especiales que nos identifican perfectamente. “Creo que no sabría cocinar sin todos esos productos”, afirmaba Pérez Braojos.

Este gran cocinero aseguraba que, aunque se quedaría con todos los productos castellano-manchegos, podría escoger la miel, por ser un producto de contraste. Eso sí, aseguraba que preferiría tener el reto de realizar un plato utilizando estos productos que nos caracterizan. “Lo ideal, decía Pérez Braojos, sería hacer un plato con los productos estrella y sería un buen ejercicio para hacer, incluso, con mis alumnos, estoy seguro de que el éxito estaría garantizado”. Y es que, sin duda alguna, cuando eres un buen conocedor de los productos de Castilla –La Mancha se puede confeccionar un gran menú, desde los aperitivos, pasando por el primer y segundo plato y hasta el postre.

Todas estas propiedades permiten que la cocina castellano manchega triunfe allá donde vaya. “Yo desde hace muchos años me he dedicado a la cocina castellano manchega y la he difundido por todo el mundo y puedo decir que no ha habido ningún sitio en el que hayamos estado y no hayamos triunfado y eso es baluarte de lo que nosotros podemos hacer y llevar. No sólo hay que creer, añadía, sino que hay que impulsar y potenciar la utilización de estos productos”.
A3 suenos red talleres manchegos 716x100
También te puede interesar 
 
Mimq