Dsc 7114
Dsc 7114
Ana Belén Sepúlveda | Cultura y Turismo 08/03/2015
Hace ahora diez años, con motivo del aniversario en 2005 del IV Centenario de la publicación de la primera parte de la obra El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de La Mancha, el Gobierno de Castilla-La Mancha trazó un corredor ecoturístico para dar a conocer las maravillas de esta región y los lugares más conocidos, unos con mención en la propia obra y otros, que no siendo mencionados forman parte directa o indirectamente con el autor, con su novela, o con algún hecho histórico relacionado con la época en la que fue escrita. Ahora, al cumplirse el IV Centenario de la publicación de la segunda parte de la obra más conocida de la literatura española, la Ruta vuelve a tomar protagonismo para los amantes del turismo de interior.
Mimq
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Se trata de la ruta más larga de Europa, la llamada “Ruta de Don Quijote” que atraviesa los mismos escenarios naturales donde Cervantes situó las andanzas del hidalgo Don Quijote y su fiel escudero Sancho Panza, convirtiendo, según ponían de manifiesto en su día desde el Gobierno regional “el luminoso, ancho y profundo paisaje manchego en reflejo del mundo; y las aventuras y desventuras de sus héroes, en el resumen de cuantos delirios, ambiciones e ideales inalcanzables, inquietan todavía el corazón de todos y cada uno de los hombres que se introducen en la lectura de esta gran obra de la literatura española”.

Sin duda alguna, una novela de ficción que ha conseguido cautivar a los lectores a lo largo de los siglos, llegando incluso a confundir, como le pasaba al propio protagonista de la obra, realidad con ficción. El realismo y veracidad de los personajes y los lugares que recorren sus protagonistas aportan realismo a la novela, mientras que las aventuras y las hazañas que se suceden en cada capítulo no son sino parte de la imaginación de un ingenioso escritor que hace confundir al lector introduciéndole en un mundo de fantasía identificándose con el propio Don Quijote, con Sancho Panza, o porque no, la gentil Dulcinea o cualquier otro personaje, eso sí, manchego, de los que aparecen en la obra y que podría ser perfectamente, un vecino de cualquiera de nuestros municipios manchegos, que ahora el turista puede disfrutar gracias a esta ruta.

De tal manera que esta ruta ofrece al viajero el recorrido de parajes que desde hace más de 400 años forman parte de nuestra memoria y nuestra historia.

2.500 KILÓMETROS DE LITERATURA, HISTORIA, PATRIMONIO Y CULTURA

A lo largo de sus 2.500 kilómetros, esta ruta, compuesta de 10 tramos, atraviesa 148 municipios y recorre los principales espacios naturales y culturales de Castilla-La Mancha. Vías pecuarias, caminos históricos, riberas fluviales o plataformas ferroviarias en desuso, que dan acceso a más de 2.000 elementos de interés cultural y a una veintena de zonas de atractivo natural que recorren las cinco provincias de la región castellano manchega.

La Ruta de Don Quijote ha sido declarada por el Consejo de Europa Itinerario Cultural Europeo, el cuarto de España, tras el Camino de Santiago, el legado de Al-Andalus y las Rutas de los Sefardíes. Se divide en diferentes recorridos y comienza a dar sus pasos en Toledo, la capital regional y una de las ciudades más impresionantes por su mestizaje, patrimonio reconocido por la UNESCO, su gastronomía y sus vinos.

También te puede interesar