Banner_diaclm_728x90
Zacarias
Zacarias
Ana Belén Sepúlveda | El Quijote y Cervantes 26/04/2015
El historiador, arqueólogo y secretario de la Asociación Amigos de los Molinos y Académico Correspondiente de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo, Zacarías López-Barrajón Barrios explica en una entrevista para manchainformacion.com, la aportación del Quijote tanto a la literatura universal como a la sociedad en general, puesto que sus personajes principales dan cuenta de " un cúmulo de sabiduría popular aplicable a todos los aspectos de la vida tanto de antes como de ahora".
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
PREGUNTA.-Este año celebramos el IV Centenario de la publicación de la segunda parte de El Quijote. En primer lugar, y como historiador, ¿cómo definiría esta gran obra, cumbre en la literatura española?

RESPUESTA.- La definiría como una novela genial en la forma que su autor la concibió, con relatos o historias dentro de la propia Novela, y eso lo demuestra la vigencia que tiene hoy día, además de como supo mantener a los lectores, aún hoy, intrigado con la idea del lugar de La Mancha complementando con el buen hacer como escritor de Miguel de Cervantes.

P.- ¿Qué tiene El Quijote para haberse convertido en la obra más universal de nuestra literatura, para que después de 400 años aún perdure y se siga hablando de ella como si acabara de publicarse?

R.- No cabe duda que la universalidad se la ha dado el hecho de estar traducida a muchísimos idiomas, que hacen que haya podido llegar a tantos lugares del mundo, lo que la hace la segunda obra, detrás de la Biblia, más leída. Además de esa circunstancia, yo creo que podemos sumarle: humor, ingenio, fantasía, aventuras, bien escrita, etc. y que es accesible para todos (mayores y jóvenes).

P.- ¿Qué aporta El Quijote de hace cuatro siglos a nuestros días, a la sociedad actual?

R.- Aporta muchísimas cosas. Sólo poner como ejemplo los refranes, consejos, dichos, etc., que salen de la boca de su personajes principales (D. Quijote y Sancho), que son un cúmulo de sabiduría popular aplicable a todos los aspectos de la vida de antes y de ahora: libertad, amistad, amor, religión, justicia, etc.

P.- No cabe duda de la gran repercusión que esta obra ha tenido a lo largo de los siglos. De hecho son muchos los municipios que han querido adjudicarse el ser ese lugar de La Mancha del que Cervantes no quiso acordarse al inicio de su obra... En ese sentido, Cervantes fue muy inteligente a la hora de comenzar su historia, es una forma de hacer que todos hablen de su obra, que todos quieran ser parte de su historia, ¿no es así? ¿o cree que hay otros motivos que llevaron al escritor a comenzar así El Quijote, por ejemplo, la casualidad?

R.- Sí, es así. Cervantes fue muy listo, hábil o como queramos decirlo. Por ello dejo muchas cosas en el aire dentro de su genial novela, entre ellas y más importante dar referencia clara de cual era ese lugar de La Mancha que no quería acordarse, aunque creo que también fue dejando algunas pistas en el texto para que pudiéramos intentar averiguar esos enigmas.

P.- Esa “adjudicación” que todos quieren hacerse, ha hecho que sean muchos los que escriban, documenten y justifiquen a través de estudios, incluso publicación de libros o artículos, que es su pueblo el lugar del que Cervantes no quiso acordarse... Usted, como historiador y experto en la materia, ¿podría decantarse por alguno en concreto, cree firmemente en alguna de las versiones que se han dado a lo largo de la historia y hasta la fecha?

R.- No, no me decanto ni descarto ningún estudio de los que salieron ya en el año 2005 y por los que están saliendo en la actualidad, ya que pienso que todos los que salen a la luz presentan razones fundadas para ser “el lugar de La Mancha”. Eso sí, también le digo que personalmente me inclino a pensar que sería algún lugar cercano a la zona de El Toboso, por lo que con ello dejo fuera teorías que están muy lejanos de esta localidad de La Mancha toledana.

P.- Una de las últimas publicaciones a ese respecto habla de Mota del Cuervo como el Lugar de La Mancha, un libro de José Manuel González Mujeriego. ¿Qué podría decirnos al respecto?

R.- Pues reafirmarme en lo que ya le he comentado, que es un autor que viene investigando desde hace años en la teoría que ahora ha salido publicada y que presenta una serie de razones fundadas y puede ser ese lugar que todos buscamos, al cien por cien no se lo aseguro.

P.- ¿Podemos decir que Cervantes es de La Mancha? ¿qué vinculación tenía con esta tierra? ¿Cómo llega hasta aquí, qué hizo, por qué elige esta región como escenario de su obra...?

R.- Ahí le diría que de los muchos estudios que hay en torno a Cervantes y su obra hay algunas cosas claras; una de ellas es que desde su trabajo como alcabalero o recaudador de impuestos, tenía que viajar al sur y que su paso y conocimiento de estas tierras es más que sobrado y está más que demostrado. El hecho de que estas tierras se convirtieran en escenario de El Quijote pudiera haber sido por distintas circunstancias, todas ellas verosímiles, pero me inclino por la idea de querer ridiculizar no sólo las novelas de caballerías sino el modo de vida de esos caballeros de lanza en ristre y, al tener amistades por aquí que se ajustaban a esos estereotipos, los pudo tomar como modelos para llevar acabo su crítica y su mofa.

P.- Lo que está claro, es que a pesar de ser una obra de ficción, Cervantes incluyó escenarios y personajes reales. ¿Es eso lo que hace a esta obra tan especial, el que haya permitido que se haga famosa mundialmente? ¿O existen otras claves?

R.- En El Quijote se citan muy pocas ciudades (Toledo, Barcelona, Zaragoza, Córdoba, El Toboso, Quintanar de la Orden, Argamasilla de Alba, Tembleque, etc.). Yo creo que el atractivo está en las que no cita y todos queremos ver en uno u otro lugar actual, junto con el derroche de fantasía, imaginación y genialidad que le aporta su autor.

P.- Eso sí, de esta manera, Castilla-La Mancha se ha convertido en un escenario natural en el que se desarrolla la obra, lo que permite al turista disfrutar de los rincones que se describen en el libro sin necesidad de montajes. Todo está a su alcance. ¿Cree que esta región ha sabido explotar al máximo este recurso o que aún le queda por hacer?

R.- En el año 2005 ya se comenzaron a mover las estructuras del turismo castellano manchego que estaba muy aletargado, sobre todo en lo relacionado con la promoción. Hoy día ya somos un referente de turismo interior que hay que seguir manteniendo con buena promoción, profesionalización de los distintos sectores que intervienen en el turismo y sobre todo, creernos todos que este puede ser un recurso que sume en nuestra economía.

P.- ¿Debe la región seguir apostando por la celebración de efemérides como la de El Greco, Santa Teresa o El Quijote como reclamo turístico de Castilla-La Mancha?

R.- Absolutamente sí. Ya hemos visto los buenos resultados que han supuesto las conmemoraciones en torno al Greco en Toledo y otras ciudades; pues ese mismo modelo de calidad –en lo que se ofrece- y calidez –en cuanto al acogimiento al visitante- son los valores que deben seguir empleándose en este año de Santa Teresa y El Quijote o el año que viene con Cervantes y así sucesivamente.

Mimq