Dsc 7195
Dsc 7195
Ana Belén Sepúlveda | Cultura y Turismo 29/05/2015
“En esto descubrieron 30 o 40 molinos de viento que hay en aquel Campo…”. Es una de las frases que encontramos en el capítulo octavo de El Quijote. Cervantes hace referencia así a la localidad de Campo de Criptana famosa por sus Molinos de Viento, esos gigantes a los que se enfrentó Don Quijote en una de las aventuras más importantes que se narran en la novela. Molinos que aún hoy día se levantan y lucen en todo su esplendor en la Sierra de los Molinos.
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Estos gigantes se han convertido en un icono no sólo para la localidad criptanense y para toda Castilla –La Mancha sino para el resto del país, incluso del mundo entero. Son muchos los turistas que llegan hasta tierras manchegas para disfrutar de la grandeza de estas estructuras que Campo de Criptana ha sabido conservar muy bien.

Entre el conjunto de molinos que puebla la Sierra de los Molinos, se encuentran los tres únicos molinos de la Península Ibérica que conservan la estructura y maquinaria original del siglo XVI los llamados Infanto, Burleta y Sardinero, que son aptos para moler el cereal como se hacía siglos atrás, gracias al ingenio del hombre y a la fuerza del viento.

DIEZ GIGANTES BIEN CONSERVADOS

Molino Infanto: también llamado “Infanto”, su nombre proviene de la familia propietaria: los Infantas, una de las más ricas de esta villa. Conserva la estructura y mecanismo originales del siglo XVI. Al igual que el Burleta, está situado en la Sierra de los Molinos y a una distancia de unos 200 pasos del casco urbano. Este Molino estaba arrendado por los propietarios, los cuáles entregaban el tercio de las maquilas obtenidas, o bien recibían del molinero una renta fija.

Molino Sardinero: es posible que su nombre proceda del apellido o el apodo del primer propietario de este molino. También conserva la estructura y mecanismo originales. Además es el único molino incluido dentro del casco urbano, concretamente en el Cerro de la Paz.
En el Catastro del Marqués de la Ensenada, no se han encontrado datos de la propiedad del mismo ni de la renta obtenida.

Molino Burleta: también conocido como “Burlapobres”, la denominación hace alusión, probablemente, a la sospecha de prácticas fraudulentas por parte del molinero. Al igual que el Infante y Sardinero conserva la estructura y mecanismo originales del siglo XVI. Está a una distancia de 350 pasos del casco urbano. Los trabajadores de dicho molino eran sus propietarios. La renta anual del molino era de unas 26 fanegas de trigo al año, las cuáles dejaban unos ingresos al molinero de unos 468 reales.

Cada primer domingo de mes, en horario de mañana, se escenifica en el mismo una molienda tradicional. En los meses de julio y agosto, la molienda tiene lugar en horario nocturno, el primer sábado de mes.

Molino Culebro: es otro de los molinos más famosos de la localidad puesto que alberga el Museo de Sara Montiel. En él pueden verse los trajes y vestidos que ha llevado la actriz y cantante en los momentos más emblemáticos de su carrera artística, además de la cartelería de sus películas y otras muchas cosas todas ellas relacionadas con la artista natural de Campo de Criptana, que tantas y tantas veces ha vistiado el Molino y que tan bien ha sabido llevar el nombre de su localidad por todo el mundo.

Molino Poyatos: que alberga el Punto de Información Turística.

Los Molinos Inca Garcilaso, Cariari, Quimera, Pilón y Lagarto albergan contenidos temáticos relacionados con diferentes temas desde los oficios más antiguos hasta los relacionados con el cine, la poesía o el vino entre otros.

OTROS ATRACTIVOS TURÍSTICOS

Pero la Sierra de los Molinos también tiene otro atractivo turístico. En ella pueden encontrarse las llamadas casas-cueva unas construcciones típicas excavadas en la roca, que antiguamente eran las viviendas de los vecinos. Algunas de estas cuevas también constaban de un almacén de grano que posteriormente se molía en los molinos de viento. Generalmente, los animales de carga también vivían bajo el mismo techo.

En la actualidad, están abiertas al público para ser visitadas la Casa Cueva del Cerro de la Paz o la Cueva del Molino Infanto, aunque también existen otras cuevas de particulares tanto en establecimientos hosteleros como en viviendas.

Se encuentran en el conocido como Barrio del Albaicín, conformado por un conjunto de calles típicas manchegas, estrechas y de pendiente pronunciada. Conforman el arquetipo de barrio manchego, con sus casas de teja árabe y pintadas en blanco y añil. El visitante puede acceder a la Sierra de los Molinos por este barrio y así admirar y contemplar la belleza de la arquitectura manchega propiamente dicha.

APUESTA POR SUS SEÑAS DE IDENTIDAD

Campo de Criptana es, gracias a sus Molinos y su rico patrimonio un municipio turístico, sin embargo, este 2015 será un año histórico en lo que a turismo se refiere y la conmemoración del centenario atraerá a un número mayor de visitantes hasta la localidad.

Así lo ha puesto de manifiesto el alcalde de este municipio, Santiago Lucas-Torres, quien ha agradecido el apoyo de la Junta de Comunidades de Castilla –La Mancha “porque ha apostado muy fuerte por Campo de Criptana, por sus señas de identidad y por sus artesanos y artistas locales”.

La localidad ciudadrealeña ha preparado para la celebración de esta efeméride más de un centenar de actividades de primer nivel cultural, entre las que destacan 19 exposiciones y 20 conciertos.

Lucas-Torres ha explicado que la organización de actos y la promoción del País del Quijote al que pertenece la población criptanense “están siendo un revulsivo en lo cultural, en lo turístico y en lo social”. “Todo esto, ha añadido, da mucha vida, empleo a nuestra economía, a nuestra tierra, a nuestra sociedad y desde luego estamos muy agradecidos a la Junta y las Consejerías de Empleo y Economía, Turismo y Cultura por la promoción que están haciendo de Campo de Criptana que se ha convertido en un referente turístico en Castilla –La Mancha”.

Lucas-Torres prevé, por lo tanto, que 2015 será un año histórico respecto a la visita de turistas. Para el primer edil criptanense hay que mostrar Campo de Criptana a través del Quijote porque es su referente y ha permitido dar a conocer al muncipio y sus molinos mundialmente. El País del Quijote y Campo de Criptana son una puesta en escena única pues no hace falta preparar ningún escenario ya que los Molinos son un símbolo visible que siempre están ahí y que ayudan a la localidad a ser un atractivo turístico.

Según ha manifestado el alcalde, si siempre ha sido bueno llegar hasta Campo de Criptana más aún este año con la celebración del IV Centenario de la publicación de la segunda parte del Quijote. “Además de ese escenario natural del que tenemos el privilegio de disfrutar siempre, tenemos que tener preparados lugares para que la gente se divierta no solo con el patrimonio cultural sino además divirtiéndose con actos culturales y sociales porque Campo de Criptana hoy más que nunca está preparada para recibir al visitante y para disfrutar” ha aseverado.

Por otro lado, Campo de Criptana ha puesto en marcha un proyecto, una nueva alternativa técnica a través de las nuevas tecnologías y los códigos QR para estar al día con los tiempos que corren y que permitirá que el visitante conozca, a través de diferentes idiomas, los recursos turísticos de la localidad.

12 VIENTOS, 12 AVENTURAS

Con motivo de la celebración del IV Centenario de la publicación de la segunda parte de El Quijote, y como manifestaba el alcalde, Campo de Criptana ha puesto en marcha una programación especial que se desarrollará a lo largo de todo el año y que tiene como principal objetivo dar a conocer la riqueza cultural y patrimonial del municipio. Bajo el nombre de “Doce vientos, doce aventuras”, se proponen diferentes actividades de las que podrán disfrutar tanto criptanenses como foráneos. Así en los primeros meses del año ya han tenido lugar la Aventura del Aceite, la Aventura de la Matanza Tradicional y la Aventura del Comercio.

La Aventura del Aceite se celebró del 18 al 23 de enero y consistió en una jornada de puertas abiertas en la Cooperativa Santísimo Cristo de Villajos con visita guiada, curso de iniciación de los sabores del aceite, así como degustación de productos elaborados con aceite. Además durante cinco días se llevó a cabo una explicación de todo el proceso de obtención del aceite para los escolares de la localidad.

La Aventura de la Matanza Tradicional celebrada el pasado 1 de febrero en el Molino Burleta y que contó con una alta participación consistió en la degustación de productos de la matanza tradicional tanto en la propia Sierra de los Molinos como en los bares y restaurantes de la población. Además se llevaron a cabo diversas representaciones teatrales para amenizar la jornada.

También en febrero, los días 6, 7 y 8 se celebró la Feria del Comercio en la que participaron los comerciantes locales mostrando la calidad y el servicio que prestan en el día a día al ciudadano.

Los días 20, 21 y 22 de febrero tuvo lugar una Mercado Quijotesco con muestra artesanal y donde se celebraron Entremeses Quijotescos que hicieron las delicias de todo el que pasaba por la Plaza Mayor de la localidad.

La cuarta aventura “Rutas de Cuaresma” comienza el 1 de marzo se trata de realizar visitas guiadas a las Ermitas y casas de Hermandad con pasos de Semana Santa, debido a la importancia que adquiere la Semana Santa en Campo de Criptana y que genera también turismo en la población habrá exposiciones con enseres procesionales. Sin olvidar, como no podía ser de otro modo, la gastronomía típica de esta época del año.

Y tras la cuaresma llegará la Aventura de la Semana Santa del 27 de marzo al 6 de abril. Una experiencia que desde Campo de Criptana invitan a vivir pues se trata de una Semana Santa declarada de Interés Turístico Regional que merece la pena conocer.

En el ecuador de este proyecto, la sexta aventura de la Semana Cervantina del 17 al 24 de abril. Una semana que estará cargada de actos vinculados siempre al Quijote y Cervantes. Así, exposiciones, charlas, conferencias, representaciones teatrales, concurso de pintura, entre otras actividades pondrán un toque cultural durante estos días al muncipio criptanense.

La Aventura del Viento, el 3 de mayo se celebrará en la Sierra de los Molinos con talleres de elaboración de cometas, exhibición y deportes aéreos. De cara al verano, llega la octava aventura la Aventura de la Música que se desarrollará durante los meses de junio y julio y en la que han programado actividades formativas, cursos de verano, un Festival de Jazz, los Escenarios musicales y la celebración del Día Europeo de la Música.

El 4 de julio, “Noche en Añil”, llevará hasta Campo de Criptana conciertos musicales y se celebrará la tradicional molienda nocturna en el Molino Burleta. Será una noche puramente cultural con concursos de fotografía y de pintura nocturnos, rutas por los museos ubicados en los molinos y la representación de entremeses quijotescos.

La décima aventura “Nómadas del Viento: Aventura de las Aves” llegará el 4 de octubre con charlas y rutas por Salicor y el Parque de la Naturaleza. Habrá actividades y excursiones con los más pequeños y una exhibición de cetrería en la Sierra de los Molinos.

No se podían olvidar en Criptana que nos encontramos en tierra de grandes viñedos y exquisitos vinos. Por eso, la undécima aventura, que se celebrará en noviembre, estará dedicada a este sector. “Enoturismo en la Tierra de Gigantes” permitirá disfrutar en la cultura del vino con charlas, conferencias y presentación de los primeros vinos del año. Además tendrá lugar una ruta de tapas, catas de vinos y jornadas para los escolares sobre la elaboración del vino.

La última aventura estará dedicada a la Artesanía y se celebrará en diciembre. Así, se llevará a cabo una demostración y elaboración de productos artesanales. Cabe destacar que durante la celebración de estas doce aventuras también se podrá disfrutar de las Moliendas Tradicionales que suelen desarrollarse en la Sierra de los Molinos.

OTRO PATRIMONIO

Pero Campo de Criptana también posee un gran patrimonio arquitectónico y cultural que merece la pena visitar por el turista.

Así, cabe destacar el Pósito Real un edificio del siglo XVI ampliado durante el reinado de Carlos III. Fue sede de un banco agrícola que bajo el control del Ayuntamiento prestaba grano a los agricultores en época de carestía como adelanto del año venidero. Su finalidad era doble: por un lado, realizar préstamos en especie a los agricultores, que los reintegraban al año siguiente una vez recogida la cosecha, y por otro lado, regular el mercado del trigo, cuando el precio de éste y el del pan tendían desmesuradamente al alza, con el fin de evitar o atenuar posibles conflictos sociales. Tras la guerra de la Independencia comenzó su declive y en 1914 fue enajenado en pública subasta y tras diversos avatares en 1991 pasó a ser propiedad municipal. En la actualidad es Museo Municipal, contiene una muestra permanente de arqueología, alberga exposiciones temporales, conferencias y actos institucionales.

El Museo Eloy Teno, ubicado en plena Sierra de los Molinos es un espacio de los artesanos. Alberga tres salas permanentes de artesanos locales y una sala para exposiciones temporales.

El Pozo de Nieve una construcción de arquitectura popular dedicada a almacenar y conservar hielo para distribución y venta, cuyos fines principales iban destinados a conservar y refrigerar alimentos, bebidas y medicinas. Se encuentra documentado desde mediados del siglo XVIII, aunque su construcción podría datar de varias décadas antes.

ARQUITECTURA RELIGIOSA

Y si hay algo de lo que puede presumir también Campo de Criptana es de poseer un amplio abanico de ermitas e iglesias. Destacan así la Iglesia Parroquial de la Asunción de Nuestra Señora y la Iglesia del Convento del Carmen. Además posee dos Santuarios que merece la pena visitar y donde permanecen los patronos de la localidad. Se trata del Santuario de la Santísima Virgen de Criptana, sede de la imagen de la patrona de la localidad y cuya fiesta fue instituida por decreto del Ayuntamiento en diciembre de 1547. La ermita se erige en lo alto de un cerro al este de la población a unos 2 km, junto a la carretera N-420 y es centro de la romería que tiene lugar el lunes de Pascua de Resurrección y la que acuden cientos y cientos de personas para disfrutar de la fiesta.

Y el Santuario del Santísimo Cristo de Villajos que también se encuentra fuera del casco urbano a 4 km. hacia el norteoeste de la población. Tiene su origen en la iglesia del pueblo de Villajos, despoblado a finales de la Edad Media. En 1575 consta que estaba bajo la advocación de Nuestra Señora de Villajos, cuya imagen posiblemente es la descubierta hace unos años en el interior de uno de sus muros y que puede considerarse de hacia 1300 y de estilo románico de transición.

La ermita decayó hasta que fue reedificada hacia 1663 ya en estilo barroco para ser el centro del culto a la imagen del Cristo de Villajos, cuya fiesta como Patrón de esta villa fue instituida en 1669.

A lo largo y ancho de todo el casco urbano también puede visitarse numerosas ermitas que se han conservado a lo largo de los años como son la ermita de San Cristóbal, de la Concepción, de la Virgen de la Paz, de la Veracruz, de San Sebastián, de Santa Ana, de la Madre de Dios, de San Pedro y de San Isidro.

Mimq
También te puede interesar