General_nevera_solidaria
General_nevera_solidaria
Marta Romero | Quero 13/11/2015
El Ayuntamiento de Quero (Toledo) ha sido pionero en Castilla La Mancha en sumarse a la red ‘Nevera Solidaria’, que pretende concienciar a la gente sobre el despilfarro de alimentos, dando utilidad a aquellos que no vamos a gastar, frescos o cocinados, poniéndolos a disposición de otras personas que pueden consumirlos. La forma es sencilla, una nevera instalada en la calle a disposición de todo el mundo, para dejar y recoger alimentos, eso sí, siempre poniendo la fecha en que fueron cocinados y los ingredientes.
Tman-716x100
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
P1
P1
P2
P2
P3
P3
La ‘Nevera Solidaria’ nació el 24 de abril de 2015 en el pueblo vasco de Galdakao, donde se instaló la primera. Su promotor, Álvaro Saiz que, tras ver cómo se tiran toneladas de alimentos, aún aprovechables, que los supermercados retiran de sus lineales mientras hay personas rebuscando en los contenedores, pensó que podía hacer algo para dar un toque de atención sobre el consumo responsable de los productos alimenticios. Así surgió la idea de colocar una nevera en la calle, a disposición de todo el mundo, para aprovechar esos alimentos que, de otro modo, acabarían en la basura.

“¿Cuántas veces se nos pasa la mano con la olla y tiramos alimentos en buen estado, o nos vamos de viaje y tiramos productos que no podemos gastar? O los restaurantes, ¿cuánta comida desaprovechan que, la mayoría de las veces, se queda en el plato? Para eso sirve la ‘Nevera Solidaria’, para depositar toda esa comida que sobra y que otros pueden aprovechar”, explicó Álvaro para manchainformacion.com

Una iniciativa sencilla, solidaria, educativa y poco costosa –porque las neveras pueden proceder de donaciones- y a la que cualquier asociación o institución, de cualquier lugar del país, se puede sumar.

En la actualidad hay instaladas dos neveras en Galdakao, una en Vitoria-Gasteiz, otra en Murcia y la que hace unos días se ha instalado en la localidad toledana de Quero, junto al consultorio médico.

Rubén Torres, alcalde quereño, se muestra satisfecho con la iniciativa que ha sido muy bien recibida por sus conciudadanos. La inauguración oficial de la ‘Nevera Solidaria’ se hizo el pasado jueves, 12 de noviembre, con las aportaciones de diferentes asociaciones locales y particulares que la llenaron con los alimentos que sobraban en casa. “Está en pleno uso, al día siguiente ya hubo gente que se acercó a ver qué había en la nevera y otros llevaban sus tapper”. Torres cree que es una iniciativa “muy buena” y confía que otros municipios de la zona se sumen a la red.

De momento, ya se ha interesado en instalar una nevera también la asociación ‘Los lunes al sol’, de Toledo y está en proyecto instalar tres más, una en la Universidad del País Vasco, a instancias de la Escuela de Hostelería, y otras dos más en Valencia, a través de un Colegio Universitario.

“La idea está teniendo éxito porque parte de las más simple inocencia y no está contaminada”, apunta Álvaro, su creador. “Ha habido otras iniciativas parecidas en ciudades como Berlín, pero no con esta filosofía. Allí funcionan con una aplicación de móvil que pone en contacto a la persona que va a depositar el alimento con la que está interesada en cogerlo. Nuestra ‘Nevera Solidaria’ está abierta a todo el mundo. Yo siempre digo que si Julio Iglesias quiere vaciar la nevera, perfecto. Lo importante es el mensaje, concienciar a la gente y acostumbrarla a hacer un consumo responsable de los alimentos, que no se desperdicien”. Y en esto de la educación, los más sabios siempre son los más pequeños de la casa, “niños y niñas son los que antes entienden el funcionamiento de la nevera y los que, a su vez, educan a sus familiares”.

Quizá por este motivo, previa a la instalación de la ‘Nevera Solidaria’ en Quero, se presentó el proyecto entre los escolares, como así explica el alcalde, “porque los más pequeños son al final los que consiguen despertar el interés en sus padres”.

En cuanto al mantenimiento y limpieza de las neveras, la red establece unas normas muy claras, “tienen que seguir las mismas normas sanitarias y de higiene que los restaurantes”, explica Álvaro, “normalmente son asociaciones las que voluntariamente se hacen cargo de esta tarea y vigilan que todos los alimentos que hay en la nevera se encuentren en perfecto estado para su consumo. Lo cierto es que se tira muy poco, el desperdicio de alimentos es mínimo”.

La red ‘Nevera Solidaria’ se ha abierto camino en Quero y puede que otras localidades de la comarca se sumen a esta iniciativa. Así que, ya saben, si un día paseando por su ciudad se encuentran una nevera en la calle, no crean que se trata de una broma o un montaje, piensen si en sus casas tienen algún alimento que otros pueden aprovechar o ábranla y echen un vistazo, puede que encuentren algo apetecible que les solucione la cena.

Más información en neverasolidaria.org


Domancha