Atraco
Atraco
manchainformacion.com | +Mancha 10/11/2016
Agentes de la Guardia Civil, la Policía Nacional y los Mossos d'Esquadra han detenido en una operación conjunta a los cuatro integrantes de un grupo criminal --tres de ellos hermanos-- acusados de atracar sucursales bancarias en todo el territorio nacional, entre ellas las de Motilla de Palancar (Cuenca) y Tobarra (Albacete). Dos de las detenciones se han realizado en la localidad albaceteña de Pozo Cañada y las otras dos en Zaragoza.
Domancha
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
A los arrestados, con múltiples antecedentes, entre ellos homicidios, que ya se encuentran en prisión preventiva, se les atribuye nueve atracos cometidos entre febrero de 2015 y octubre de 2016 en localidades de Castellón, Tarragona, La Rioja, Cáceres, Cuenca, Asturias y Albacete, ochos de ellos consumados y uno en grado de tentativa. Se trata de cuatro varones de nacionalidad española, con edades comprendidas entre 43 y 62 años, de los que tres son hermanos.

Dos de las detenciones se llevaron a cabo en la localidad albaceteña de Pozo Cañada, donde se intervinieron dos armas de fuego reales durante los actos preparatorios inmediatos previos a la comisión del atraco a una sucursal bancaria del municipio de Torraba de esa misma provincia.

De forma simultánea, se ha detenido a los otros dos integrantes de este grupo criminal en la ciudad de Zaragoza. Dada la "peligrosidad" de estas personas, se ha contado con el apoyo de la Unidad Especial de Intervención (UEI) de la Guardia Civil, según ha explicado en rueda de prensa el coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Castellón, Miguel Fresneda.

REGISTROS

Además de esta detenciones, se han practicado tres registros domiciliarios en la capital zaragonaza y se han intervenido dos vehículos que estaban siendo utilizados para la comisión de los atracos, así como numerosas prendas de ropa y accesorios que eran usados para la caracterización de los presuntos autores, cuyo objeto era dificultar su posterior identificación.

Los detenidos cuentan con numerosos antecedentes, entre los que destacan múltiples robos con violencia e intimidación, robos y hurtos de vehículos, falsificación de documentos públicos, delitos contra la salud pública, tenencia ilegal de armas, usurpación de estado civil, así como varios homicidios, entre ellos, el del director de una sucursal bancaria de Valencia en 1982.

Los atracos por los que han sido detenidos se efectuaron en entidades bancarias de Pobla Tornesa y Sant Mateu en Castellón, Tortosa y Montnblanc en Tarragona, Nágera en La Rioja, Miajadas en Cáceres, Motilla del Palancar en Cuenca, Ujo en Asturias y Torralba en Albacete.

La operación ha sido posible gracias a la colaboración y coordinación de los tres cuerpos policiales que han participado en su explotación, para lo que se creó un equipo conjunto de investigación integrado por la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Castellón, el Grupo III de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado de la Jefatura Superior de Policía Nacional de Cataluña, la Comisaría General de la Policía Judicial y la Unidad Territorial de Investigación de Terres de l'Ebre de los Mossos d'Esquadra.

Miguel Fresneda ha señalado que se trataba de un grupo "muy activo, peligroso y altamente especializado", que preparaba "minuciosamente" las acciones con medios de ocultación y disfraz, realizaba los atracos en poblaciones pequeñas alejadas de su lugar de residencia y empleaba vías secundarias para poder huir de forma rápida.

INVESTIGACIÓN

El inspector subjefe de la División de Investigación Criminal de los Mossos d'Esquadra, Ramón Grasa, ha explicado que la investigación comenzó el 6 de julio de 2015, cuando se produjo el atraco "rápido y sin violencia" en un banco de Tortosa (Tarragona), llevado a cabo por dos hombres tapados y con armas. Los investigadores sospechaban de dos personas que ya habían sido identificadas unos meses antes, que ya habían coincidido en la cárcel.

Según ha explicado, en octubre de 2015 se creó el primer equipo conjunto de investigación y se descubrió que uno de estos dos hombres tenía mucho trato con sus dos hermandos mayores, "que también se dedicaban a los mismos hechos", y se pudieron relacionar hechos de las misma naturaleza, por lo que entró a formar parte del equipo la Guardia Civil de Castellón.

Por su parte, el inspector jefe de la UDEF de la Jefatura Superior de la Policía Nacional de Zaragoza, Antonio Logarón, ha señalado que sus labores se centraron en la vigilancia, control y seguimiento de dos de los presuntos autores, "ya que uno de ellos pertenecía a un clan de atracadores de toda la vida muy conocido en Zaragoza".


Tman-716x100
 
Banner_audi_716x100-nuevo