Pac
Pac
manchainformacion.com | De Campo 21/12/2016
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha adelantado hoy que el próximo viernes, 23 de diciembre, se va a hacer efectivo el pago total de la PAC, cumpliendo así el compromiso de abonar el resto del pago que quedaba pendiente, y que asciende a 225 millones de euros, tras realizar el anticipo en noviembre.
1sabores-del-quijote-dipucr_728x90
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
García-Page, quien ha repasado los aspectos más destacados de su acción de Gobierno durante el último año y medio, y se ha referido a asuntos de política nacional e internacional, ha garantizado que los datos para el año que viene “nos van a convertir en la región con más expectativa de crecimiento de España”.

Preguntado por la situación actual del pacto de gobernabilidad con Podemos y la aprobación de los próximos presupuestos, el presidente regional ha asegurado que tiene “clarísimo” que el acuerdo “se va a cumplir hasta el final de la legislatura” a pesar de que pueda haber “idas y venidas”.

En otro orden de cosas, y tras dar sus condolencias a las familias y al pueblo alemán, así como los demócratas de Europa por el último atentado ocurrido en Berlín, García-Page ha reclamado "prudencia y moderación y tranquilidad" ante los atentados terroristas, un mal que "va para rato".

De esta manera, un total de 110.000 agricultores y ganaderos de la región se verán beneficiados de esta ayuda a la que, en total, se han destinado 500 millones de euros.

Así lo ha avanzado García-Page durante el desayuno informativo que este miércoles ha protagonizado en la capital albaceteña, un evento organizado por el Diario La Tribuna de Albacete y el Banco Sabadell que ha contado con más de 180 invitados entre autoridades municipales, un gran número de empresarios, representantes de la banca, el Grupo Promecal, el movimiento asociativo y de la judicatura, sindicatos y responsables de la patronal, y al que también han asistido el portavoz del Ejecutivo regional, Nacho Hernando, el consejero de Sanidad, Jesús Fernández, y delegado de la Junta en Albacete, Pedro Antonio Ruiz Santos.

García-Page, quien ha repasado los aspectos más destacados de su acción de Gobierno durante el último año y medio, y se ha referido a asuntos de política nacional e internacional, ha garantizado que los datos para el año que viene “nos van a convertir en la región con más expectativa de crecimiento de España, la región en la que se cultiva la mejor confianza empresarial, y en la que la interacción entre público y privado funciona más armónicamente”.

Unos datos, ha proseguido, que nos llevan a estar “razonablemente optimistas y muy esperanzados” en 2017. Según sus propias palabras, “me he aplicado en este año y medio para reestablecer las coordenadas esenciales de esta región, aquellas cosas que nos hacían sentirnos orgullosos a todos los castellano-manchegos”, aspectos como la defensa de nuestros intereses hídricos o la financiación autonómica “que estaban fuera del debate partidario, o nuestro sistema educativo y sanitario, “de los que todo el mundo había llegado a sentirse tremendamente orgulloso”.

Para ello, ha relatado el presidente, ha sido fundamental el restablecimiento del diálogo. “No hay ninguna región en España que tenga una política tan concertada con empresarios, sindicatos y organizaciones sociales como en Castilla-La Mancha”, se ha felicitado el presidente, “y podríamos no firmar acuerdos, pero el valor del diálogo es determinante como método de trabajo. Prefiero ir un poco más despacio, pero ir juntos”, ha asegurado.
Un presupuesto que va a cumplirse

En esta misma línea, García-Page ha indicado que en Castilla-La Mancha “hemos recompuesto aceleradamente la rueda económica, sin complejos de ningún tipo, y en una combinación de esfuerzos públicos y privados extraordinaria”. En su opinión, había quien pensaba que por no tener mayoría absoluta o tener un pacto de gobernabilidad con Podemos “íbamos a tener conflictos, pero tengo agradecer el afán colaborador de Podemos”, aunque ha sido muy claro al recordar su compromiso inicial de no ser presidente “a cualquier precio”.

En este sentido, y preguntado por la situación actual de este pacto y la aprobación de los próximos presupuestos, García-Page ha asegurado que tiene “clarísimo” que el acuerdo “se va a cumplir hasta el final de la legislatura” a pesar de que pueda haber “idas y venidas”. Asimismo, ha comprometido que “habrá presupuestos” y que las Cuentas Regionales de 2017 contendrán “avances sociales muy notables”. En realidad, ha señalado, “vamos más acelerados” en la confección del presupuesto que el Estado y que otras Comunidades Autónomas, porque el calendario político “nos ha pillado con el pie cambiado” a todas las Administraciones.

Defender nuestros derechos en el agua y la financiación autonómica

En otro contexto, García-Page ha asegurado que a su Ejecutivo “no le es indiferente” nada que tenga que ver con la política nacional. Así, ha asegurado que para defender bien los intereses de Castilla-La Mancha “hay que viajar mucho primero a Bruselas, antes que a Madrid”, y tener una posición “modesta pero firme” en el concierto nacional.

Así, se ha referido a la necesidad de buscar entendimientos en torno a la defensa de los intereses hídricos de la región, una posición qué él encabezará como presidente, y se ha preguntado qué pasaría en España si no existiese el trasvase. “A nadie se le ocurriría plantearlo hoy”, ha afirmado, y tras reconocerse “antitrasvasista”, ha señalado que puede entender a la gente que quiere usar los ríos como si fuesen tuberías. Pero en ese caso, ha pedido, que haya trasvase “de todos los ríos”, y no sólo del Tajo “que pague todos los platos rotos”.

Esta filosofía del Gobierno regional, ha apuntado, “es la que nos va a llevar a intentar un acuerdo”, porque en Europa “nos dan rotundamente la razón. Y Europa se mueve lento, pero me mueve en nuestra dirección”, ha advertido.

El presidente regional ha reiterado también su intención de “pelear por la financiación autonómica” que en la próxima Conferencia de Presidentes, y ha insistido en que "la única tensión" que hay en España es la tensión territorial al respecto.

En último lugar, se ha referido a la necesidad de reclamar unidad “sobre la base de que la unidad es la base de la igualdad”, y ha asegurado que “detrás de muchos cuentos independentistas lo que hay es dinero”. Así, y tras mostrar su “respeto” a cualquier persona que tenga interés en separarse “de donde sea”, ha asegurado que quiere combatir el independentismo con razones y argumentos. “Y quienes nos reclamamos de izquierdas tenemos más obligaciones que otros a defender el concepto de unidad nacional”, ha reclamado.

Prudencia para afrontar el reto del terrorismo

En otro orden de cosas, y tras dar sus condolencias a las familias y al pueblo alemán, así como los demócratas de Europa por el último atentado ocurrido en Berlín, García-Page ha reclamado "prudencia y moderación y tranquilidad" ante los atentados terroristas, un mal que "va para rato" y que resulta muy difícil combatir.

Asimismo, ha alertado de que el terrorismo yihadista ataca a los “enormes valores europeos” y supone “ataque de fondo a nuestros valores” que no puede ser combatido en el ámbito político “desde movimientos políticos extremos que también atacan los mismos valores", ha apostillado.


Domancha
 
Banner_audi_716x100-nuevo2