Catal
Pleno
Pleno
manchainformacion.com | Daimiel 03/01/2017
Los tres grupos municipales apoyaron una moción conjunta con este requerimiento. El alcalde, Leopoldo Sierra, insistió en que no hay razones técnicas ni económicas que justifiquen su desaparición. “No me gustaría pensar que esta decisión se toma porque soy un alcalde del PP”, dijo al final de su intervención.
716x100_dondequier
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Los tres grupos municipales del Ayuntamiento de Daimiel (PP, PSOE e Izquierda Unida- Ganemos apoyaron anoche en pleno una moción conjunta donde solicita a la Junta de Comunidades el mantenimiento de la ambulancia con soporte vital con enfermería que entró en servicio en la primavera de 2015, y que dejaría de atender a Daimiel y a su comarca este año, según el pliego de licitación del transporte terrestre sanitario que ha convocado el SESCAM. De esta forma, “Daimiel sería el único municipio de toda Castilla-La Mancha que hasta ahora contaba con ese servicio y que se prescinda del mismo", como apuntó el portavoz del Grupo Municipal Popular, Jesús David Sánchez de Pablo.

Una decisión que para el portavoz popular y para el alcalde, Leopoldo Sierra, carece de “justificación técnica y económica” y que supondría “una merma asistencial” para un municipio con un amplia red de servicios sociales, con el Parque Nacional de Las Tablas y con un autovía muy utilizada. De hecho, sólo en 2016, sin incluir los datos de diciembre, la ambulancia con soporte vital con enfermería “ha realizado más de 800 actuaciones”, indicaba Sierra. “Es una asistencia de calidad y profesional para nuestros ciudadanos”, recalcaba.

Dentro de ese análisis en materia sanitaria, el primer edil reiteró que en la anterior legislatura él defendió los intereses de los daimieleños para que no desapareciese el servicio de pediatría en la localidad, y no entendía que ahora el Gobierno autonómico y el PSOE regional se feliciten por el aumento presupuestario de 3 millones de euros en este servicio de urgencias mientras se prescinde de esta prestación para Daimiel y su zona de influencia. “No me gustaría pensar que esta decisión se toma porque soy un alcalde del PP”, dijo al final de su intervención.

Y es que a pesar de que en la votación final hubo unanimidad, las intervenciones de la portavoz socialista, Eva María López, donde criticó que “el Partido Popular no puede dar lecciones en sanidad” y que “el alcalde fue el primero en politizar este asunto”, levantaron ampollas en las filas populares durante el debate. Aun así, López indicó que las explicaciones que le habían trasladado personalmente los responsables de la sanidad regional le parecían “insuficientes”, y por ello el Grupo Municipal Socialista votó a favor de la moción.

El portavoz de Izquierda Unida-Ganemos, Galo Sánchez-Bermejo dijo que en este asunto “sobran los reproches” y que “lo importante es que haya una sola voz en Daimiel” para defender este servicio. Sánchez-Bermejo además animó a los ciudadanos “a salir a la calle”, si finalmente la ambulancia con soporte vital con enfermería desaparece de la localidad

No a la ordenanza de malos olores

La segunda moción de la sesión plenaria no encontró la unanimidad de la primera en la votación, pero sí evidenció el problema de los malos olores en el municipio. La propuesta de Izquierda Unida-Ganemos de articular una ordenanza para evaluar, vigilar y sancionar los causantes de “los olores hediondos que sufrimos los daimieleños desde hace mucho años”, en palabras del concejal Juan Julián Rodríguez de la Rubia, no encontró el apoyo del Partido Popular, que votó en contra, ni del PSOE, que se abstuvo. La razón principal que se esgrimió es que en estos momentos no existe una normativa vigente que aclare con “criterios objetivos” qué es o no es un mal olor, y que “las competencias de medioambiente residen en las comunidades autónomas”.

Así lo apuntaba el concejal de Urbanismo y Ciclo Hidráulico, Javier Fisac, quien recordó que el Ayuntamiento de Daimiel ha emprendido un estudio olfatométrico con la empresa Labaqua para determinar el origen de esos olores. Una vez identificados esos focos se pasará esa información a la Junta de Comunidades para que actúe en consecuencia ejerciendo sus competencias.

Desde Izquierda Unida se reconoció que “existe un vacío legal y técnico a este respecto”, pero “si el que tiene la competencia no hace nada, nosotros no podemos quedarnos de brazos cruzados”, reclamó Rodríguez de la Rubia.



Nueva concejal

Al inicio del pleno, María del Carmen Rivero tomó posesión de su acta de concejal dentro del Grupo Municipal Popular, en sustitución de María Dolores Martín de Almagro. Al término de la sesión, Rivero comentó que afronta el cargo “con ilusión y con ganas de trabajar”.

Las delegaciones que asumirá la nueva concejal se conocerán en los próximos días a través de un decreto de alcaldía que, según apuntaba Sánchez de Pablo después del pleno, también conllevarán “una pequeña reestructuración en las competencias” de otros miembros del equipo de Gobierno.

Por el momento, lo único que se aprobó en pleno, como primer paso para esa remodelación, es la denominación y atribución de funciones de algunas comisiones informativas. El cambio más destacable es que Hacienda, Régimen Interior y Personal pasan ahora estar unidas “por las importantes sinergias que hay entre ellas”, explicaba Sánchez de Pablo.


Banner_audi_716x100-nuevo
 
Banermanchainfor706x100
Mimq