Prev
Prev
Alicia Rivas | Alcázar de San Juan 20/04/2017
Este miércoles ha tenido lugar la conferencia ‘Los petroglifos en el Campo de San Juan: Patrimonio Singular’ impartida por Víctor López-Menchero, investigador de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) en la que se han explicado el significado de los símbolos encontrados en el término municipal de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) y la innovadora tecnología desarrollada para su estudio que trasciende al ámbito internacional.
Banner_simbolo_716x100b
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Los petroglifos, grabados esculpidos sobre roca, se han encontrado en los pozos conocidos como Navarro, Empego y Tello. La dificultad para su estudio ha sido máxima ya que debido a la erosión del tiempo, sólo pueden detectarse a determinadas horas del día y en determinadas estaciones del año. Por ello, el equipo de arqueólogos ha trabajado en ellos durante la noche y con una iluminación especial.

Durante su disertación, López-Menchero, director de las excavaciones del yacimiento arqueológico Piédrola de la localidad, presentó los resultados del proyecto de investigación e innovación desarrollado en la UCLM durante los años 2014 a 2016 con financiación de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha de los símbolos que se han encontrado en el Campo de San Juan, fundamentalmente en el término municipal de Alcázar de San Juan que abarca hasta la localidad vecina de Campo de Criptana, donde se encuentra otra estación con estos grabados.

En la conferencia, López-Menchero detalló la innovadora tecnología que se ha desarrollado para poder documentar estos grabados que son “muy difíciles de ver en campo” ya que casi no tienen nivel de visibilidad, con lo que esta ardua tarea les ha obligado a crear un conjunto de técnicas de trabajo para su estudio.

Una vez documentados, el investigador y su equipo ha pasado a su estudio llegando a la conclusión de que son “un conjunto de símbolos, la mayoría de simbología cristiana que ha habido que ir interpretando poco a poco para averiguar exactamente qué símbolo es cada uno de ellos”.

Aún se desconoce el significado de muchos de ellos de los que López-Menchero ha declarado que son “un misterio, no sabemos lo que representan”, intentando establecer una cronología para aclarar su antigüedad. “El problema que tienen los grabados, como el arte rupestre, es que es muy difícil de datar” ya que no se puede emplear Carbono14 ni otro tipo de técnicas que se emplean en excavaciones tradicionales, por lo que este problema ha dificultado aún más su estudio.

“Hemos trabajado en una línea creando paralelos en cosas que sí podemos fechar: edificios, pinturas o manuscritos”, ha señalado, y a partir de esta comparación se ha podido establecer que el periodo en el que la mayoría de ellos pudieron ser grafiados en piedra pudo ser finales de la Edad Media y sobre todo entre la Edad Moderna en los siglos XVI y XVII.

Aunque como ha puntualizado López-Menchero, “probablemente haya grabados del siglo XIX e incluso principios del siglo XX”.

Existe mucho desconocimiento en este campo ya que “el tema de los grabados de época histórica ha sido muy poco tratado a nivel nacional” por lo que según el investigador, “nuestra investigación no solo arroja luz sobre un patrimonio totalmente desconocido para Castilla-La Mancha, sino que también va a permitir avanzar a otros investigadores en la interpretación de estos elementos en otros lugares de España, incluso a nivel internacional”, ya que también se han podido encontrar petroglifos en Latinoamérica.

Se trata de “una investigación que trasciende del ámbito en el que nos movemos”, en este caso, el término municipal de Alcázar de San Juan para llegar más allá desde el punto de vista metodológico. La tecnología desarrollada por el equipo de López-Menchero es aplicable en cualquier estación con grabados rupestres de cualquier lugar del mundo, por lo tanto, como ha subrayado, “es una aportación metodológica a tener en cuenta a nivel nacional e incluso en algunos aspectos, internacional”.

Estos grabados fueron encontrados por dos vecinos de la localidad de Alcázar de San Juan, “conocedoras del territorio”, que pusieron dicha información a disposición de la UCLM. Se trata de Jesús Lizcano y Ángel Baquero, “dos personas que tienen un conocimiento muy amplio de la arqueología del territorio” que avisaron a la universidad de la existencia de estas estaciones.

López-Menchero expresó su agradecimiento a Lizcano y a Baquero, ya que, según el investigador, acudieron junto al equipo a observar los grabados más visibles y gracias a ellos se pudo empezar a trabajar al respecto. “Mi agradecimiento a estos investigadores locales que son tan importantes para que progrese la investigación no solo en el ámbito local sino también en el ámbito regional y nacional”, ha manifestado.

Mariano Cuartero, concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Alcázar de San Juan, también agradeció a los investigadores como Víctor o Ángel Marchante, o “gente de la casa como Paco Atienza, José Fernando, Ángel Baquero, gente que hace que ese patrimonio que ya tenía Alcázar se dé a conocer” ya que “si no se investiga, si no se trabaja con rigor científico, sin impulso político incluso, no tenemos nada, porque lo que no se conoce, no existe”.

Actividades en abril, mes del libro

Aprovechando esta “escritura en piedra”, el concejal destacó la celebración del mes del libro en el que se ha programado en torno al 23 de abril, día del libro, una serie de actividades culturales y de ocio.
Este sábado 22, el salón noble del Ayuntamiento acogerá a las 12:00 y a las 13:00, una sesión de cuentacuentos que estará dirigida por el poeta y escritor Federico Martín, del que Cuartero ha destacado que se trata de “lo mejor que se puede encontrar en el mundo de la narrativa oral”.

La semana que viene, tendrá lugar la presentación de la publicación ‘Estudio sobre la mujer en Alcázar de San Juan desde 1950’, de Luisa Lillo y Carmen Ramírez, que se llevará a cabo el próximo martes 25 en el Museo Municipal a las 20:00.

Al día siguiente, miércoles, se presentará la tesela número 68, de Juan Ángel Ruiz Sabina, ‘La Fábrica de Salitres de Alcázar de San Juan’ que se realizará como viene siendo habitual en el Museo Municipal a las 20:00.

Después de realizar la presentación oficial de su libro ‘El amigo de Cervantes de cuyo nombre ‘Quero’ acordarme. Alfonso Ruiz Castellanos’ este viernes durante la celebración de las Jornadas Cervantinas que se engloban en la II Semana Cultural y Cervantina de Quero, Víctor Raúl López Ruiz, visitará Alcázar de San Juan para presentar su publicación el próximo jueves 27 a las 20:00 en el Museo del Hidalgo.

Igualmente, también en el Museo del Hidalgo a las 20:00 del viernes 28 de abril, Antonio Mendoza Mendoza llevará a cabo la presentación de ‘El regocijo de las musas. Del lugar de La Mancha al origen del Quijote y a la cuna de Cervantes”.

Por todo ello, Cuartero ha animado a la participación en estos eventos y a aprovechar este mes del libro que se ha preparado, incluidas las “noticias andantes que despiertan curiosidad y da a conocer el patrimonio que tenemos tanto material como inmaterial en Alcázar de San Juan”.

Banner_golf
 
716x100_manchainformacion
Domancha