Museo
Museo
manchainformacion.com | Villacañas 19/05/2017
Villacañas se sumó ayer al Día Internacional de los Museos, que además se aprovechó para iniciar los actos conmemorativos del 30 aniversario de la muerte de la Tía Sandalia, artista emblemática de la localidad, cuya obra es la protagonista de la Casa-Museo que lleva su nombre.
Gla_713_x_100
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Cada 18 de mayo desde el año 1977, se celebra en el todo el mundo este Día internacional, con el objetivo de concienciar al público en general sobre el papel de los museos en el desarrollo de la sociedad. Villacañas se unía ayer a esta celebración con un alumbrado especial de sus museos que recordaba los colores utilizados por la artista villacañera Sandalia Simón, que iluminaron el Museo del Silo y la Casa Museo de la Tía Sandalia.

Este acto ha sido el primero de los que conmemorarán en este año 2017 el 30 aniversario de la Tía Sandalia. La concejala de Cultura, María Rivera, ha explicado que las actividades para conmemorar este aniversario continuarán durante la celebración de la Muestra de Oficios Artesanos “Villacañas Artesana” que se celebrará en el municipio durante el fin de semana del 10 y el 11 de junio, con una actividad denominada “Tejiendo a la Tía Sandalia”. Y finalmente, también la Tía Sandalia y su Casa-Museo serán protagonistas de “La Noche en Tinto”, evento cultural que se desarrollará en julio y que contará con música, grafitis, exposiciones o un Túnel del Vino.

Cabe recordar también que este aniversario está ya presente en las casas villacañeras, ya que una colección de imágenes de la Tía Sandalia y sus obras protagonizan la imagen del calendario municipal de 2017 que repartió el Ayuntamiento el pasado mes de diciembre.

Sandalia Simón nació en Villacañas en 1902, y falleció en 1987. Fue una mujer fuerte que dedicó su vida a plasmar en formas y colores la religiosidad y el espíritu que la animaba, no encontrando mejor sitio para hacerlo que las paredes y las habitaciones de su casa. Yeso, cal, pinturas al temple, cartón, telas, alambre, ramas... cualquier material era la excusa adecuada para formar su museo particular y poder enseñar a sus hijos, y a todo el que se acercara, aquella “su Historia Sagrada” robada durante la Guerra.

A su muerte, su obra se legó al Ayuntamiento, ocupándose la Escuela de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Madrid de su traslado, conservación y ambientación real en el actual enclave. Conforman dicho museo pinturas al fresco, 40 bajorrelieves, 66 esculturas exentas y 26 lienzos.


Manchainfo706x100
 
Banner_simbolo_716x100b
Domancha