Mercedes
Mercedes
manchainformacion.com | Turismo & Salud & Ocio 26/05/2017
Preciosos monumentos, sorprendentes rincones y colosales obras de ingeniería hidráulica. Autotrak Mercedes Benz nos lleva hoy hasta la monumental Ocaña, una localidad que invita a perderse en sus calles, plazas y parajes, un lugar idóneo para respirar historia y cultura.
Manchainfo706x100
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Al volante de nuestro Mercedes Benz GLA, disfrutando del placer de conducir, del paisaje y de la buena compañía, tomamos la CM-42 hasta Madridejos donde enlazaremos con la A-4 destino a Ocaña. A unos 90 kilómetros de Alcázar de San Juan y a unos 120 de Tomelloso, emerge este bello municipio señorial con un imponente patrimonio histórico.

Antes de sumergirnos en el casco histórico y perdernos por sus calles, nos acercamos a Fuente Grande, una colosal obra de ingeniería hidráulica del siglo XVI con más de medio millar de metros de galerías para la captación y conducción de agua. También singular resulta Fuente Vieja, que data del siglo XV.

Regresamos al casco urbano para dejarnos seducir por el amplio conjunto monumental de Ocaña. En pleno centro, encontramos su Plaza Mayor, declarada Bien de Interés Cultural. Esta preciosa plaza-claustro del siglo XVIII y estilo neoclásico, impresiona por su majestuosidad.

En la calle Lope de Vega, el Rollo de Justicia o Picota, del siglo XV y estilo gótico, se alza glorioso recordando la categoría administrativa de la villa; cercano a él, encontramos el Museo Arqueológico ‘Padre Santos’. No muy lejos, atisbamos la torre de San Martín, del siglo XVI, también declarada Bien de Interés Cultural.

En torno al mediodía, es el momento de hacer un alto en el camino y deleitarnos con las suculentas propuestas gastronómicas de Restaurante Palio, especializado en cocina tradicional actualizada a la que siempre acompaña un buen pan artesano.

Tras esta grata experiencia gastronómica, aún hay tiempo para visitar otras joyas históricas de Ocaña como el Convento de Santo Domingo de Guzmán, del siglo XVI, con un espectacular retablo, el coro y un belén permanente, además de un precioso jardín.

Tampoco se puede pasar por alto el Palacio de Cárdenas, del siglo XV-XVI, declarado Bien de Interés Cultural, que alberga un impresionante patio; el Teatro Lope de Vega, que mantiene la estructura del Colegio de la Compañía de Jesús; o la Iglesia de San Juan Bautista, del siglo XIII, que originalmente fue sinagoga judía.

La visita a Ocaña da para mucho más. Así que antes de subirnos de nuevo a nuestro Mercedes Benz nos ponemos como objetivo regresar a esta bella villa para descubrir sus otros muchos encantos.


Anun 716x100
También te puede interesar 
 
Mimq