Alcvil
Alcvil
manchainformacion.com | Fotografía: Wilfrido Santiago Camacho | Villafranca de los Caballeros 07/09/2017
La localidad toledana de Villafranca de los Caballeros se echará a sus calles este fin de semana para vivir uno de los momentos más esperados de todo el año: la fiesta de los carros. Ésta, ya tuvo su precedente religioso también hace unos días con la petición tradicional por parte de la Hermandad del Cristo de Santa Ana, pero será éste sin duda el pistoletazo de salida definitivo para los días más importantes de los villafranqueros en todo el año. Su alcalde, Julián Bolaños, explica en una amplia entrevista para manchainformacion.com la previa de la Feria y Fiestas del municipio para el que gobierna así cómo sus vecinos, que se echarán a la calle durante todas sus fiestas, están viviendo los momentos previos.
Tman-716x100
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
PREGUNTA.- ¿De qué forma vive la localidad la previa de su Feria y Fiestas? ¿Qué siente la vecindad de a pie en estos momentos previos?

RESPUESTA.- En las vísperas de las fiestas la gente está con expectación, para intentar pasar estos días en familia, para el reencuentro con los amigos. Como en todos los pueblos cuando llegan las fiestas. El pasado domingo la Hermandad del Cristo realizó la petición de carros como se ha venido haciendo tradicionalmente en las últimas décadas, dividiendo el pueblo en cuatro zonas, y todas las asociaciones y clubs van pidiendo por las calles llamando casa por casa. Luego se hace un gran pasacalles por las calles del pueblo con la banda de música, de la misma forma que se hacía hace cuarenta años.

El otro desfile, en el que se juntan todas las peñas de amigos, tampoco podíamos quitarlo, por lo que hemos decidido que este año la hermandad del Cristo haga su petición y también mantengamos el otro desfile. Respetamos la decisión de la Hermandad y los apoyamos en lo que ellos piensen. Pero tampoco podíamos suspender el otro recorrido del domingo en el que la gente lo estaba esperando como agua de mayo. Es una invitación al pueblo a la Feria, y eso Villafranca lo vive. El domingo de preferia es uno de los días más grandes e importantes que tenemos en la localidad. Se organizan un montón de tractores, remolques, furgonetas, camiones, animales… y sale un montón de gente de todas las edades que está esperando que llegue el domingo.

Yo lo veo con preocupación, porque me importa mucho que no pase nada. Se juntan muchas aglomeraciones de gente y eso al fin y al cabo exige una responsabilidad. Son muchísimos vehículos los que salen, mucha gente andando alrededor de los vehículos…

P.- Para el que no la conozca, ¿qué tinte religioso tiene la fiesta de los carros?

R.- Religiosamente es el día de petición para el Cristo. Antiguamente, se engalabnaban los carros por las mulas, pedían por el pueblo y al gente daba dinero llamando casa por casa, otro daba una gallina, otro un conejo… eso se pujaba y servía para los gastos de la Hermandad como la banda de música o las flores del Cristo. Así es como se ha hecho durante toda la vida. Llegó un tiempo en el que comenzaron a participar las peñas, luego se fueron juntando asociaciones y se llegó a formar un gran desfile.

P.- Las peñas tienen especial relevancia en la Feria y Fiestas de Villafranca de los Caballeros y, además, promocionáis su desarrollo con concursos de camisetas entre otros.

R.- El concurso de camisetas llevamos un par de años haciéndolo. Las peñas van con su atuendo personal, con pañoletas y uniforme. Hay tres peñas grandes y luego cualquier grupo de amigos se hacen su camiseta para salir a la calle. Se pensó hace unos años hacer el concurso de camisetas, son ellos mismos los que votan cuál es la mejor y le dan puntos al resto. Hacemos un chupinazo y la gente se comporta con mucha deportividad y con buen humor. Se hace por incentivar la ilusión de la gente por salir a la calle. Independientemente de este concurso, lo de las camisetas se venía y se va a seguir haciendo.

P.- De cara a la comarca, y dado que la de Villafranca es una de las últimas Ferias de la comarca, ¿qué acto recomiendas no perderse?

R.- Nosotros tenemos una forma de vivir la feria muy particular. No tenemos las instalaciones adecuadas para traer a un grupo de primea línea cobrando entrada. Antes, teníamos un recinto en la localidad, porque el polideportivo nuevo tiene césped artificial y no podemos traer conciertos. Ahora traemos conciertos a la plaza gratis.

El sábado pasado actuó aquí Eduardo Aldán, con su espectáculo. Este sábado viene Agustín Durán. La mayoría de los espectáculos son orquestas en la plaza, porque aquí la verbena es lo que más le gusta a la gente y hacemos un esfuerzo en traer orquestas de importancia para que las disfrute todo el pueblo. Recomiendo que no se las pierda la comarca.

P.- En la zona son conocidas las orquestas que reúnen en la plaza de Villafranca a toda la juventud del municipio y de los pueblos de alrededor durante todas sus fiestas, ¿qué novedades hay este año?

R.- Dentro de las limitaciones presupuestarias que tenemos todos, intentamos traer lo mejor. El día del pregón viene Séptima Avenida, posteriormente llega la orquesta Miami, la orquesta Valencia… no tenemos espectáculos de importancia que ofrecer, pero sí vivimos la forma de una forma especial.

P.- Además de seguir con el célebre recinto ferial tradicional en medio de la localidad, algo que le da un sabor especial.

R.- A la gente le gusta que esté en el centro del pueblo. La feria se vive en la calle desde por la mañana hasta por la noche. La plaza es el centro neurálgico de la feria de Villafranca y todo el mundo está presente en ella.

P.- El Cristo de Santa Ana es una de las imágenes con mayor tirón popular no sólo en Villafranca de os Caballeros, sino en todos los pueblos de alrededor que acuden a ver salir a la talla en su día, ¿cómo vive la población esta procesión?

R.- Hay muchas personas que le tienen devoción. Viene gente de los pueblos de alrededor, de Villacañas, de Herencia, de Quero… sobre todo en Villafranca tiene un tirón muy especial. Los ausentes se hacen presentes ese día del Cristo, aunque solamente sea para la procesión acuden al pueblo del que proceden. Villafranca lo vive con mucha devoción.


Domancha