Dsc_0174
Dsc_0174
Javier Fernández-Caballero / Fotografía: Wilfrido Camacho | Socuéllamos 13/10/2017
La foto que ilustra esta noticia lo dice todo: el carrito de bebé del hijo del Capitán Aybar cercana al entierro de su padre. Tremendas las palabras que se han escuchado en el entierro del Capitán Aybar este viernes en Socuéllamos.
1sabores-del-quijote-dipucr_728x90
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
La foto que ilustra esta noticia lo dice todo: el carrito de bebé del hijo del Capitán Aybar cercana al entierro de su padre. Tremendas las palabras que se han escuchado en el entierro del Capitán Aybar este viernes en Socuéllamos. En el acto litúrgico, el sacerdote Rafael Ruiz ha dejado unas cariñosas y sentidas palabras a sus familiares en estos momentos tan dolorosos. El piloto del avión de combate Eurofighter, que falleció este jueves en el accidente producido en la Base Aérea de Los Llanos (Albacete), ha sido despedido por familiares y amigos en la parroquia de la Asunción.

En la homilía, el sacerdote Rafael Ruiz, ha recordado que en la mañana de este jueves “la tiniebla de la noche se apoderó de nuestros corazones, la oscuridad de la pena inundó a toda España en este día tan hermoso. Todos juntos nos llenamos de oscuridad”, pero ha hecho un llamamiento a la fe para superar estos momentos. Ha manifestado sus condolencias por parte de la parroquia, de la diócesis y del obispo a su mujer, al ejército del aire y al ala 14 que estaban presentes en la iglesia de la Asunción en ese momento.

En el transcurso de la homilía, Ruiz ha defendido que “la muerte siempre plantea interrogantes, y mucho más la muerte por accidente y de una persona joven, de un recién padre”. Ahora –tal y como ha proseguido el sacerdote- “se hablará delas causas del accidente, y siempre intentamos encontrar causas mecánicas, y la causa de la muerte de Borja es que él quiso entregarse a España entregando su propia vida a los demás”. En este sentido, Ruiz ha finalizado la homilía pidiendo que “acojamos ahora el don de esta vida ofrecida en honor de España y pongámosla en las manos de la Virgen de Loreto, porque junto a Ella hace el último vuelo hacia el cielo de verdad”.

Ha sido un emotivo acto en el que han estado presentes autoridades militares, civiles y políticas, como el subdelegado del Gobierno en Ciudad Real Juan José Jiménez. Su viuda, Rocío Marchante, al igual que todos los familiares, mostraron máxima entereza a la llegada del féretro al templo parroquial arropado por sus compañeros del ala 14 del Ejército del Aire. Aybar, de 34 años, estaba casado y tenía un hijo.




Domancha
Dsc_0196
Dsc_0187
Dsc_0202
Dsc_0207
Dsc_0223
Dsc_0232
Dsc_0233
Dsc_0240
Dsc_0158
Dsc_0161
Dsc_0169
Dsc_0174
Dsc_0180
Left
Socuéllamos despide al Capitán Borja Aybar
Right
 
 
Banner_audi_716x100-nuevo2