Wa0017
Wa0017
Javier Fernández-Caballero | Campo de Criptana 14/11/2017
La historia del pequeño Juan Ramos Violero, con doce otoños recién cumplidos, es la de un pequeño criptanense que apunta a lo más alto del mundo del golf. manchainformacion.com ha conocido de cerca su historia, un relato de un niño que comenzó a querer ser golfista a los tres años al que su padre le compró unos palos pequeños y comenzó a inculcarle esta pasión que pronto se podrá convertir en su profesión.
Catadcentr17
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
G1
G1
G2
G2
Wa0016
Wa0016
Precisamente ese amor pasional por este deporte es el que le lleva día a día al pequeño Juan a echar horas y horas entrenando a caballo entre la cochera de su casa y el campo de golf de Alcázar para conseguir su sueño tarde o temprano. “Normalmente entreno en Alcázar y los días que no es posible asistir, en mi propia casa. Los entrenamientos en casa duran alrededor de una hora; en el campo, alrededor de tres horas. Hago el recorrido de los hoyos en Alcázar, entreno con el recorrido de los hoyos y aquí con una moqueta tiro las bolas”, explica a este medio.

Para ser una estrella en el mundo del golf es importante el físico, pero sobre todo lo psíquico: la cabeza manda a la hora de calcular tiempos, terrenos y distancias. Es la clave para entender este deporte. “Es lo que más tiene que funcionar”, explica la madurez infantil del pequeño criptanense. En Alcázar entrena con su padre, además de Juan de la Paz, que me corrige los errores que tiene.

TRIUNFOS CRUCIALES PARA SU DEVENIR A PESAR DE SU CORTA EDAD

Juan Ramos Violero ya cuenta para sí con triunfos cruciales para su devenir a pesar de su corta edad, como haber ganado el ranking de Castilla-La Mancha o la Liga Campbell. “Llevo cuatro campeonatos de España, y he quedado en buena posición, entre los puestos cuatro y diez”.

Precisamente el pasado sábado ha comenzado el ranking de Castilla-La Mancha y este año es el más pequeño de la categoría. Además del arranque de este ranking regional, se han entregado los premios del año pasado de la liga que se jugó durante toda la campaña en distintos campos: Guadalajara, Layos, Albacete, Cuenca… ha recogido el primer puesto.

“Lo más importante es jugar en los campeonatos regionales. Antes, no había podido entrar aún. Era muy pequeño para ir a muchos sitios con jugadores más mayores”. Así se pasa los fines de semana el pequeño Juan, recorriendo los distintos campos que hay en la región.

Citas como Talavera, Albacete, Illescas o Guadalajara le esperan al pequeño Juan: “Eso te va dando los resultados para poder entrar al campeonato de España, al que se entra en base a unos resultados que tiene que confeccionar durante el año”. Los sesenta mejores entran al campeonato, “y por eso tienes que tener un gran resultado para entrar en ese número”, asegura.

Ahora comienza la liga Campbell, que se juega en diferentes campos de cada Comunidad Autónoma, compuesta por diferentes pruebas. “El 9 de diciembre tengo que ir a representar a CLM en el campeonato de España de la PDA”, asegura. Además, este próximo fin de semana se juega la liga Rider Cup Tomelloso contra Alcázar; “es el tercer año que la juego”, explica.

LOS DIFÍCILES INICIOS EN CAMPO DE CRIPTANA

Como todo reto, el comienzo no es nada fácil. Todo son inconvenientes, pero cuando el ideal prevalece sobre las circunstancias, siempre son ventajas las posibilidades que tienes a tu lado. “Mi padre hizo un campito de golf en un terreno que teníamos, ya que los campos los teníamos a una hora de camino antes de tener el de Alcázar, por lo que había que entrenar donde fuese. Cualquier sitio que tuviese hierba en mi localidad, Campo de Criptana, era válido para practicar el golf”.

De hecho, y como anécdota, narra cómo acudían a jugar en las inmediaciones del punto limpio de Campo de Criptana ya que era una de las zonas más frondosas en cuanto a vegetación de toda la localidad.


Domancha
 
Banner_audi_716x100-nuevo2