Dsc 4920a
Dsc 4920a
Pilar Atienza | Javier Fernández-Caballero | Campo de Criptana 05/12/2017
Juan José Fernández es el nuevo director de la Banda de Música Filarmónica Beethoven de la localidad ciudadrealeña de Campo de Criptana. El proceso de selección del nuevo director comenzó en verano, cuando anunció Jordi Francés que tenía que dejar el cargo. De las 65 candidaturas presentadas, la elegida ha sido la de Fernández, miembro desde hace 35 años de esta banda. Ahora narra en una entrevista para manchainformacion.com cómo se siente en este momento especial para su carrera profesional.
Catadcentr17
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
PREGUNTA.- ¿Cómo se ha desarrollado el proceso de elección del nuevo director de la Filarmónica Beethoven?

RESPUESTA.- El proceso comenzó en verano, cuando anunció Jordi Francés que tenía que dejar la dirección. Hubo un total de 65 candidaturas de personas de fuera de Criptana, y para ello se creó una comisión de valoración. Por currículo, trayectoria y experiencia se valoraron las candidaturas. Se eligieron a seis, que hicieron una prueba en el mes de octubre que consistió en un ensayo con la banda de una hora. En esa primera prueba, los miembros de la banda tenían que elegir a dos candidatos. Posteriormente llegó otra prueba, con dos obras obligadas. Después de la última prueba este domingo, la banda votó y salí elegido. Así ha sido un proceso largo ante tantas candidaturas. La banda lo ha querido hacer lo mejor posible.

P.- Vuelve a dirigir la Filarmónica Beethoven un criptanense, algo que no ocurría desde que Rafael Calonge "Falín" dejó la batuta, ¿qué se siente ante este reto?

R.- Bajo mi punto de vista, son épocas. Cuando terminó Falín, la banda decidió apostar por alguien de fuera como Miguel Romera y Jordi Francés. Ahora se ha decidido apostar por alguien de dentro. Todo depende de la época y de cada momento en la banda.

P.- Supongo que tampoco ha sido condición ser de Campo de Criptana para tu elección, sino que se elige al mejor, ¿no?

R.- Entiendo que ha sido así. Puede ser que haya habido gente que ha influido para bien o para mal. Hay personas que prefieren a gente de Criptana con capacidades suficientes y también otros que preferirán otros de fuera. De hecho, no todo el mundo ha votado a alguien de Criptana, sino que hay disparidad de criterios. Entiendo que ser de aquí tiene cosas buenas pero también negativas.

P.- Su experiencia en el mundo de la música es muy amplia, ¿qué cree que traes y aportas de nuevo y qué cosas tiene en mente diferentes?

R.- En principio, ahora mismo estoy en estado de bloqueo por las cuestiones emocionales. Al fin y al cabo, llevo 35 años en la banda, y adquirir el reto de dirigir a tus propios compañeros es complicado. Sinceramente, intentaré plasmar mi ilusión y mi experiencia. Si será novedoso o no, se sabrá con el paso del tiempo. Intentaré infundir proyectos no impuestos, sino compartidos por parte de todos. El mundo de la música es muy tradicional, por lo que buscar puertas a algo novedoso es acudir a sitios que motiven para tocar. Ahora es momento de ir reflexionando y encaminando de hacia dónde se puede ir.

P.- Dirige también la Banda de Villanueva de Alcardete, ¿te permitirá compaginar con este cargo nuevo?

R.- Es complicado porque al fin y al cabo, aparte de eso, está la familia por medio. Si te metes en tantos proyectos, al final tienes que sacrificar demasiadas cosas. Esta semana la utilizaré para hablar con todos para ver de qué manera se puede hacer. En un principio, a mí no me gusta abarcar muchas cosas porque no terminas atendiéndolas bien. Me gusta llevar a cabo un proyecto, y cuando lo termine comenzar con otro. Además, tengo mi trabajo, puesto que soy profesor en el Conservatorio, y es mi trabajo principal. Es ahí donde tengo que estar. Ahora mismo tengo una situación para analizar con tranquilidad, dejando pasar el tiempo. Aunque no quieras evitarlo, las emociones están siempre ahí y, a veces, te bloquea pensar objetivamente.

P.- ¿Qué tiempo estimado tiene en el cargo un director de una banda como la Filarmónica Beethoven?

R.- En principio, no hay nada establecido. El puesto de dirección de una banda de música tiene que ser evaluable con cierta regularidad, porque al fin y al cabo es de los puestos más importantes. Es una cosa que he manifestado desde el primer momento a la banda y mi cargo no es perpetuo ni mucho menos, ni tampoco va a terminar dentro de un año, pero sí considero fundamental que haya una evaluación con pros, contras, lo que funciona y lo que no para tomar decisiones sobre la continuidad o no continuidad del director. Y no pasa nada. A veces, a la gente le da miedo cambiar de director cada poco tiempo, pero hay veces que la compatibilidad de un director con una banda se ve con el tiempo, y a veces se ve y otras no y no pasa nada. Hay que ir poco a poco valorando eso, y la caducidad va a depender de la compatibilidad que vayamos teniendo entre el director y los músicos.

P.- Supongo que estará agradecido infinitamente a su banda tras la elección, ¿no?

R.- Estoy muy agradecido a la banda. Para mí, es súper ilusionante y súper responsable. Voy a intentar hacer lo que sé y lo que está en mi mano, no sé si será mucho o será poco. Voy a intentar ser lo más honesto y sincero posible, asumiendo la responsabilidad al máximo, como creo que he hecho siempre.


Domancha