Martir
Martir
Javier Fernández-Caballero | Herencia 05/12/2017
Este 4 de diciembre la Catedral de Ciudad Real acogió la clausura de la fase diocesana del proceso de beatificación de cien mártires de la diócesis y la única religiosa del proceso fue Sor Francisca Ivars Torres, que fue martirizada en Herencia.
Domancha
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Aunque nació en Belisa (Alicante), residía en Valdepeñas y sufrió el martirio en Herencia, donde está enterrada. Junto a ella, se suman seis nombres más relacionados con la citada localidad ciudadrealeña: los alcazareños Ángel Abengózar Sánchez y Luis Castellanos Caravacas, que fueron martirizados en Herencia; y los herencianos Carlos Álvarez, Federico Abengózar, Antonio García-Calvillo y Jesús Sánchez de la Nieta.

El grupo está incluido dentro de la «Causa Toletana» de «Antonio Martínez Jiménez y compañeros mártires». Esta causa incluye los procesos de las cinco diócesis de la provincia eclesiástica de Toledo, a la diócesis de Ávila y a los franciscanos, pero cada diócesis presenta la documentación a Roma por separado. Se trata de los procesos de los mártires de la persecución religiosa en España entre 1934 y 1939.

En el caso de la diócesis de Ciudad Real, la recogida de datos sobre el proceso comenzó hace más de quince años sobre setenta y cinco sacerdotes, una religiosa y veinticuatro laicos. En el acto de este lunes ha intervenido el obispo, monseñor Gerardo Melgar Viciosa; el juez delegado para la Causa, Bernardo Torres Escudero; el canciller-secretario general del Obispado, Miguel Esparza Fernández; el promotor de Justicia, Ángel Casas del Río; el notario del Tribunal Eclesiástico, José Martín y Sánchez de León y el postulador de la Causa Toletana, Jorge López Teulón.


Tman dic 716x100
 
Banner 728 x 90
Mimq