Álvaro Toconar Calleja | Los Lectores 02/08/2018
Banner gif dos partes mancha infor %28 %282%29
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Nunca ha sido fácil. Gobernar nunca ha sido fácil. Y menos en los últimos tiempos con los cambios que han acaecido y están acaeciendo y con los problemas que hemos padecido y todavía seguimos padeciendo. Gobernar no es fácil porque implica uno de los elementos más controvertidos pero a la vez fundamentales para el devenir de nuestra sociedad, que es el tomar decisiones.

Desde el respeto al que gobierna y siendo conscientes de lo que todo ello conlleva, es necesario desde la posición del gobernante como tanto desde la oposición tener la capacidad de tolerar al que piensa diferente a ti. Una tolerancia que no implica la ausencia de una crítica subjetivamente honesta, sino que nos permita expresar nuestros diversos puntos de vista, que es lo que nos hace distintos, y en definitiva humanos.

Pero en los últimos tiempos se han roto las reglas del respeto político en general, y en nuestro municipio en particular. Desde que arrancara en el año 2015 la presente legislatura con unas circunstancias políticas inusuales no recordadas desde que en el año 1999 el actual alcalde Carlos Madero pactara con el que entonces se presentaba por Izquierda Unida (motivo por el que fue expulsado de dicho partido) y en la actualidad es el número dos de Ciudadanos, hemos asistido a una crispación más que notoria que se ha traducido en un serio perjuicio para nuestro municipio.

En el año 2015 había una serie de necesidades sociales que nuestro municipio tenía (y sigue teniendo), así como en materia de infraestructuras (las cuales también seguimos padeciendo), las cuales han sido utilizadas por el actual equipo de gobierno para faltar el respeto y atacar a la oposición.

En materia de políticas sociales ya es más que sabido que no se ha podido dar ningún paso. Es más, ha habido una moción de censura por el hecho de que el Partido Socialista y el alcalde en dicho momento, Juan Carlos, se negaron a recortar un servicio público fundamental como la Escuela Infantil. Diría que a estas alturas de la legislatura y vista la composición y la actitud de la mayoría del pleno (PP y C’s), el hecho de que a día de hoy la Escuela Infantil siga ofreciendo las mismas garantías quizás pueda considerarse como un logro. Pero además de la Escuela Infantil, y sin duda alguna, el gran reto pendiente para la próxima legislatura es hacer políticas sociales que ahonden en la dignidad de los ciudadanos y en la igualdad de oportunidades, que en los últimos años se ha visto muy reducida con motivo de los recortes y de las políticas que especialmente nos aplicaron en nuestra región de la mano de Dolores de Cospedal.

Pero también, como decía, tenemos una serie de retos por abordar en materia de infraestructuras, las cuales, desde mi punto de vista, están siendo tratadas de manera electoralista por el actual equipo de gobierno formado por Partido Popular y Ciudadanos, por el señor Carlos Madero y por la señora Begoña Molina. Y digo que están siendo tratadas de forma electoralista porque se han empeñado en dilapidar todos los ahorros del ayuntamiento en menos de un año con el objetivo de justificarse ante Quintanar de la Orden y humillar al anterior equipo de gobierno socialista. Y es que, los hechos son claros. Durante los casi tres años de gobierno del alcalde Navalón se produjo un bloqueo continuo a los proyectos que se presentaban, los cuales no eran definitivos y lo que perseguía era crear consensos para que el gasto del que se trataba fuese enfocado a la eficiencia, a la eficacia, y al largo plazo. Es decir, que tanto la Plaza de Toros, como la rotonda de la carretera de Miguel Esteban, así como el colector del polideportivo, contaran con intervenciones que solucionasen todos los problemas de forma definitiva y los efectos positivos perduraran en el tiempo.

Ahora, con sorpresa, tanto la oposición como los vecinos tenemos que ver como el actual alcalde alardea de haber reducido en casi un 50% los costes de las infraestructuras, diciendo además que cuentan con las mismas prestaciones. Y como cualquier persona puede comprender, eso no puede ser cierto. Pero es más, me llama mucho la atención que el señor Madero que en la pasada legislatura incurrió en un sobrecoste de un 50% del presupuesto en la construcción de las pistas de pádel, el mismo que dilapidó 1.200.000 euros en la famosa “Casa Partida”, el mismo que habla de las mujeres en el libro de la feria como un colectivo especial tras haber permitido en la anterior legislatura el cierre de la oficina de violencia de género, el mismo que habla en el libro de la feria de los más desfavorecidos y no toma ni una sola medida para reducir la desigualdad social, venga a decirnos ahora que mira al máximo el céntimo público. Las actuaciones que el señor Madero y la señora Begoña Molina están llevando a cabo ponen de manifiesto que muy probablemente las obras proyectadas van a incurrir en fuertes sobrecostes que tendrán que ser asumidos por el equipo de gobierno que resulte elegido por los ciudadanos en la próxima legislatura y por el bolsillo de todos los ciudadanos, fruto del electoralismo que mueve al actual equipo de gobierno.

Un municipio de la magnitud de Quintanar de la Orden no puede incurrir en estas prácticas. Un municipio de estas características no puede permitirse que su alcalde emplee todos los ahorros de los vecinos para hacer campaña electoral sin ningún tipo de rigor y sin ningún tipo de vista al futuro. Un municipio como Quintanar de la Orden no puede hipotecar su futuro únicamente al asfaltado de calles (las que por cierto están subvencionadas por la Diputación de Toledo gobernada por el Partido Socialista) y al ladrillo. Quintanar de la Orden necesita un gobierno que ponga en el epicentro de sus políticas la eficiencia, el consenso, la transparencia, el buen hacer, y el progreso, y el señor Madero y la señora Molina no destacan precisamente por eso.

Es tiempo de hacer políticas distintas, como mejorar el polígono industrial y las prestaciones que ofrece, incentivar el crecimiento de las empresas, favorecer la creación de empleo estable, o impulsar un cambio energético en nuestro municipio. Todo ello, desde mi punto de vista, es el motor necesario para la creación de nuevos recursos y poder así ahondar cada vez más en una incontestable equidad social y una igualdad de oportunidades real y efectiva, para lo que son muy necesarios los ahorros que Madero y Molina pretenden vilipendiar en menos de un año dándole la espalda a nuestros vecinos y a muchas carencias de nuestro municipio.

Álvaro Toconar Calleja

Secretario general de Juventudes Socialistas



Anun2 tman 716x100bbb
También te puede interesar 
 
Anun tman 716x100
Mimq