Banner animado 728x90infint
Sole
Sole
Pilar Atienza | Fotografía: Wilfrido Camacho | Alcázar de San Juan 11/10/2018
Anun2 tman 716x100bbb
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
La Hermandad de Nuestra Señora de la Soledad, de la parroquia de Santa Quiteria de la localidad ciudadrealeña de Alcázar de San Juan está celebrando este año el 75 aniversario de su Imagen Titular, 75 años desde que el afamado escultor sevillano Antonio Castillo Lastrucci tallara dicha imagen y llegase a la ciudad para ser venerada desde entonces en la parroquia de Santa Quiteria. Dolores Sánchez, a la cabeza de la Cofradía desde hace varios años, es protagonista de esta entrevista de manchainformacion.com para narrar los detalles.

PREGUNTA.- Se celebra el 75 aniversario de la llegada de la nueva imagen de Nuestra Señora de la Soledad, ¿cómo se ha preparado esta fecha tan especial?


RESPUESTA.- Del 11 al 14 se celebra un triduo y una función solemne. Además, Francisco Javier Segura también realizará una exaltación a la Virgen. En la función, el pregonero de la Semana Santa, Enrique Mora, oficiará la eucaristía.

P.- Son actos religiosos pero también mezclados con culturales, ¿no?

R.- Sí, por supuesto. De hecho, hemos presentado un libro en el Ayuntamiento que recoge toda la historia de la Virgen de la Soledad desde 1943, en el que se han recuperado objetos y datos antiguos. De esta Hermandad, hay muy poco anterior a la Guerra Civil. Se tiene conocimiento que en el año 1926 la Virgen salía en procesión el Viernes Santo por la noche. De hecho, en la ermita de la Vera Cruz aparece que había una Virgen de la Soledad que, al ser destruida la ermita, pasa a Santa Quiteria.

P.- La imagen que tenemos actualmente la hizo Castillo Lastrucci, ¿por qué llegó hace 75 años a Alcázar?

R.- La familia Samper Cárdenas fue la encargada de traer esta Virgen, fueron personalmente a encargarla a Sevilla y ellos mismos trajeron a la Virgen. Luego la llevaron para que se le diese culto en Santa Quiteria. Ellos eran los encargados de las procesiones, del pago de las flores… y esta Virgen tuvo mucho esplendor cuando llegó, ya que salían muchas mujeres vestidas de mantilla. Además, invitaron a las demás Hermandades a que acompañen a la Virgen, algo que hoy día también se sigue manteniendo.

P.- Se ha creado una túnica propia además de mantener la tradición de que el resto de Hermandades acompañen a la Cofradía en el Viernes Santo, ¿cuál es el origen de que ésta sea una Corporación tradicionalmente de mujeres?

R.- Esta Hermandad era solamente de damas, pero ya al morir Elvira en el año 2004 y al tener que renovar los estatutos, se abrió la Hermandad tanto a hombres como a mujeres. Con ese motivo, se hizo una túnica propia.

P.- En líneas generales, ¿qué ha pasado en estos 75 años por esta Cofradía?

R.- No sabemos por qué pero dejó de salir en procesión hasta 1987, año en el que se comenzó a reestructurar la Hermandad con Juan de Dios Mendoza como párroco. Él habló con Elvira Samper, que estaba entonces al cargo de esta Virgen junto a su hermana Margarita. En aquel año, vuelve a salir en procesión esta imagen. Entonces comienzan a formarse estatutos. Antes, no sabíamos si había o no Hermandad, lo que no había era ni estatutos ni documentación.

P.- Actualmente, ¿cómo se encuentra la Hermandad?

R.- Ha evolucionado mucho en cuanto a hermanos, aunque no en gran cantidad. Cuando se recupera en el 1987, la Hermandad no tenía prácticamente nada. Se había destruido el antiguo trono que tenía la Virgen y empezó a procesionar en el trono de la Virgen del Rosario de Santa Quiteria, hasta que en el 2000 se dio la necesidad de comprar un nuevo trono. Mientras que vivió Elvira Samper, era la que sufragaba casi todos los gastos que tenía la Hermandad, pero entonces cedió y yo me hice secretaria con funciones de presidenta. Entonces comenzamos a realizar lotería para recaudar dinero, a hacer teatros… y en 2011 estrena un trono nuevo. Poco a poco, hemos ido enriqueciendo los enseres dentro de nuestra Hermandad. El ajuar que tiene la Virgen es todo nuevo prácticamente.

P.- Respecto a los actos conmemorativos, ¿por qué se hacen en esta fecha otoñal? ¿La Virgen llegó a Alcázar en esta fecha?

R.- La Virgen viene en tren en el mes de julio y entonces fue su aniversario, pero al ser verano la Hermandad decidió esperarse a que pasase la Virgen del Rosario para celebrar estos 75 años.

P.- Cuando llegó, no se fue directamente a la iglesia la imagen, ¿no?

R.- Estuvo un tiempo en casa de Elvira Samper, pero al ser una imagen de talla grande, posteriormente se trasladó a la iglesia. La imagen tiene la firma de Castillo Lastrucci, y hoy en día se piensa que es la imagen de más valor que tiene Alcázar.

P.- ¿Costó mucho la imagen?

R.- Por entonces era una cantidad estimable, ya que una peseta de entonces tenía mucho valor y se le estaba encargando a uno de los mejores imagineros del momento.

P.- Los actos organizados, ¿están abiertos al público en general?

R.- Sí, están abiertos. Se han invitado a todas las Hermandades, a Cofradías de fuera ya todos los hermanos. Los oficios de la iglesia son para todo el público, al igual que todos los actos.

P.- En cuanto al libro, ¿cómo ha quedado finalmente y cómo se ha elaborado?

R.- La Diputación ha subvencionado los ejemplares y ha quedado muy bonito. Se han contado cosas muy curiosas de cómo la Semana Santa ha ido evolucionando, aunque de los orígenes de la Hermandad se ha encontrado poco. El libro se pone a la vente a 3 euros, y lo que se recaude del libro irá destinado a las Misiones Trinitarias. Durante el triduo, todos los días tendremos un lugar apartado para vender los libros. La publicación ha plasmado muy bien el espíritu de esfuerzo y de humildad de la Hermandad.

Además del Ayuntamiento, la Diputación de Ciudad Real ha colaborado con la impresión de una obra coordinada por María Cristina Sánchez-Mateos, en la que han participado también la historiadora María Soledad Salve, Francisco José Atienza y Pedro Huertas Herrero.

P.- Se han descubierto elementos de otras hermandades de Alcázar, ¿qué otras grandes curiosidades se explican?

R.- Efectivamente. Cuando repasé el libro, lo vi interesante. Yo puedo hablar desde la pasión de haber vivido todo lo que el libro explica. Pienso que cuando llegó la Virgen, en 1943, en plena posguerra con muchas soledades, y al venir una Soledad a acompañar a la gente, cuando abriesen las puertas de Santa Quiteria tuvo que ser un momento muy emocionante. Además, no estábamos acostumbrados a ver dolorosas de esta hechura, puesto que es una imagen que te llena porque tiene dolor pero tiene serenidad. Hay dolorosas con rostros enrabietados, pero esta tiene una serenidad triste que te impacta mucho.


Anun tman 716x100
También te puede interesar 
 
Banner gif dos partes mancha infor %28 %282%29
Banner animado 728x90infint