Quin
Quin
Pilar Atienza | Castilla-La Mancha 14/10/2018
Jor empre 716x100
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
El 15 de octubre se conmemora el Día Internacional de la Mujer Rural, un momento de celebración, pero también de reivindicación, para exigir “un mayor posicionamiento de la mujer rural en la vida económica, social y cultural de España, porque ellas sostienen los pueblos y sin ellas, estos no tendrán futuro”, tal y como plantea la presidenta nacional de la Asociación de Familias y Mujeres del Medio Rural (AFAMMER), Carmen Quintanilla, quien explica en una entrevista para manchainformacion.com la importancia de las mujeres para evitar la despoblación y el envejecimiento de los pueblos. De los avances conseguidos al respecto en los últimos años y de los retos que se plantean por delante, habla a continuación.

PREGUNTA.- El 15 de octubre se conmemora el Día Internacional de la Mujer Rural que este año AFAMMER celebra en Socuéllamos con la presencia de personalidades importantes, llegadas incluso de Norteamérica, ¿cómo va a ser?


RESPUESTA.- Este año vamos a tener la oportunidad de conocer, a través de la secretaria de Estado de Educación y Cultura de Estados Unidos, Marie Royce, la realidad de las mujeres rurales, ya que esta mandataria viaja a España y ha querido estar con nosotros para celebrar el Día Internacional de la Mujer Rural en Socuéllamos, y con ella es un honor, como también lo es con la alcaldesa de Socuéllamos, Pruden Medina y el presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Paco Núñez que tomará café o comerá con nosotros. Además habrá algunas personalidades más como Marimar Blanco o Cuca Gamarra.

Lo más importante es que se celebra el Día Internacional de la Mujer Rural. 1.600 millones de mujeres viven en los pueblos de la Comunidad Internacional y 6 millones de mujeres en España. Fue AFAMMER en 1995 la asociación que hizo un llamamiento a las Naciones Unidas solicitando un día para nosotras y además de conmemorar, este día se aprovecha para reivindicar un mayor posicionamiento de la mujer rural en la vida económica, social y cultural de España, porque sostienen los pueblos y sin ellas no habrá futuro en el medio rural.

P.- ¿Y cómo estamos años después? ¿Se ha avanzado en la reivindicación de la mujer rural? En este tiempo, ¿se ha visualizado más su situación? ¿En qué momento nos encontramos?

R.- Nos encontramos en varios momentos, porque no se puede hablar desde una situación horizontal, sino transversal. Si lo miramos con la perspectiva de hace 36 años cuando nació AFAMMER, no tiene nada que ver. En aquel momento, las mujeres rurales no participaban en nada. Afortunadamente, hoy en día el 35 por ciento participa en la vida política, pero hay un largo camino por recorrer, porque no somos representativas en los consejos rectores de las cooperativas agrarias, que son las mayores organizaciones agrarias que hay en los pueblos. Sin embargo, sí hemos apostado por el emprendimiento. La creación de empleo autónomo en los pueblos la hacen las mujeres y el 54 por ciento de ellas ha creado un puesto de trabajo en los últimos diez años en España.

Por otra parte, hay un largo camino que recorrer en lo que significa el relevo generacional en las explotaciones agrarias y en la puesta en marcha de la Ley de titularidad compartida. En España hay 994.000 explotaciones agrarias y desgraciadamente solamente se han dado de alta como cotitulares 439 mujeres, por lo que hay que tomar conciencia social para seguir contando con las mujeres, porque de lo contrario, no habrá futuro en los pueblos ante la despoblación y el envejecimiento que nos aboca a un invierno demográfico.

También hay mujeres que huyen del medio rural para encontrar un trabajo en el medio urbano. Pero si fuéramos capaces de tomar conciencia de que podemos implementar el empleo en el medio rural a través de grandes iniciativas de desarrollo rural, contaría con mujeres jóvenes que quieren vivir en el medio rural y que no lo hacen porque no tienen empleo, y el empleo es igualdad y es futuro.

P.- ¿Qué grado de concienciación social existe respecto a la importancia de la mujer como pilar importante para el desarrollo de los pueblos? ¿Y cómo se trata políticamente este asunto?

R.- En estos momentos estamos ante un reto muy importante. Sabemos que en una década pueden desaparecer 4.000 pueblos en España. En los últimos diez años, han desaparecido 25 municipios. Pueblos pequeños con pocos servicios básicos que hacen que exista una desigualdad entre vivir en el medio rural y el urbano, pero en estos momentos tenemos que afrontar la situación y hay que hacer una verdadera estrategia nacional de desarrollo rural para hacer lo posible para que los pueblos no se sigan despoblando y envejeciendo.

AFAMMER fue la primera organización no gubernamental que pidió a Europa un Estatuto Europeo de la Mujer Rural para que el futuro de la Política Agraria Comunitaria (PAC) cuente con las mujeres de los pueblos, las agricultoras y ganaderas y todas aquellas que emprenden empresas de servicios y de otras actividades económicas. También tiene que haber transversalidad de la mujer en la PAC, que nunca ha tenido una posición firme respecto a las mujeres.

P.- AFAMMER está extendida por toda España y por tanto es un termómetro de la situación que se vive en la geografía rural. ¿Dónde existe un mayor problema de despoblación? ¿Dónde hay una situación más preocupante respecto al desarrollo de la mujer?

R.- La peor situación la está viviendo Castilla y León y en Castilla-La Mancha, la zona de Guadalajara y Asturias y Galicia, pero soy también muy optimista. Conmemoramos el día 15 el Día Internacional de la Mujer Rural, reivindicamos la importancia de serlo, de hablar de emprendimiento, de empoderamiento, de que se cuente con las mujeres en la PAC, de la toma de decisión de las mujeres, que hace que se descubra su talento y desde ese posicionamiento, es verdad que hay problemas, desigualdad y una situación complicada, pero también es verdad que hace 36 años, los pueblos de España se vestían de negro y hoy lo hacen de color. Hay una generación mejor formada, con mujeres que han ido a la universidad. Es lo que yo he llamado la huida ilustrada. Son mujeres que cuando encuentran un trabajo en el medio rural, vuelven.

También está la generación soporte, que tienen 50-60 años y que cuidan a sus mayores, hijos y nietos y que hoy en día sostienen el medio rural. A través de esta generación se puede crear mucho empleo y hay grandes alternativas poniendo el futuro en manos de las mujeres rurales. Yo quiero ser optimista, porque hemos hecho muchas cosas y nos queda un largo camino por andar en el que hay que implementar la Ley de titularidad compartida, mirar a ese mundo rural como opción de empleo y desarrollo, porque se ha puesto de moda ser rural y hacer turismo rural en un pueblo e ir a un pueblo, y tenemos muchas alternativas que se pueden conseguir.

Organizaciones como AFAMMER trabajan continuamente para ser el pilar fundamental del desarrollo en los pueblos y la voz tiene que ser cada día más potente y todos los gobiernos saben que tienen que contar con las mujeres como futuro de los pueblos de España.

P.- Carmen Quintanilla es una mujer muy vinculada con Socuéllamos y no sé si esto ha influido en la elección de Socuéllamos para la celebración de este día internacional 2018

R.- El 15 de octubre habrá actos de AFAMMER por toda España y yo tengo mucho cariño a Socuéllamos. Tuve el honor de ser aprobada en pleno como hija adoptiva, y allí vamos a tener una jornada con Pilar Gómez-Acebo como ponente que va a hablar de la realidad de las mujeres rurales en Europa, y la experiencia de mujeres rurales que apostaron por el emprendimiento, que son empresarias, han creado su puesto de trabajo y son ese espejo en el que hay que mirarse para seguir apostando por este medio.

P.- ¿Con qué mensaje nos quedamos para conmemorar este 15 de octubre y para el futuro de la mujer rural?

R.- Nos quedamos con el mensaje de que las mujeres somos líderes y lideran su propia vida. No habrá futuro no se cuenta con las mujeres, son el futuro del mundo. 1.600 millones de mujeres en el mundo son muchas mujeres para contar con ellas para construir un mundo más justo, equitativo e igual y yo creo en ello, por eso sigo luchando desde hace 36 años por poner en valor el papel de las mujeres rurales y darles voz y no sólo en España, sino en también en la Comunidad Internacional. Porque hablar de mujer, es hablar de futuro y hablar de justicia social, es hablar de vida, porque las mujeres damos vida y contando con las mujeres, habrá vida en los pueblos de España.


Anun2 tman 716x100bbb
También te puede interesar 
 
Banner gif dos partes mancha infor %28 %282%29
Mimq