Cerv
Cerv
manchainformacion.com | Actualidad 05/12/2018
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Ambos expertos piensan que en el Quijote se describe magníficamente el paisaje pero sobre todo el paisanaje de la Mancha en la época de Cervantes

El sábado 1 de diciembre de 2018 y dentro de la actividad denominada “Almuerzos de don Quijote” que viene organizando con regularidad la Sociedad Cervantina de Alcázar, y en la que expertos en la vida y la obra de Miguel de Cervantes son recibidos en la sede de Alcázar de San Juan y alrededor de un almuerzo compuesto de platos típicos de la Mancha, desgranan sus actividades, sus proyectos, sus líneas de investigación; en resumen, que transmiten un valioso conocimiento a los miembros de la Sociedad.

Pocas veces se puede dar la circunstancia de que en uno de estos almuerzos se reúnan hasta tres profesores de la UCLM como ocurrió el pasado sábado. Además de disfrutar de la presencia de los profesores invitados Félix Pillet y Miguel Panadero, también estuvo presente Víctor Raúl López Ruiz en su condición de asociado.

El profesor Panadero habló sobre su última publicación Las aventuras de don Quijote por la Mancha de Aragón que explica los lugares por donde estima que trascurrieron las aventuras del hidalgo en su paso por el noroeste de la provincia de Albacete.

Por otra parte el profesor Pillet disertó sobre su libro Geoliteratura. Paisaje literario y turismo (2017).

A lo largo de la actividad y por parte de ambos invitados, se puso de manifiesto la necesidad perentoria de que por parte de las administraciones públicas y apoyados en expertos, se ponga en marcha una ruta geográfica del Quijote (al estilo de otras rutas culturales punteras en Europa como lo es por ejemplo el Camino de Santiago) realizada con todo rigor y que sea lo más ajustada posible a la realidad literaria de la genial novela de Cervantes, y que sea el soporte perfecto a una ruta turística que la Mancha está necesitando con urgencia. Esta ruta debe contener en su recorrido representaciones en vivo de las diferentes aventuras de don Quijote y Sancho Panza, debe ser capaz de atraer a visitantes de todo el mundo que deseen vivir y respirar los mismos lugares por los que transitó nuestro caballero andante y deben conformarse como un atractivo turístico de primer orden.

También estuvieron de acuerdo ambos profesores en la necesidad de poner en manos del público una lectura profunda y cuidada relativa a los lugares a visitar, tal como han hecho ellos, que en sus últimas obras su objetivo ha sido el de escribir trabajos que inciten al conocimiento y lectura de la obra de Cervantes , es decir, que generen en los viajeros que vengan a conocer la Mancha , la necesidad de recorrer estos lugares pero después de haber leído tanto la novela como textos especializados con este propósito y que no ocurra que una vez visitada la Mancha tengan la sensación de que podían haber visto y conocido mucho más en el caso de haber leído antes estas referencias.

Por eso abundaron en la necesidad de que primero hay que leer, documentarse, conocer, y posteriormente venir a conocer la Mancha en toda su plenitud. Su pretensión, por tanto, es el conocimiento previo por parte del viajero y que este conocimiento le genere una necesidad creciente de conocer aún más la obra cervantina.

En esta meta coinciden con la Sociedad Cervantina de Alcázar cuyo principal objetivo es la difusión, estudio y lectura de la obra de Cervantes y alabaron la tarea que esta asociación cultural lleva a cabo con la edición de un Quijote propio de la Sociedad, que solo contiene las aventuras de don Quijote y Sancho, que además ha sido adaptado al lenguaje actual para que nadie tenga que recurrir constantemente al diccionario a fin de poder seguir su lectura y que no pretende nada más ni nada menos que conseguir que un amplio espectro de personas pueda acercarse de este modo a la obra de nuestro universal escritor.

Un lujo haber podido tener en Alcázar de San Juan a los dos profesores que además de haber conocido el Museo del Hidalgo cuya calidad museística les sorprendió muy gratamente. En nuestra ciudad, se sintieron en su propia casa.


Mimq
También te puede interesar