Cr
Cr
manchainformacion.com | Socuéllamos 11/04/2019
Banner gif dos partes mancha infor %28 %282%29
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Su presidente, Pedro Alcolea, anuncia que la organización agraria ha elaborado un decálogo de actuaciones para los diversos partidos políticos

El presidente de la Asociación Agraria-Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Socuéllamos (Ciudad Real) y portavoz de sectorial vitivinícola de esta organización agraria, Pedro Alcolea, ha demandado, en pleno periodo electoral, que las administraciones, a todos los niveles, tengan en cuenta definitivamente las necesidades del sector agropecuario y “no se acuerden solamente del campo antes de las elecciones prometiendo lo que saben que no van a cumplir, como cada cuatro años”.

Alcolea advierte que los agricultores y ganaderos están “hastiados de promesas incumplidas, en todos los sentidos” y lo que “simplemente demandan es que todas las administraciones profesionalicen sus estructuras relativas al sector primario”. Además, incide en que es fundamental que se aplique la figura del silencio administrativo, y que en caso de que no se cumplan los plazos previstos en las diversas solicitudes y tramitaciones se de la razón al agricultor o ganadero solicitante. Para el representante agrario, los múltiples retrasos de las administraciones en lo relacionado con el sector primario generan graves problemas. Asimismo, señala que todos los pagos públicos de líneas de ayudas, subvenciones, etcétera se deben realizar en el plazo anunciado, exigiendo un calendario puntual de estos pagos. Por ello, demanda a las administraciones que se actualicen en todo lo referente al sector agropecuario, dotándose de más personal técnico y todas las nuevas tecnologías necesarias para las diversas tramitaciones y gestiones.

El campo se ha profesionalizado, mientras que las administraciones no lo han hecho al mismo ritmo ni nivel, por eso se dan tantas circunstancias que están llevando al sector más importante de España a atravesar por numerosos problemas, que hacen que peligre su viabilidad, asevera Alcolea. En ese sentido, solicita más interlocución entre las administraciones y las organizaciones profesionales agrarias, de cara a evitar posteriores contenciosos entre estas y los agricultores y ganaderos.

El dirigente agrario indica que en numerosas localidades, provincias y regiones de España, la agricultura y la ganadería son los sectores más importantes, tanto en volumen económico como en mano de obra generada. Y su importancia no es sólo esa, sino que va más allá, abasteciendo de alimentos sanos y de calidad a millones de personas. Además, incide en que cualquier fábrica o empresa se puede deslocalizar en unos meses, llevándosela de España, pero la tierra no. También advierte de que lo supondría dejar de producir o reducir notablemente las diversas producciones, pasando a depender de los países terceros, con el consiguiente peligro para la economía y hasta para la seguridad nacional.

Añade que la producción de productos destinados a la alimentación debe tener tratamientos fiscales favorecedores, de cara a poder competir con los llegados de países terceros y ofrecérselos a los consumidores a precios asequibles.

Y otra de las terribles consecuencias sería -añade Alcolea- la despoblación, de la que todo el mundo habla ahora de repente, aportando soluciones como más casas rurales, nuevas tecnologías, destinar servicios nacionales a zonas rurales, sin nombrar la verdadera solución que pasa por potenciar una agricultura y ganadería viable, que permita a los hombres y mujeres del campo tener un medio de vida en los pueblos. Y eso pasa por un acceso ordenado al agua, porque las diversas líneas de ayudas se destinen realmente a estos sectores y además se abonen en su plazo, porque se apoye la puesta en marcha de fábricas en los pequeños municipios destinadas a la manufacturación de los productos locales, que vuelvan a activarse las ayudas específicas a zonas desfavorecidas.

Ante esta tesitura, indica que desde ASAJA Socuéllamos han elaborado un decálogo de medidas por las que pasa la viabilidad del sector primario y que recoge además de los aspectos anteriores otros como la potenciación de los seguros agrarios, las ayudas a las mujeres rurales, el acceso al agua o medidas contra los daños provocados por la fauna salvaje.

DECÁLOGO DEL CAMPO

1.- Acceso al agua, generadora de riqueza en el ámbito rural. Así como un correcto funcionamiento de las confederaciones hidrográficas, aplicando también el silencio administrativo cuando los tiempos de espera se demoren para diversos trámites, sencillos administrativamente y fundamentales para los regantes.

2.- Destinar las ayudas directamente a agricultores y ganaderos y que se abonen en el plazo estipulado.

3.- Modernización y adaptación de las estructuras de las administraciones relativas al sector primario, con la contemplación de la figura del silencio administrativo a favor de agricultores y ganaderos.

4.- Apoyo a los productos y productores locales. Y respaldo a las mujeres rurales, con ayudas reales y que las beneficien directamente.

5.- Agilizar trámites administrativos como arranques, plantaciones, cambios de registro vitícola, resolviéndose en, a lo sumo, el plazo de un mes.

6.- Cambiar los derechos de plantación del viñedo de 3 a 8 años, tal como estaban anteriormente, así como devolver los derechos del viñedo a los viticultores, derogando el sistema de autorizaciones.

7.- Facilidades fiscales a la hora de la contratación de trabajadores del régimen agrario e IVA reducido para agricultores y ganaderos.

8.- Solución a los daños provocados por la fauna salvaje, en los diversos cultivos, y pagos compensatorios acordes para dichos daños.

9.- Permisividad de las diversas figuras de protección (ZEPA, Red Natura, etc.) con el desarrollo de las labores agropecuarias, lo contrario, supone una pérdida de patrimonio para los agricultores. Asimismo, se debe respetar el compromiso de las líneas de ayudas adquirido con los productores acogidos a la agricultura ecológica.

10.- Incentivación de la contratación de pólizas de seguros agrarios, eliminando la contratación sujeta a rendimientos asignados, pues implica la obligación de contratar el seguro complementario, más costoso y que genera malestar entre los agricultores.


Manchainfo706x100a
También te puede interesar 
 
Anun 716x100
Mimq