Conc
Conc
manchainformacion.com | Manzanares 01/07/2019
Manchainfo706x100
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Entre julio y agosto ha duplicado su oferta de plazas respecto al año pasado

140 niños y niñas de entre 6 y 13 años de edad han comenzado este lunes la escuela de verano de la Universidad Popular de Manzanares. En agosto serán otros 100 los que de 9:30 a 14:00 horas, de lunes a viernes, ocuparán sus vacaciones con clases de inglés, pintura, informática, música, teatro y bailes, todas ellas muy dinámicas y divertidas.

Con ilusión, ganas de pasarlo bien y de hacer nuevas amistades, los niños y niñas han vivido en la Casa de Cultura un inicio de curso diferente, el de la escuela de verano de la Universidad Popular. Hay quienes repiten experiencia tras participar en alguna de sus tres ediciones anteriores o quienes acuden por primera vez tras conocer por otros amigos lo bien que se pasa.

Y si el alumnado está contento con ir a esta escuela de verano, quienes más lo están son sus familias. “Los niños se lo van a pasar bien y a nosotras, que trabajamos, nos viene muy bien”. “Nos permite conciliar y es bueno que tengan actividad en el verano y no estén todo el tiempo con la consola”, afirmaban algunas madres.

En este primer día de la escuela de verano 2019, familias y alumnado han sido recibidos por la concejala de Educación y Universidad Popular, Isabel Quintanilla, y por el director de la UP, Felipe Jerez, que ha presentado al profesorado de cada una de las disciplinas que se imparten: inglés, pintura, informática, música, teatro, escultura, manualidades y bailes.

Las clases tienen una duración de unos 35 minutos y son muy participativas y dinámicas. Se complementan con salidas cada viernes para conocer el entorno local y comarcal, y con otras extraordinarias, como las que tendrán lugar el jueves y el viernes en Fercam, con un desayuno saludable, una cata de queso y donde podrán ser ganaderos y chefs por un día. El día 19 visitarán el Museo del Molino Grande, con desayuno incluido, y el día 26 harán una excursión a San Carlos del Valle.

“Los ciudadanos quieren que sus hijos estén activos en los meses de verano y aquí van a tener una dinámica muy lúdica y formativa en nuevos contenidos, y además de aprender algo nuevo van a poder conocer su entorno”, destacó Isabel Quintanilla en la inauguración de la escuela.

Debido al éxito de las ediciones anteriores, y a la demanda de las familias, la escuela de verano de la UP se ha ampliado este curso también al mes de agosto. De esta forma, ha duplicado su oferta y ha pasado de 120 a 240 plazas. Todas se han ocupado, 140 en julio y 100 en agosto. Según la concejala delegada de la Universidad Popular, este buen resultado es fruto de la labor del personal del centro para atender esta necesidad de conciliación de la vida laborar y familiar durante el verano. “Es muy importante que las instituciones públicas, en este caso la más cercana, podamos atender esas demandas”, declaró Quintanilla.


Anun 716x100
También te puede interesar 
 
Mimq