Gr
Gr
manchainformacion.com | Quintanar de la Orden 22/07/2019
Manchainfo706x100a
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
G1
G1
G2
G2
G3
G3
El Festival de Música de La Mancha ha puesto punto y final a su vigésimo sexta edición con un gran concierto a cargo del Grupo Sinfónico Dulcinea, dirigido por Sebastián Heras, junto con Radovan Cavallin que protagonizó el Concierto para clarinete nº2 de Óscar Navarro.

La Plaza de la Constitución ha sido el escenario escogido para el concierto del Grupo Sinfónico Dulcinea que ha puesto el broche de oro al XXVI Festival de Música de La Mancha y que ha contado con la presencia de la directora del Festival, Consuelo Díez; el coordinador técnico del mismo, Manuel Millán; y el alcalde de Quintanar, Juan Carlos Navalón, junto con su equipo de Gobierno al completo.

Precisamente la directora del Festival, Consuelo Díez, se mostraba muy orgullosa de haber podido celebrar otra edición más de este festival y agradecía el apoyo del Ayuntamiento para que año tras año esto pueda ser una realidad en Quintanar. “Estamos muy contentos por el festival y tenemos mucho que agradecer a la gente porque todos los actos que hemos tenido han contado con numeroso público y eso hace que todo esfuerzo merezca la pena”. Díez recordaba que el Festival ha contado con conciertos y eventos variados, de diferentes estilos para que fueran del agrado de todos.

Por su parte, el primer edil quintanareño, Juan Carlos Navalón, se mostraba orgulloso de ver la Plaza de la Constitución llena de gente para disfrutar del concierto del Grupo Sinfónico Dulcinea, colofón del Festival. Navalón resaltaba el número de ediciones que se lleva celebrando este evento gracias al esfuerzo de personas como Consuelo Díez, Manuel Millán y Sebastián Heras. “Gente de carne y hueso, decía, que ha puesto toda la carne en el asador para que año tras año este festival se celebre y, además, se consolide como un evento musical importantísimo de nuestra geografía, un evento que promete ser un recurso cultural importante para el futuro”.

Juan Carlos Navalón apuntaba “que está demostrado que en Quintanar la música es Arte y cuidamos a la música”. Así, deseó a los asistentes disfrutar del concierto y emplazó a todos al vigésimo séptimo festival, pues se ha convertido en una cita ineludible de la agenda cultural y musical de Quintanar.

El alcalde tenía palabras de agradecimiento también para la Mayordomía de la Virgen de la Piedad y el Cristo de Gracia que han tenido a bien ceder la ermita de intramuros para la celebración de algunos conciertos. Asimismo, agradecía el trabajo desarrollado desde la Concejalía de Cultura para la organización del Festival en un tiempo récord. Sin olvidarse, en los agradecimientos de los trabajadores municipales y técnico de Sonido.

Tras las intervenciones llegaba el turno de disfrutar de la buena música. Ante una Plaza abarrotada y un público totalmente entregado, el Grupo Sinfónico Dulcinea, bajo la batuta de su director, Sebastián Heras, abría el concierto con la obra “Emperata Overtur”e de Claude Thomas Smith, para continuar con “Moses and Ramses” de Satoshi Yagisawa, que dio paso al “Concierto para clarinete nº 2” de Óscar Navarro que fue interpretado de manera prodigiosa por Radovan Cavallin. Cerró el concierto un tema más rítmico y desenfadado “Danzón nº2” de Arturo Márquez.

Un magnífico concierto, en un entorno privilegiado, que despertó fuertes aplausos y ovaciones del público asistente que, sin duda, disfrutó a lo grande del Grupo Sinfónico Dulcinea.


Anun 716x100
También te puede interesar 
 
Mimq