Ali
Ali
manchainformacion.com | Fotografía: Iván Rodríguez | Salud & Nutrición 13/01/2020
A3 septiembre red talleres manchegos 716x100 noria
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Tras los excesos de la Navidad y el inicio de un nuevo año son muchas las personas que deciden iniciar dieta, hacer ejercicio, dejar de fumar o comenzar nuevos propósitos que mejoren sus hábitos de vida. En términos de alimentación, ¿existen las dietas milagro? ¿Cómo podemos perder peso sin perjudicar nuestra salud? Preguntas que Beatriz Núñez, experta en nutrición, nos responde en esta entrevista concedida a manchainformacion.com

PREGUNTA.- ¿Qué servicios presta la consulta?

RESPUESTA.- Mi nombre es Beatriz, soy Graduada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos con Máster en Nutrición Humana y Dietética. Alimenta La Salud es una consulta de asesoramiento nutricional tanto presencial en Alcázar como online, en la que se trabaja la educación alimentaria (enseñar a comer, interpretar etiquetas de los productos, organizar los menús semanales por grupos de alimentos en función de los requerimientos individuales…), el sobrepeso u obesidad, alergias e intolerancias alimenticias, alimentación deportiva, los casos de ansiedad con la comida y la alimentación para las diferentes etapas de la vida (niños, edad adulta, tercera edad…)

P.- En enero siempre llegan los nuevos propósitos, la mayoría relacionados con perder peso o estar en forma, ¿por qué confiar en un profesional de la nutrición y especialmente en Alimenta La Salud para ello?

R.-Es muy común que atravesemos diferentes etapas durante el año y modifiquemos drásticamente la alimentación para conseguir objetivos estéticos. En consulta intento inculcar una forma alimentarnos adaptada a la vida real, pudiendo comer de todo durante todo el año para evitar esos picos de “hago dieta o me abandono totalmente”. Muchas personas ya han podido comprobar que existe un equilibrio y un punto medio, que podemos tener vida social y salir a comer fuera durante todo el año y tomar alimentos “menos saludables” siendo muy conscientes de que nuestra rutina diaria es, finalmente, la que determina nuestro peso y nuestra salud. De esta forma, las dietas estrictas son innecesarias ya que solo generan ansiedad, represión y sufrimiento. ¿No será mejor aprender a comer para disfrutar de ello, estar en un peso saludable y sentirnos bien física y mentalmente?

P.- ¿Cuál es el prototipo de paciente que acude a la consulta y qué busca?

R.-La mayor parte de las personas que acuden a consulta buscan una pérdida de peso. Me sorprende gratamente como es el propio paciente el que exige al profesional que le enseñe a comer para dejar de hacer dieta para siempre. Suelen ser personas que han probado muchas dietas y ninguna les ha funcionado a largo plazo porque no aprendieron nada y les fue imposible mantener esa rutina durante mucho tiempo. Las dietas estrictas funcionan momentáneamente a nivel estético, pero nada más, y ese perfil de paciente lo sabe de sobra.

P.- ¿Por qué es importante acudir a un profesional de la alimentación con titulación oficial específica y no dejarse llevar por consejos típicos o por falsos mitos para cuidarse?

R.-Creo que la sociedad actual se encuentra en una situación de desesperación con la alimentación. Existe un exceso de información contradictoria y continuamente salen a la luz métodos milagro o alimentos con “súper poderes” que prometen ser “los definitivos”. Esto es puro marketing ya que las empresas conocen de sobra a su público objetivo, saben que el que se encuentre desesperado por adelgazar, es vulnerable, y probará lo que sea necesario para conseguirlo lo más rápido posible.

Así, década tras década se han ido popularizando creencias y métodos que de sobra conocemos todos y de sobra sabemos también que tarde o temprano se descubrió su ineficacia.

En cuanto a alimentos, buscamos el alimento mágico que nos asegure una pérdida de peso, como decía, rápida y fácil. Aunque nos cueste un dineral, que yo no tenga que pensar mucho ni me cueste mucho esfuerzo. Esta búsqueda es totalmente lógica, porque nuestra mente no quiere complicarse la vida y es de naturaleza impaciente.

Por otra parte, existe mucho intrusismo laboral en este sector y hemos permitido que pseudoprofesionales sin titulación oficial específica en nutrición y alimentación nos asesoren. De esta forma, se han ido creando mitos popularmente extendidos a día de hoy que nos llevan a creencias erróneas.

Por tanto, cuando ponemos nuestra salud y alimentación en manos de un profesional, exige su titulación y siempre, siempre, siempre pregunta el por qué de lo que te recomiende.

P.- ¿Qué tienen que hacer los deportistas amateurs o profesionales de Alcázar y comarca para poder recibir tu asesoramiento?

R.-Cualquier persona que desee mejorar su salud y optimizar su rendimiento deportivo debe empezar por cuidar su alimentación. Ya no hablamos de dietas con calorías contadas al detalle, sino de una organización diaria de nutrientes y grupos de alimentos y el aprendizaje acerca de qué alimentos y productos son los más idóneos para cada caso particular. Por supuesto, en este sector, es imprescindible aprender a interpretar las etiquetas de los productos correctamente debido a la enorme oferta y demanda del mercado de la nutrición deportiva en barritas, batidos, suplementos proteicos, bebidas isotónicas, etc.

En este ámbito existe un mito muy extendido: “cuanta más proteína tome, más masa muscular tendré” y es totalmente erróneo. Sea cual sea tu actividad deportiva, no dudes que debes acompañar una buena alimentación con tu práctica. ¡No lo pienses más!

P.- No solamente les enseñas a comer bien y a cuidarse sino también a comprar bien, ¿no?

R.-Por supuesto, como mencionaba anteriormente, me parece básico y fundamental hoy en día saber interpretar las etiquetas de los productos del supermercado de una manera sencilla, para que en menos de 3 segundos sepamos si el producto merece la pena o tiene una composición nutricional pésima. En esto insisto mucho por varios motivos:

- La publicidad en los envases manipula al consumidor a pesar de que según la ley de etiquetado está prohibido. Encontramos muchos reclamos publicitarios como “light”, “0%”, “sin azúcares añadidos” que en la mayoría de los casos ni es saludable ni es cierto si quiera.

- Vivimos con prisa, buscamos productos listos para consumir porque no tenemos tiempo y las empresas saben cómo satisfacer nuestras necesidades. Los hay con una composición nutricional muy buena, solo hay que saber identificarlos para beneficiarnos así del avance de la industria alimentaria en este sentido, ya que no todos son saludables.



P.- ¿Cuáles son los productos que nunca deberían faltar en nuestras despensas y neveras?

R.-Las conservas, los congelados de calidad y las verduras. La verdura no debería faltar nunca en el plato de una comida principal y las conservas y congelados nos aseguran tener en casa productos nutricionalmente muy buenos para esos momentos que todos tenemos de “no tengo ganas o tiempo para cocinar”, pero no todos valen, ¡hay que saber interpretar la etiqueta!

P.- ¿Los niños también pueden formar parte de Alimenta La Salud?

R.-Que los niños aprendan a comer y sepan desde pequeños llevar una alimentación equilibrada es igual o aún más necesario que en los adultos. Ellos son la sociedad del futuro y, si a las generaciones anteriores nos hubiesen formado en educación nutricional durante la infancia, muchas patologías hoy en día no tendrían unos índices tan elevados como el sobrepeso, obesidad, diabetes de tipo II, etc.

Los casos en los que se aconseja que un niño y/o sus familiares cercanos acudan a consulta son, por ejemplo, cuando exista un caso de sobrepeso, obesidad, alergia o intolerancia a algún alimento, diabetes, celiaquía, inapetencia por los alimentos o incluso para que la familia aprenda a compaginar el menú del comedor escolar con las cenas, meriendas, desayunos, etc.

Me encuentro casos de muchas madres y padres que no saben qué darles de comer a sus hijos, dudan acerca de qué alimentos serán mejor para ellos y recurren a productos procesados que, aparentemente, son saludables descubriendo finalmente que no es así.

Por tanto, si quieres aprender realmente a llevar una alimentación sana, organizada, adaptada a la vida real, sin sufrimiento ni prohibiciones, romper con los mitos tan extendidos, encontrarte con energía, y en un peso saludable, el único camino es la educación nutricional.

“Olvidémonos de las dietas y aprendamos a comer”

Más información y cita previa: 644055138 / consultaalimentacionysalud@gmail.com

Facebook: Alimenta La Salud

Instagram: @alimentalasalud





Manchainfo706x100
También te puede interesar 
 
Mimq
loading...