Manchainformacion 716x100px gracias 2020
20200224 180353 0000
20200224 180353 0000
manchainformacion.com | Los Lectores 25/02/2020
Renting red talleres manchegos 1000x120
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
La ansiedad por la comida se caracteriza por una apetencia descontrolada e impulsiva por alimentos ricos en azúcares, hidratos de carbono, aceites vegetales refinados y harinas (procesados de pésima calidad nutricional, dulces, repostería industrial, comida “basura”, snacks, etc)

¿Por qué nos sucede esto?

Hay que entender a nuestro organismo como a un “todo”, no se puede trabajar la alimentación de forma aislada sin tener en cuenta el estado de nuestra mente, nuestras emociones o si padecemos alguna enfermedad o dolencia física.

Las emociones como la tristeza, la insatisfacción, preocupación, miedo y similares a estas, provocan en nuestra mente la búsqueda de placer físico o terrenal para “aliviar ese sufrimiento”. Sustancias como las drogas o el alcohol, de sobra conocidas, generan ese efecto de bienestar que nos hace escapar, mientras dura su efecto, de ese estado de insatisfacción. Y con los alimentos nos sucede lo mismo. El ciclo es el siguiente:

-Siento emociones que no me agradan. En vez de mirar “hacia adentro” para analizar de dónde provienen, miro hacia afuera y busco distracción y placer (internet, televisión, móviles…cualquier estímulo que me distraiga de mí mismo)
-Como esto no es suficiente, me refugio en la comida ya que, en el momento de tomar ese tipo de productos de los que hablábamos anteriormente, mis papilas gustativas sienten placer por el consumo de alimentos “palatables” (ricos, sabrosos a nivel del sentido del gusto)
-Químicamente, los compuestos presentes en estos productos, me provocan una euforia y un subidón de energía (normalmente causado por el azúcar y sus famosos picos glucémicos) que dura muy poco tiempo.
-Al rato, me siento fatigado, con somnolencia, de nuevo triste y apático.
-En este momento, los centros de recompensa del cerebro, te hacen recordar que comiendo dicho alimento (que además saben que tienes en la despensa y lo tienen perfectamente identificado) te sientes fenomenal. De nuevo, en vez de mirar hacia adentro, me refugio en la comida.
-Me siento deprimido, no entiendo qué me sucede ni cómo controlarlo, la fuerza de voluntad no es suficiente. Cada vez gano más peso y siento que algo no va bien.

Por otra parte, hay una serie de conductas alimenticias que agravan todavía más esta ansiedad por la comida, como son las dietas estrictas que no alcanzan un equilibrio nutricional ni tienen en cuenta la salud mental de la persona que la realiza. En el momento en que prohibimos cualquier alimento o grupo de alimentos, mayor fijación tenemos por este. Por no hablar de las conductas o pautas excesivamente restrictivas calóricamente que generan ansiedad por los hidratos de carbono debido al déficit energético que se ingiere día tras día. De nada sirve comer 4 días a la semana pollo y ensalada si el fin de semana arraso con lo que se me presente debido a la ansiedad que me generan esos 4 días.

Por último, hay que tener en cuenta que, la famosa fuerza de voluntad no es la solución a este bucle ya que estamos hablando de una adicción real bioquímicamente hablando. Por tanto, mi recomendación es:

1. Compréndete, entiende por qué te sucede esto e investiga dónde puede tener su origen.
2. Valora acudir a un profesional de la psicología que te ayude a trabajarlo.
3. Poco a poco ve reduciendo el consumo de ese tipo de productos que de sobra sabes que no son buenos para ti, no se trata de prohibirlos, si no de que su consumo sea opcional y ocasional. Que no te sientas esclavo de los mismos. Asegúrate de comer de todo con un equilibrio y estar saciado con tus elecciones diarias. Comer alimentos ricos que te hagan feliz y te satisfagan. Parece una obviedad pero es la clave. Lógicamente, esto te llevará un tiempo y es un proceso en el que debes tener paciencia. Apóyate en profesionales del campo de la nutrición que te comprendan y no añadan más presión a tu situación.

Casos como este trabajo en la consulta diariamente, porque la ansiedad por la comida es más común de lo que creemos y todos, en algún momento la hemos padecido o la padeceremos. Aprender a conocernos y entender como funcionamos es fundamental.

Información y cita previa:
Telf. 644055138
consultaalimentacionysalud@gmail.com
www.alimentalasalud.es
Instagram: @alimentalasalud
Facebook: Alimenta La Salud
Mimq
También te puede interesar 
 
loading...