Portada portavoces
Portada portavoces
Nuria Villacañas | Castilla-La Mancha 07/03/2020
Banner gif dos partes mancha infor %28 %282%29
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Ana Isabel Abengózar, Lola Merino y Carmen Picazo. Tres nombres, tres mujeres, tres políticas que desde su profesión y su posición ponen rostro y voz a todas las mujeres que, como ellas, trabajan en pro de la igualdad real. Tres políticas de raza, podría decirse que tres caras de una misma moneda, que pese a representar a siglas distintas –PSOE, PP y CS-, tienen un objetivo común: la igualdad real y el empoderamiento de la mujer.

Ellas, cuyo trabajo, tesón, esfuerzo y sacrificio les han llevado a ocupar las portavocías de sus grupos políticos en las Cortes de Castilla-La Mancha, son parte del legado que hace ahora ochenta y nueve años iniciaran sus homólogas Clara Campoamor, Victoria Kent o Margarita Nelken. Tres pioneras que hicieron de la política la mejor arma para combatir la desigualdad entre hombres y mujeres.

Abengózar, Merino y Picazo, forman parte de la nueva generación de mujeres que desde la profesión política visibilizan los problemas reales de la mujer en materia de igualdad y abogan por la incorporación de leyes que rompan las barreras sociales, económicas, familiares y profesionales del colectivo femenino y muy especialmente de las mujeres en el medio rural.

“Tenemos en nuestra mano la capacidad de visibilizar el empoderamiento de las mujeres y de poner en marcha acciones para que ese empoderamiento sea, de verdad, de todas las mujeres. En las Cortes de Castilla-La Mancha he tenido la suerte de ser testigo de la aprobación de normas y de leyes avanzadas en materia de igualdad y de prevención de la violencia de género. Sin embargo, aún nos queda mucho trabajo por delante para conseguir que la igualdad sea real y en todos los ámbitos”, asegura la portavoz del Grupo Socialista en las Cortes Regionales, Ana Isabel Abenzógar.



Una igualdad que para la portavoz del Grupo Popular, Lola Merino, se debe “trabajar desde todas las posiciones: desde tu trabajo, tu oficina, en tu grupo de amigos…” Aunque “es evidente, que desde algunas posiciones, se tiene más repercusión social y/o mediática, pero todas las personas somos necesarias para lograr la ansiada igualdad”

Por su parte, una de las recién incorporadas, Carmen Picazo, portavoz de Ciudadanos en el Parlamento Autonómico, asegura que “desde la política se puede y se debe contribuir a impulsar medidas orientadas a ir acabando con las desigualdades y los prejuicios. La dimensión pública que tenemos los políticos nos da un altavoz que debemos aprovechar para lanzar a la ciudadanía mensajes responsables e inspiradores. Es una labor que nos concierne a todos los que formamos parte de la sociedad, políticos de todos los partidos pero también ciudadanos en general, hombres y mujeres. La igualdad debe ser una conquista de toda la sociedad”.

“En política la conciliación es complicada”

Una conquista social no exenta de dificultades que atañe de manera muy especial a la mujer. La maternidad y con ella la conciliación de la vida laboral y familiar supone uno de los inconvenientes en la promoción de la carrera profesional y especialmente en un campo como el político donde “la agenda de viajes y reuniones y la intensa dedicación resta tiempo de cuidado a la familia y merma la calidad de vida de muchas familias”, manifiesta Carmen Picazo.

En la misma línea se manifiesta la portavoz Popular, Lola Merino, quien destaca que en su caso “y con mucha suerte y con bastante sacrificio”, cuenta con “un marido y unas hijas que ayudan y se corresponsabilizan de los asuntos familiares. Si no fuera así, me imagino que sería muy complicado o prácticamente imposible”.



“Debo ser de las que mejor concilia porque soy de las que decidió anteponer la vida laboral a ser madre, de modo que quizá esto me haga conciliar mejor. Es verdad que en el ámbito político es muy complicado puesto que no tenemos horarios normales, bueno, más bien no tenemos horario. Algunas semanas no podemos ni distinguir un lunes de un domingo, esa es la verdad y cierto es que todo ese tiempo es tiempo que le quitamos a la familia”, explica Abengózar.

Leyes y medidas urgentes

El problema de la conciliación familiar y profesionales junto con la lacra que representa la violencia de género son dos de los principales retos a los que se enfrenta la clase política. Dos cuestiones que ponen de manifiesto nuestras portavoces regionales. Ana Isabel avala el gran trabajo que los gobiernos progresistas y muy especialmente el que preside Emiliano García-Page ha hecho que “Castilla-La Mancha se sitúe a la cabeza en la aprobación de leyes en materia de igualdad y de lucha contra la violencia de género. Aun así y mientras exista un obstáculo que impida a las mujeres la plenitud de derechos, habrá que seguir trabajando. Mientras que el compromiso con la igualdad no sea de toda la sociedad quedará algo por hacer y sobre lo que legislar”.

Carmen, pone el acento en las 14 mujeres que han muerto en lo que va de año. “Un drama que parece no tener fin. Un drama que debemos afrontarlo desde la unidad y el mayor consenso. La lucha por la igualdad debe ir de la mano de la lucha por la diversidad. En este sentido es esencial entender que sin unión no habrá avances en el ámbito legal ni tampoco en el social”.



Finalmente, Lola entiende que “hay suficientes leyes que garantizan los derechos básicos de las personas, no creo que sea por tanto un problema de falta de leyes, si no de falta de aplicación de las ya existentes”.

En definitiva, tres mujeres que han hecho de la política su modo de vida y el camino para trabajar en la puesta en marcha de mecanismos que favorezcan la igualdad de la mujer y su empoderamiento.

Tres mujeres que entraron en política -Carmen por no sentirse representada por los partidos tradicionales y la voluntad de poder contribuir a cambiar las cosas; Lola a través de su cargo como presidenta de Amfar ante la necesidad de dar respuesta y soluciones a las reivindicaciones de la mujer en el medio rural, y Ana Isabel desde el ideal de la juventud de cambiar el mundo a través del servicio público- forman parte del ya, afortunadamente, gran grupo de políticas que ocupan sillones en todas las administraciones e instituciones públicas. Una incorporación paulatina desde aquel 1931 y desde aquel primer Congreso español de la democracia que arrancó con apenas 24 diputadas. Hoy en día podemos presumir que son 166 las parlamentarias nacionales y 15 las que representan a Castilla-La Mancha en las Cortes Regionales.


Manchainfo706x100a
También te puede interesar 
 
Mimq
loading...