8 728x90
Ind
Ind
Jesús Ignacio Meco | Los Lectores 23/03/2020
Banner gif dos partes mancha infor %28 %282%29
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Está claro que nuestro sistema de salud es nuestra vanguardia en la lucha cuerpo a cuerpo. Nuestros sanitarios están ahora mismo en la ya pequeña trinchera que cada día empieza hacer más agua. Sí, tenemos uno de los mejores sistemas de salud pero apoyados en lo inmediato, por eso somos tan buenos aunque nuestras trincheras (urgencias) estén saturadas, pero las guerras se ganan de dos maneras, estrategia o superioridad y en esto el Covi-19 nos está machacando.

El problema es que ahora a nuestro sistema se le ven las vergüenzas y las fortalezas de las que hablábamos. En este nuestro país el no abordar el problema de una manera real es endémico. Test, Test, Test… decía Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS en España. El Dr. Fernando Simón prácticamente todos los días vaticina (porque no deber saberlo) la llegada de los test y aboga por el distanciamiento social.

Permanentemente en los noticieros nos ponen los números asistenciales que son los que son y se atienden como buenamente pueden. No son resolutivos, no tiene capacidad de decisión aunque la situación pueda ser más o menos grave lo que impide que se pueda trabajar con las personas de una manera transversal y, como siempre, el paciente suele ser un objeto por el que se lucha pero con el que no se cuenta. Si tenemos una gran vanguardia, si estamos haciendo todo lo humanamente posible ¿no creen qué deberían repasar la estrategia? En un equipo de futbol en mitad de una liga no se echa a los once jugadores.

¿No sería más justo y más equitativo ganar la guerra contra el Covi-19 antes de empezar la reconstrucción? Como sigamos así vamos a tener que ir pensando en el coste de las indemnizaciones por mortalidad en vez de hablar de ERTES, teniendo en cuenta su consideración como accidente de laboral*, al que se lo consideren, pues parece existir reticencia en dar baja por coronavirus. Es una cuestión incomprensible dar bajas semanales por bronquitis en vez de, como publica el SESCAM, sean por Coronavirus las cuales serían quincenales y con más ventajas para el trabajador.

En esto la sanidad privada tendría mucho que decir. No nos engañemos, en una guerra se define claramente quien es el enemigo y en este caso la sanidad privada no lo es y no verlo así supone un retroceso estratégico sanitario de considerable envergadura, más aún si sabemos que ahora mismo están atendiendo al 19% de los pacientes y que cuentan con más de 400 centros a disposición del Ministerio de Sanidad.

Necesitamos aprender como no lo hemos hecho hasta ahora. Conocer la presión y ruptura del sistema para poder evitarlo, trabajar para aprender a ser mejores en este escenario, contar la verdad y apoyarse en todo lo bueno que este país tiene. Por ello piensen en los miles de españoles encerrados en su casa con la incertidumbre de si están contagiados o no, ayúdenlos y pongan los dichosos test a su disposición, pues eso es equidad. Esta es sin lugar a dudas la gran carencia de nuestro sistema.

Yo seguiré parapetado en mi cuarentena con el cuchillo entre los dientes y prestaré toda la batalla que sea posible. #resistiré.

Jesús Ignacio Meco
Director de Indepf



Manchainfo706x100a
También te puede interesar 
 
Mimq
loading...