Manchainformacion 716x100px estuvimos  estamos y estaremos ecr 2020
Images
Images
manchainformacion.com | Salud & Nutrición 31/03/2020
Tm gif
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Que el Coronavirus ha alterado nuestro día a día es un hecho constatado. Estamos siendo testigos de los estragos que este virus está provocando en la sociedad en su conjunto y en las personas a nivel individual. Es innegable, por tanto, el impacto psicológico del COVID-19 y las secuelas físicas y anímicas que está provocando.

Mª Paz Amores Sepúlveda, psicóloga del Centro de la Mujer de Campo de Criptana, aporta, desde su experiencia en el día a día y tal y como traslada a muchos de sus pacientes, una serie de pautas para evitar que este COVID-19 se instale de forma permanente en nuestra mente y por tanto en nuestra manera de actuar.


En época de crisis hay que cuidar no sólo el cuerpo sino también la mente para preservar nuestra salud física y mental. Hay una serie de pautas que nos ayudan a sobrellevar más adaptativamente el confinamiento:

- Seguir un horario de manera habitual para realizar cada una de las actividades diarias.
- Crear una rutina para dichas actividades. Ejemplos: el lunes tareas de la casa, el martes pilates, el miércoles yoga, el jueves lectura, el viernes series…
- Practicar deporte ya que hay que conservar el tono muscular y además el practicarlo genera endorfinas que nos ayudaran a elevar el estado de ánimo.
- Hacer todo lo que no podemos llevar a cabo por trabajo y por las responsabilidades cotidianas.
- No estar sobreinformados. No estar viendo constantemente noticias del virus o de los afectados. Si estamos en un grupo de whatsapp que habla constantemente del tema o en una red social que no deja de informar, alertar y desinformar con los bulos correspondientes, evitarlos o salirnos de ahí.
- Hacer actividades en familia que nos ayude a compartir tiempo y así compensamos el que no compartimos en épocas normales.
- También es aconsejable tener durante el día nuestro tiempo y espacio para estar solos.
- Evitar ser monotemáticos. Hablar de más temas que no sea del coronavirus.
- No hacer predicciones sobre lo que puede o no ocurrir. Hay que vivir el día a día y no identificarnos con las desgracias ajenas.
- Tomar lo que estamos viviendo como algo temporal que pasará.
- Utilizar el sentido del humor ya que éste salva vidas.
- Mantener el contacto con familiares y amigos/as. Las videollamadas nos ayudan a ver a los seres queridos.
- Utilizar el aplauso de las 20:00 h. para ver a la vecindad y darnos fuerza mutuamente.
- No comer entre horas, ceñirnos a las comidas principales ya que hay veces que la ansiedad desemboca en episodios de comida compulsiva. Tenemos que
utilizar otras técnicas para combatirla como el yoga, ejercicios de relajación o respiraciones profundas.
- Evitar ver películas o documentales relacionados con virus, contagios, pandemias y catástrofes. Al contrario, que el contenido nada tenga que ver con
dichos temas y si son comedias mejor que mejor para levantar el ánimo.
- Hacer planes de futuro.
- Darnos mensajes positivos: “Esto es temporal”, “va a pasar”, “ya queda menos”, “lo vamos a conseguir”, “si lo hacemos bien antes llegaremos al final”…
- Permitirnos momentos de flaqueza, para luego retomar con fuerza el ánimo y la esperanza.
- Cuando llegue la noche pensar: “un día más” o “un día menos”.

TELETRABAJO

Si realizas teletrabajo:

- Márcate un horario y cúmplelo. Cuando llegue la hora tómalo como cuando estabas trabajando: desconecta el móvil del trabajo y apaga el ordenador.
- Haz los descansos pertinentes. No permanezcas sentada/o todo el tiempo y no los aproveches para picar sino para dar paseos.
- Ten un sitio adecuado para realizar el trabajo con unas características mínimas: luz, privacidad, espacio…
- No utilizar los fines de semana para terminar lo que no pudiste hacer durante la semana. Es tiempo de descanso.
- Poner límites a la familia en el horario de trabajo. No tienen que molestarnos o lo menos posible mientras que estemos trabajando.
- Conecta con los compañeros/as para compartir el trabajo y no sentirte solo.
- No hablar de trabajo con los compañeros/as fuera del horario laboral.

NIÑOS EN CASA

Si tienes niños/as en casa:

- No veas noticias con ellos/as ya que se pueden alarmar.
- No hables delante de ellos/as de enfermedad, contagios y muertes.
- Al igual que los adultos, ellos tienen que marcarse unos horarios y rutinas: deberes, clases on line, jugar, videojuegos, ejercicio, tv…
- Reforzarles diciéndoles lo bien que lo están haciendo.
- Hacerles entender que es algo temporal y que pasará.
- Hacer planes de futuro con ellos/as sobre lo que vamos a hacer cuando salgamos.
- Compartir juegos de mesa y actividades como manualidades o gimnasia.
- Hacer videollamadas a los seres queridos para mantener el contacto y ver que es la forma que podemos utilizar para cuando nos echamos de menos. También pueden reservarse un ratito diario para hablar con sus amigos/as.
- Animarles a descubrir actividades nuevas: hacer visitas virtuales a museos, escuchar conciertos, hacer gimnasia con nosotras/os, hacer trabajos manuales…
- No sobreinformarles. Contestar a las preguntas que ellos/as vayan haciendo evitando el catastrofismo, el morbo y terminar la explicación dándoles un mensaje de esperanza.
- Compartir con ellos/as el tiempo de los balcones y el aplauso ya que así, se sienten participes de lo que estamos viviendo.
- Dentro de las posibilidades de cada uno/a salir al patio, terraza o balcón para que les dé el aire.
- Animar a que expresen sus sentimientos. Es normal que tengan sus momentos de agobio, rebeldía, y tristeza.
- Aprovechemos para que tengan responsabilidades en casa y nos ayuden a limpiar, ordenar, poner y quitar la mesa…
- Hacer cosas especiales con ellos/as: comer en el comedor cuando solo lo hacemos en fines de semana, quedarnos un poquito más tarde por la noche, jugar a juegos de mesa, disfrazarnos, hacer competiciones…
- Disimular nuestras bajadas de ánimo (normales por otro lado), cuando estemos con ellos/as ya que nosotros/as somos su espejo en donde se miran constantemente: si nosotros/as estamos bien, ellos/as estarán bien.
- Cuando echen mucho de menos a los/as abuelos/as después de una videollamada, explicarles que no viéndoles es la única forma de protegerles para que no enfermen y que cuando esto pase lo primero que haremos será visitarlos/as para comernos a besos.

Y sobre todo, la única forma de protegernos es quedándonos en casa. Esto pasará, ya queda menos. Lo vamos a conseguir.

Mª Paz Amores Sepúlveda.
Psicóloga del Centro de la Mujer.





Manchainfo706x100b
También te puede interesar 
 
Banner gif dos partes mancha infor %28 %282%29
loading...