Manchainformacion 716x100px estuvimos  estamos y estaremos ecr 2020
Cient
Cient
Javier Fernández-Caballero | Herencia 22/04/2020
Tm gif
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
El doctor José María Moraleda, natural de Herencia, está liderando un ensayo clínico del Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria (IMIB), para que los pacientes por coronavirus no necesiten ir a la UCI y reducir la mortalidad del virus. Por eso es uno de los nuevos protagonistas que este miércoles traemos a manchainformacion.com en una entrevista.

PREGUNTA- En primer lugar, ¿en qué consiste el estudio?

Realmente es un estudio para eliminar las consecuencias que tiene la infección por coronavirus. El coronavirus entra al árbol respiratorio, llega al alveolo pulmonar y ahí se produce el intercambio gaseoso entre el oxígeno que respiramos y la sangre que hay en el árbol vascular. El coronavirus infecta a los macrófagos alveolares por medio de unos receptores, y también infecta a las células que recubren la parte interna de los vasos. Ese es el primer paso.

A partir de ahí, el virus llega ahí y empieza a matar células. Entonces, lo que ocurre es que por un lado los macrófagos y los neumocitos que están siendo dañados piden ayuda, ya que les están matando. Y también el endotelio, que es el revestimiento interno de los vasos del pulmón, genera esas llamadas de ayuda, llamada la "tormenta de citoquina". Entonces, las células del sistema de defensa notan esas llamadas a través de unos receptores e inmediatamente se van al pulmón. Los leucocitos, para llegar al alveolo pulmonar, tienen que atravesar el endotelio, que es como una puerta que cierra y sella el árbol vascular, y como el virus ha afectado al endotelio se produce una inflamación de éste y la enfermedad hace que esa puerta se abra y pasan todos los líquidos de la circulación al alveolo pulmonar. Y también las células del sistema de defensa llegan con mucha más rapidez al pulmón y vierten allí todas sus encimas en grandes cantidades, con lo cual el alveolo se llena de líquido y de células que dañan a su alrededor. Y eso es una catástrofe. Es el momento en el que los pacientes no pueden respirar y necesitan que los intuben.

Por otro lado, el endotelio al irritarse, activa otras células que hay en la circulación que son las plaquetas. Estas notan que algo pasa e intentan cerrar y tapar el endotelio, por lo que se forman microtrombos, que son taponcitos que no solamente en el tejido pulmonar, sino que afectan a otros órganos como el corazón. Es lo que se llama la trombosis generalizada. Falla el riñón, el pulmón y el corazón… y mueren los pacientes.

PREGUNTA- ¿Cuándo y cómo comenzaron esos estudios?

RESPUESTA- Nosotros cuando nos dimos cuenta de eso en un modelo animal, dijimos que para esta enfermedad además de poner antivirales, tenemos que proteger al endotelio, que es el director de orquesta de la gravedad de la enfermedad. Si lo protegemos, lograremos que los pacientes no se pongan tan enfermos.

El defibrotide, un medicamento utilizado en el trasplante de médula ósea, es un medicamento muy eficaz en modelos animales. Entonces se nos ocurrió la idea de llevarlo a cabo con el COVID-19, ya que pretendemos proteger el endotelio, porque es como un bálsamo que lo recubre. Lo suaviza, tapa esa puerta y es un excelente diluyente de los trombos, por lo que matamos todos los pájaros de un tiro y somos capaces de cortar ese incendio que se ha producido como consecuencia de la infección viral.

PREGUNTA-¿Cómo se han dado las pruebas en animales?

RESPUESTA- En los animales lográbamos aumentar la supervivencia en un 80% en una enfermedad muy parecida al COVID. Con esa idea, nosotros planteamos un ensayo clínico para humanos desde un grupo multidisciplinar del Hospital y hemos estado prácticamente un mes sin dormir con la ilusión de poder plantear algo que pudiera ser eficaz para nuestros pacientes y disminuir la mortalidad de la gente en un 25% de los pacientes que están muy graves.

Lo presentamos a la agencia española del medicamento, inmediatamente nos lo aprobaron porque les pareció que era un estudio seguro, también lo presentamos al instituto de Salud Carlos III y contamos también con su aprobación hace diez días. En un periodo récord hemos conseguido poner en marcha un protocolo para empezar a aplicar a los pacientes.

El estudio ya se ha empezado en el Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca de Murcia y ya ha comenzado en tres pacientes. Si este medicamento es eficaz, puede ser muy útil para muchos enfermos. Nuestra obsesión es disminuir esta sangría horrorosa de personas que están siendo afectadas hasta en un 25 % en pacientes graves. La mortalidad de pacientes que están en la UCI llega a ser en casi el 50% y la mortalidad aumenta mucho en las personas mayores, por eso es tan importante.

PREGUNTA- ¿Cuándo será posible la distribución de este medicamento?

RESPUESTA- De momento esto es una hipótesis, y estamos haciendo el estudio para ver si es eficaz o no. Si lo es, muy pronto los pacientes podrán contar con él. Es un estudio con una alta calidad científica y si fuera positivo el medicamento podría estar disponible de forma inmediata, en cinco o seis meses. De manera que sería un asunto muy rápido, que es lo que todos queremos.

PREGUNTA- Hasta ahora quizás la sociedad no era consciente de la importancia de la ciencia, pero hoy todo el mundo tiene puestas sus esperanzas en los científicos e investigadores… supongo que será algo que entre los colegas de profesión lo habréis comentado en numerosas ocasiones estos días.

RESPUESTA- Este tipo de acontecimientos tan horrorosos nos hacen recapacitar. Y más estando en esta situación de aislamiento. Nos damos cuenta de lo importante que es la salud y el conocimiento del cuerpo humano, de cómo nosotros nos defendemos ante estos virus. Y este es uno de tantos, ya que vendrán muchos más. Ya sabíamos que vendrían virus de estas características, ya que ha habido previos y habrá más. Si queremos tener defensas contra esto necesitamos investigar y conocer cómo actúa este virus y cómo es el enemigo para combatirlo adecuadamente.

España necesita recapacitar sobre esto. Todavía sobrevuela en la conciencia popular que investiguen otros y no nos damos cuenta que es absolutamente necesario para el progreso de un país descubrir cosas. Los españoles tenemos mucho talento y la sociedad tiene que ser consciente de que no solamente es importante el fútbol o ir a echar la partida, sino que tenemos que ser capaces nosotros de preguntarnos cosas, de tener un método científico, de poder crear para poder enfrentarnos a un futuro mejor. Las bases las tenemos en nuestro país, solamente necesitamos que la sociedad respete a sus investigadores, se dé cuenta del valor tan tremendo de la investigación y haga que la conciencia política cambie y que las prioridades de este país sean investigación y sanidad, poniéndolo en el punto de mira como algo prioritario.

PREGUNTA- Y la solidaridad de Herencia también se ha hecho patente, aportando 5.000 euros al proyecto. Todo un orgullo, ¿no?

RESPUESTA- Este ensayo, como es lógico, además de tener una parte clínica, tiene una parte de investigación muy importante dirigida al conocimiento del virus y de cómo el defibrotide es capaz de resolver el problema del coronavirus en pacientes graves. Nos están apoyando investigadores de todo el país pero el proyecto no tiene financiación.

Me llevé la enorme satisfacción y la emoción de que me llamaran mis paisanos herencianos, y me comunicaron que habían hecho una colecta desde Anthropos para ayudar a la ciencia y que me la enviaban. Fue una emoción grandísima, no solamente por el detalle económico, sino por la concienciación que eso supone y la batalla de la que estamos hablando, del cambio de mentalidad para que nuestros niños vean en esto una vocación de futuro.

Este estudio, además, ha despertado un enorme interés internacional. Nos han llamado científicos de Milán, Harvard... y se está haciendo un consorcio internacional para combatir esta enfermedad en base a nuestro protocolo. Estamos muy orgullosos de ello.

Banner gif dos partes mancha infor %28 %282%29
También te puede interesar 
 
Manchainfo706x100
loading...