Manchainformacion 716x100px estuvimos  estamos y estaremos ecr 2020
Com
Com
manchainformacion.com | Ocio & Turismo 29/05/2020
Banner gif dos partes mancha infor %28 %282%29
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
La gestión de la comunidad de vecinos no parece algo que en principio entrañe demasiada complejidad: hay que estar al tanto de los pagos, resolver las incidencias que puedan surgir en las zonas comunes, gestionar la limpieza, etc.

Sin embargo, a día de hoy llevar a cabo estas tareas puede suponer un problema a los presidentes de la comunidad, que deben compatibilizar este trabajo con sus tareas cotidianas y con su vida. El asunto se complica todavía más si surgen problemas de gravedad más allá de las tareas cotidianas de cualquier edificio. Esta es una situación que puede darse tanto en grandes ciudades como en fincas de pequeños municipios como Ocaña.

Es por ello por lo que muchos vecinos de esta ciudad de Toledo optan por poner la gestión de su comunidad en manos de un administrador de fincas en Ocaña. Estos profesionales están especializados en resolver de manera inmediata cualquier problema relacionado con los vecinos o el edificio, además de ser eficientes gestores de esas tareas que hay que hacer diariamente y que terminan siendo muchas, pese a que puedan pasar desapercibidas.

Contar con un administrador de fincas es una de las mejores opciones para mantener todo lo relacionado con el inmueble y los propietarios en un estado óptimo. Visitan de modo habitual las fincas de toda Ocaña con las que trabajan, llevan las cuentas al día y tratan de reducir el gasto para aumentar el ahorro de los vecinos año tras año.
Más beneficios de contar con un administrador de fincas

Otro de los puntos positivos de contar con la colaboración de un administrador de fincas es que estos profesionales están al día de toda la legislación y reglamentos relacionados con los edificios. ¿Qué significa esto? Que están al tanto de la publicación de ayudas y subvenciones de las que una comunidad se puede beneficiar para hacer reformas, llevar a cabo reparaciones o modernizar y mejorar la accesibilidad del edificio.

Esto es algo que las comunidades que se autogestionan no suelen aprovechar, puesto que las personas que ejercen de presidentes no tienen estos conocimientos ni cuentan con el tiempo que es necesario para rellenar peticiones, presentar informes, etc.

Además, por su trabajo diario en los edificios, los administradores de fincas suelen contar con profesionales de confianza para llevar a cabo reparaciones: albañiles, fontaneros y electricistas suelen atender más y mejor a las llamadas de los administradores, ofreciendo así un mejor precio y unas soluciones más eficaces a los problemas que se puedan dar en los edificios.

Contratar a un administrador: un proceso sencillo

Contratar a un administrador de fincas no supone ningún problema: no habrá que perder mucho tiempo en ponerle al tanto sobre la situación del edificio y las características del vecindario. Al ser su 'material de trabajo'', estos profesionales son capaces de llevar a cabo una revisión inicial del edificio y la situación en su primera visita para hacerse una idea general y muy precisa de las necesidades que tiene la comunidad.

A partir de ahí, y gracias a un control estricto de la contabilidad, el administrador asesorará a los vecinos desde el minuto cero para mejorar sus vidas y la situación de sus edificios.
Manchainfo706x100a
También te puede interesar 
 
Mimq
loading...