8 728x90
Img 20200604 wa0028
Img 20200604 wa0028
Equo Alcázar Vecinal | Los Lectores 05/06/2020
Banner gif dos partes mancha infor %28 %282%29
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Alcázar de San Juan debe comprometerse con hechos a la sostenibilidad y al futuro, partiendo de dos ideas clave: el inicio de una transición hacia la ciudad sostenible, incluyendo la transición hacia la autosuficiencia energética y el fomento, en la ciudadanía, de hábitos de vida saludables y respetuosos para ser cada vez más conscientes de los recursos limitados del planeta y del valor del consumo sostenible.

Si realmente queremos que Alcázar llegue a ser autosuficiente energéticamente, con energía limpia y renovable, es necesario fijar un calendario de renovación de las fuentes de energía que utilizamos, empezando por las del propio Ayuntamiento y por las de las empresas y las de los domicilios particulares, con planes de ayuda. En este tránsito es fundamental impulsar la educación y la conciencia ecológica.

Hay que poner en marcha un plan municipal contra el cambio climático. Se trata de ejecutar lo aprobado en la moción de emergencia climática, estableciendo las normativas y los recursos necesarios para garantizar reducciones de gases de efecto invernadero de al menos el 40% no más tarde de 2030, para poder conseguir el balance neto de cero emisiones en 2040 y abandonar progresivamente los combustibles fósiles, con el 42 % de cuota de energías renovables en 2030, como establece el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima.
Una consecuencia de la toma de decisiones en la transición a una ciudad sostenible sería la de lograr que Alcázar sea un referente en el apoyo a la industria verde, así como al empleo relacionado con la transición energética y la agricultura ecológica. Como dice un acuerdo de la moción de Emergencia climática: “avanzar, entre otras, hacia una economía local y de proximidad que impulse la soberanía alimentaria, la agricultura y ganadería ecológicas y evite el derroche de alimentos.”

Paralelo a estas acciones se debe seguir con la reforestación con especies autóctonas para lograr un anillo verde alrededor de la ciudad y el mantenimiento de sus plazas, parques y jardines para que sean espacios de juego sano para la infancia y de convivencia para los adultos. En la ciudad es necesario tomar decisiones para reforestar determinadas calles y plazas y conseguir “ni un alcorque sin árbol”. Como siempre no nos cansaremos de repetir: la importancia de un amplio programa de educación ambiental.

Una ciudad ecológica y con futuro tiene que apostar decididamente por la gestión pública del agua, del abastecimiento y de la depuración. La remunicipalización del servicio nos pondrá en disposición de invertir en la mejora de la red y del servicio con los recursos económicos que genera la empresa Aguas de Alcázar, en vez de revertir, como sucede ahora, en los haberes del socio privado.

En relación con los animales, la ciudad del futuro aplicará la ley contra el maltrato animal, no incluirá en las programaciones propias del Ayuntamiento actividades que incluyan sufrimiento animal (tiro pichón, galgos, etc.), eliminará las subvenciones a espectáculos taurinos y a las actividades dirigidas al aprendizaje y fomento del toreo.
Alcázar con su Ayuntamiento a la cabeza, deberá poner todos los medios para la eliminación de plástico de un solo uso, ejecutando las medidas que ya han sido aprobadas en pleno. También pondrá el acento en la sensibilización de la ciudadanía sobre los efectos negativos de utilizar plásticos de un solo uso y en la conveniencia de adoptar alternativas más sostenibles.

Es necesario avanzar en la gestión de los residuos, “el mejor residuo es el que no se genera”. Un recurso fundamental será el avance en el reciclaje en la diversificación de residuos a través de la Mancomunidad de Servicios Comsermancha. Insistir en el cumplimiento de la ordenanza sobre el horario y la utilización de los contenedores de basura pidiendo la colaboración ciudadana. Habría que establecer un plan sistemático de erradicación de vertederos incontrolados en coordinación con las poblaciones vecinas.

Por último, para avanzar en el logro de una ciudad comprometida con el medio ambiente, es preciso decir que todas las decisiones, compromisos y acciones que se lleven a cabo tengan en cuenta que: la justicia, la democracia y la transparencia deben ser los pilares fundamentales de todas las medidas que se apliquen, por lo que la ciudadanía será protagonista en la vigilancia, el seguimiento y el control de las medidas adoptadas (extraido de los acuerdos de la moción sobre la Emergencia climática aprobada por el Ayuntamiento de Alcázar de San Juan en el pleno de octubre de 2019).

Manchainfo706x100a
También te puede interesar 
 
Mimq
loading...