Pleno
Pleno
manchainformacion.com | Provincia Toledo 17/07/2020
Bannercentral 1
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
El presidente de la Diputación de Toledo, Álvaro Gutiérrez, ha anunciado que la futura rotonda que se construya de acceso a la Residencia Social Asistida “San José”, se dedicará a los sanitarios y a las víctimas por el COVID-19.

El pleno de la Diputación de Toledo ha aprobado, con el apoyo de todos los grupos políticos representados en la Institución, la declaración institucional en memoria de los fallecidos por la COVID-19 y en reconocimiento a los profesionales que han luchado desde el principio, y siguen haciéndolo, contra el virus y sus consecuencias.

Antes de la lectura de la declaración institucional, el presidente de la Diputación de Toledo, Álvaro Gutiérrez, ha anunciado que la rotonda que se construya para mejorar el acceso a la Residencia Social Asistida “San José” desde la CM-4001, se dedicará a los sanitarios y las víctimas fallecidas durante la pandemia.

El presidente ha ofrecido al resto de grupos políticos consensuar y concretar el tipo de homenaje que se levantará en esa futura rotonda.

A continuación detallamos la declaración institucional aprobada por unanimidad de todos los grupos políticos en la Diputación de Toledo:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La pandemia mundial del coronavirus ha provocado la crisis sanitaria más grave en la historia reciente de nuestro país y también de la humanidad. La COVID-19 nos ha llevado a vivir la primera pandemia que afecta a un mundo globalizado y a enfrentarnos a una situación excepcional de profundas consecuencias en nuestra vida presente y futura, no solo en pérdidas humanas irreparables, sino también en una profunda crisis social y económica cuyo alcance final se desconoce, debido a que la emergencia sanitaria continúa hasta que se descubra una vacuna o un tratamiento eficaz contra este virus.

La COVID-19 se ha propagado por el mundo con una rapidez, una capacidad de contagio y una virulencia desconocidas hasta ahora poniendo de manifiesto la gravedad de esta epidemia que ha llegado prácticamente a todos los rincones del planeta, apenas una decena de países no han registrado ningún caso de coronavirus, y que en estos momentos suma la impresionante cifra de 13,2 millones de personas contagiadas e inscribe la desgarradora pérdida de 577.000 vidas. Nuestro país ha sufrido duramente la pandemia mundial provocada por la COVID-19, habiendo contabilizado 256.000 casos, 4.231 en la provincia de Toledo, y 28.409 víctimas mortales confirmadas, 805 de ellas en la provincia de Toledo.

Una de las principales lecciones que nos ha aportado esta pandemia es que la unidad es un valor fundamental, por no decir, imprescindible, para abordar con garantías las consecuencias sanitarias, sociales y económicas derivadas de la COVID-19.

Así lo fue durante el confinamiento que este país afrontó durante más de tres meses, con una actitud ejemplar de toda la sociedad, desde los profesionales sanitarios, en primera línea de batalla, o los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad apoyados por los voluntarios de Protección Civil, hasta el resto de ciudadanas y ciudadanos, cada uno desde su ámbito de responsabilidad, acudiendo, por ejemplo, a sus trabajos, que eran fundamentales para mantener una economía “de guerra”; o quedándose en sus casas, para evitar la propagación del virus. Unidad que debe continuar en esta nueva etapa que vivimos, tras terminar el estado de alarma.

En ese sentido, resaltar que todas las administraciones públicas, desde la estatal o autonómica, hasta la provincial y local, han puesto a disposición todos sus medios humanos y materiales y financieros, para, en primer lugar, doblegar la curva de contagio y ayudar a los colectivos más afectados por la crisis sanitaria y, en segundo lugar, una vez controlada la transmisión del virus, para impulsar la recuperación y la reactivación de la actividad económica, tan necesaria para que esta crisis generada por el coronavirus dure el menor tiempo posible.

Las entidades locales han desempeñado y están desempeñando un papel extraordinario a lo largo de toda esta crisis sanitaria como la administración más próxima a la ciudadanía, la primera puerta de acceso para los vecinos y vecinas de nuestros pueblos, quienes han buscado su apoyo y ayuda ante la situación provocada por la pandemia. Más que nunca es el momento de estar al servicio de la ciudadanía, de sumar esfuerzos para superar la actual situación, y es imprescindible que los ayuntamientos dispongan de instrumentos efectivos para dar respuesta a todos los escenarios que está generando esta situación excepcional y, por ello, es indispensable que las administraciones locales puedan utilizar su superávit sin ninguna limitación y que ese ahorro en 2019 se destine a cubrir las necesidades de las personas más vulnerables y a completar la dotación en material y efectivos de los servicios que la hagan posible.

Hemos vividos momentos muy difíciles, momentos de pánico, de infinita tristeza, que han supuesto un gran esfuerzo para todos y todas y que los ciudadanos y ciudadanas han afrontado con responsabilidad y demostrando un gran compromiso cívico afrontado con espíritu de superación.

Especial mención merecen, por la encomiable labor que han realizado, los sanitarios, profesionales que han contenido la pandemia en la primera línea de lucha contra la COVID-19 y cuya abnegación y sacrificio merecen nuestro reconocimiento, cariño y agradecimiento como sociedad. Un reconocimiento que se extiende al personal de los centros residenciales, a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, a los trabajadores de sectores esenciales y a todos aquellos que han contribuido al funcionamiento del país durante el excepcional estado de alarma.

Un esfuerzo colectivo que debe hacernos sentir orgullosos como sociedad y que debe comprometernos ante el enorme reto que tenemos por delante y que nos sigue poniendo a prueba tras haber sido capaces de frenar en nuestro país la propagación del coronavirus, y que no es otro que seguir evitando los contagios y trabajando por la recuperación de las duras consecuencias socioeconómicas de esta crisis.

Porque el coronavirus no está derrotado y sigue siendo precisa una respuesta contundente, tanto de las administraciones como de la ciudadanía, quienes no pueden bajar la guardia en un momento en el que la sensatez, la prudencia y la responsabilidad tienen que seguir marcando nuestro día a día.

El mejor homenaje que como sociedad podemos hacer a las víctimas y a los trabajadores de los servicios esenciales es poner todo lo que esté en nuestra mano y en la medida de nuestras responsabilidades para evitar nuevos contagios que pongan en riesgo todo lo conseguido.

Por todo ello, la Diputación provincial de Toledo procede a aprobar la siguiente

DECLARACIÓN INSTITUCIONAL

1. La Diputación Provincial de Toledo expresa sus condolencias por todas las víctimas mortales causadas por la pandemia mundial de la COVID-19, uniéndose a cuantos homenajes se celebren en su recuerdo, así como transmite su sentido pésame a los familiares que han sufrido la pérdida de sus seres queridos.

2. La Diputación Provincial de Toledo expresa su apoyo a todas las personas contagiadas deseándoles una rápida recuperación de los efectos de este virus que está muy presente aún y ante el que es fundamental seguir manteniendo la guardia y la responsabilidad individual y colectiva para proteger la salud y evitar nuevos contagios.

3. La Diputación Provincial de Toledo expresa su reconocimiento y gratitud a todo el personal sanitario por su profesional, entrega e incansable trabajo para hacer frente a la pandemia de la COVID-19 y por su extrema sensibilidad en el acompañamiento de todos los enfermos. Agradecimiento que hace extensible al personal de las residencias de mayores y de personas con discapacidad, a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, a los trabajadores y trabajadoras de los servicios esenciales y demás profesionales y empleados públicos que han contribuido a mantener los servicios fundamentales en los peores momentos de la crisis sanitaria.

4. Y, de forma especial, el reconocimiento y gratitud de la Diputación de Toledo al personal de la Residencia Social Asistida “San José”, sanitarios, mantenimiento, asistentes sociales... por su excelente trabajo, absoluta dedicación, gran profesionalidad y el cariño incondicional exhibido en la dura lucha contra el coronavirus. Agradecimiento que hace extensible al personal de mantenimiento, a las brigadas de carreteras, a los bomberos y trabajadores y trabajadoras de la Institución que han garantizado la prestación de servicios durante la pandemia.

5. La Diputación Provincial de Toledo hace también extensivo su reconocimiento y gratitud a toda la ciudadanía por su colaboración imprescindible en el objetivo conseguido de frenar los contagios por su actitud responsable y su compromiso a la hora de seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias y que sigue siendo fundamental mantener para acabar con la COVID-19 especialmente en el momento actual.

6. La Diputación Provincial de Toledo expresa su firme compromiso de seguir apoyando a la ciudadanía y a los municipios en esta lucha contra la pandemia y contribuir a la recuperación económica y social de la provincia de Toledo ante los duros meses que quedan por delante.

7. La Diputación de Toledo rendirá homenaje a los fallecidos por COVID-19 en la provincia de Toledo y en la Residencia Social Asistida “San José”, que también incluirá un agradecimiento expreso a los trabajadores y trabajadoras de este centro asistencial.


Banner pid
También te puede interesar 
 
Banner gif dos partes mancha infor %28 %282%29
loading...