Pilar Atienza | Fotos: Wilfrido Santiago Camacho | La Villa de Don Fadrique 27/05/2013
La localidad toledana de La Villa de Don Fadrique ha retrocedido en la historia unos siglos para situarse en el Medievo, rememorando la importancia de este pueblo en esa época y a su personaje más ilustre al Infante que le da nombre.
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Como homenaje a la mujer y centradas en el papel que ha desempeñado a lo largo de la historia, las VI Jornadas Fadriqueñas han supuesto un reencuentro con la cultura, las tradiciones y la historia que situó a este municipio en los libros como lugar fronterizo. Con el baluarte de Don Fadrique, hermano de Pedro I El Cruel, la sexta edición de estas Jornadas Fadriqueñas han contado con el encanto de un mercado medieval ambientado en la época; con las conferencias que han descubierto los entresijos históricos de entonces; con los dulces típicos que se han trasladado de generación en generación; con animación teatralizada de la historia de este pueblo toledano; con exposiciones y un sinfín de actividades que han conseguido atraer a numeroso público.

Muchos de los fadriqueños que residen fuera de su pueblo, han elegido este fin de semana para venir. También lo han hecho vecinos de otras muchas localidades de la comunidad autónoma y de fuera de Castilla-La Mancha, atraídos por unas jornadas que este año celebraban la sexta edición con mucha animación. Miembros de la Corporación Municipal se sumaron a las actividades luciendo los trajes de la época, como también hicieron otras personas del pueblo que quisieron dar la bienvenida al casi centenar de encajeras, procedentes de varios municipios castellanomanchegos y de la propia Villa para hacer una demostración de este arte de los bolillos.
VI Jornadas Fadriqueñas en La Villa de Don Fadrique
 
También te puede interesar 
 
loading...