manchainformacion.com | Empresa y Formación 10/05/2021
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Cuántas veces nos habremos encontrado con esta disyuntiva en nuestras decisiones. En algunos ámbitos, como por ejemplo el de la vivienda, no hay término medio. Tenemos que decidir entre una opción u otra aunque, en muchos casos, no estemos convencidos de los inconvenientes que plantean esas dos opciones. En otras facetas, sin embargo, los avances comerciales han permitido que se abran paso nuevas formas de enfocar el uso y disfrute de un bien. Una de esas facetas es la del automóvil. Figuras como el renting coches supone una vía intermedia para poder usar un vehículo de forma personal sin tener que hacer frente a muchas de las desventajas asociadas a la compra de un vehículo. Esto explica que se trate de una fórmula cada vez más extendida y popular.

Los problemas de la compra

Sea lo que sea que estemos comprando, el principal factor a tener en cuenta a la hora de adquirir un bien en propiedad es el desembolso inicial. En muchos casos, la cantidad de este desembolso puede hacer necesario endeudarse, o, en el mejor de los casos, deshacerse de una liquidez que puede ser de gran utilidad en caso de imprevistos y gastos inesperados (algo que puede ocurrir en cualquier momento, especialmente en tiempos tan inciertos como los actuales). A esto hay que sumarle, en la mayoría de los casos, el tener que hacer frente a un gran número de trámites legales y burocráticos: desde licencias y seguros a impuestos, identificaciones, etc. Además, al adquirir un bien en propiedad, estamos comprometiéndonos con la puesta a punto y el mantenimiento/reparación de ese bien cuando estos se hagan necesarios. Esto, además de un gasto económico importante, puede suponer un importante gasto a nivel de tiempo.

¿Y qué pasa con el alquiler?

El principal problema del alquiler, es que, más que una inversión, se trata de un gasto que cae en saco roto. Además, según el servicio o el bien que estemos contratando y sus circunstancias espaciales y temporales, la cuota puede ser muy elevada. La búsqueda de soluciones intermedias en los sectores que estén accesibles se presentan como una solución equilibrada y óptima para hacer frente a nuestras necesidades sin tener que realizar grandes desembolsos, sin tener que preocuparnos de cuestiones accesorias y teniendo acceso a una amplia variedad de servicios extra y a una gran flexibilidad de opciones a la hora de la contratación.
También te puede interesar