Gema García Guijarro | Salud & Nutrición & Belleza 04/06/2021
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Los ojos y la piel presentan mecanismos intrínsecos de protección. A nivel ocular, las cejas y el parpadeo actúan como los primeros filtros naturales y la contracción pupilar y el cristalino ejercen de efecto protector. A nivel dérmico, los mecanismos de adaptación y defensa son, el engrosamiento de la capa córnea, la melanina y las moléculas antioxidantes, las citoquinas y el sistema de reparación de ADN. Pero estos mecanismos no siempre son suficientes para reparar los daños.

Por tanto, la fotoprotección debe iniciarse en la infancia ya que los efectos dañinos de la radiación son acumulativos e irreversibles.

De hecho, los episodios de quemaduras durante la infancia y la adolescencia han sido propuestos como factor de riesgo para desarrollo de melanoma de adulto.

Fotoprotección en niños: Es aconsejable que los fotoprotectores sean resistentes al agua, al sudor y al rozamiento, dada su gran actividad.

- Recién nacidos - 6 meses: se debería evitar la exposición solar.
- A partir de los 6 meses se recomienda el uso de protectores solares con filtros físicos, pues su mecanismo de acción es mediante reflexión y no se absorben tal y como los filtros químicos y se disminuyen los riesgos de reacciones alérgicas.

Fotoprotección ocular: Los niños tienen los ojos también más sensibles.

- 6 meses - 3 años: mínimo tiempo de exposición. Se aconseja el uso de gafas de sol con buena sujeción para mantenerlas bien colocadas.
- 3 años - adolescencia: se recomienda el uso de gafas sobre todo en actividades al aire libre, incluso en días nublados.

Fotoprotección en la adolescencia

- Hay que enseñar a los adolescentes “la regla de la sombra”: es decir, el sol es más peligroso cuanto más pequeña es la sombra del individuo en relación con la altura.
- Hay que explicarles los riesgos del uso de las cabinas de rayos UVA y plantear alternativas como los autobronceadores
-También deben saber que existen fotoprotectores con una cosmeticidad atractiva (placentero en cuanto a tacto, brillo, color y facilidad de aplicación) y adecuada a su tipología cutánea.
- En el caso de utilizar medicamentos antiacneicos y anticonceptivos orales deben utilizar medidas de protección extra ya que son fotosensibilizantes

Fotoprotección ocular

- En los adolescentes, el uso de dispositivos electrónicos ha generado un mayor número de casos de ojo seco debido a una disminución en el número de parpadeos y al estar en contacto con una fuente de luz azul.
- El uso de diversos medicamentos como antihistamínicos, anticonceptivos o determinados antiacneicos pueden provocar también sequedad ocular.
- La práctica de deporte al aire libre y los deportes de nieve hacen que los adolescentes estén más expuestos a las radiaciones UV, por tanto, se deben utilizar gafas de sol adecuadas al momento.

Adultos y ancianos

- Este grupo de población debe tener en cuenta que algunos medicamentos son fotosensibilizantes, entre otros, antihistamínicos, antidepresivos, diuréticos, antiulcerosos, antiinflamatorios y benzodiazepinas. Si se está en tratamiento con alguno de ellos se deberán tomar precauciones especiales en la protección de la piel.

- El uso de lámparas de luz UV en el secado de los esmaltes acrílicos y los brillos top coat, está provocando un aumento de casos de cáncer de piel en los dedos. Se recomiendan las manicuras o pedicuras tradicionales, o la aplicación de fotoprotector 50+ al menos 15 minutos antes de la sesión.

Fotoprotección ocular en adultos

- Los adultos y mayores son un grupo de población que requiere un cuidado especial debido a su medicación y a la prevención de problemas oculares como cataratas o DMAE asociados a la edad.
- Utilizar gafas de sol con filtros UV homologados.
- Si fuera necesario utilizar suplementos nutricionales que les ayuden a mejorar los ojos.
- Usar lágrimas artificiales
- Realizar revisiones periódicas.

Podemos terminar diciendo que, aunque la exposición a los rayos solares tiene incuestionables efectos beneficiosos para la salud, es una práctica no exenta de riesgos, por lo que debe hacerse con moderación y adoptando las medidas de protección adecuadas, que su farmacéutico le puede aconsejar.

Gema García Guijarro
Farmacéutica comunitaria de Alcolea de Calatrava
Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ciudad Real

También te puede interesar