manchainformacion.com | Ocio & Turismo 07/06/2021
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Castilla-La Mancha junto a Madrid empieza a estudiar cómo pasar el verano sin mascarillas. Con un índice de contagios descendiendo, la recuperación de eventos deportivos con público, conciertos con el aforo completo, salas de cine y teatro algo más llenas, y casas de juego como leo vegas apuestas y casinos abiertos, nos indican que la normalidad está más cerca de hacerse realidad junto al fin de las mascarillas, eso sí, en espacios abiertos.

De tomarse la decisión sería a partir de julio y siempre en consenso con el resto de las autonomías y el gobierno, ya que a día de hoy y mientras dure la pandemia, las mascarillas deben ser obligatorias en espacios públicos abiertos y cerrados, exista o no distancia de seguridad.

Más cerca de la nueva normalidad total

Con los contagios en cifras mínimas según pasan los días, con más de 9 millones de españoles vacunados, Emiliano García-Page ve más cerca poder prescindir de las mascarillas en espacios abiertos. Así lo declaró en el acto institucional por el Día de la Comunidad el pasado 31 de mayo.

Días antes el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón también declaró, que llegando a últimos de agosto con el 70% de la población vacunada, al menos con la primera dosis del fármaco, las mascarillas en espacios abiertos no serían necesarias. Siempre que la evolución de los no contagiados sigue arrojando cifras tan optimistas como las de las últimas semanas.

Es más, Fernando abogo por la responsabilidad cívica de los ciudadanos y ve, siempre que se sigan respetando las medidas de seguridad, y ciertas normas, que no hará falta esperar a finales de agosto para el fin de las mascarillas es probable que a mediados de julio, ya no sea obligatorio su uso.

Madrid, estudia también prescindir de mascarillas en espacios abiertos

Junto a Castilla la Mancha, Madrid también anunció que empieza a estudiar el prescindir de las mascarillas también en espacios abiertos, apoyando la propuesta de García-Page y sin hacer mención al Gobierno de Pedro Sánchez.

En Baleares, por ejemplo, Francina Armengol, lejos de tomar la decisión como en Madrid y Castilla la Mancha, espera que la decisión sea en conjunto de todas las comunidades autónomas.

Para que se pueda prescindir de las mascarillas, el gobierno deberá modificar la Ley 2/2021, de 29 de marzo, teniendo que ser ratificada en el Congreso.

En Castilla la Mancha, su Consejero de Sanidad, ya ha puesto la propuesta sobre la mesa, aunque todavía no de manera oficial.

El consejero castellano manchego tiene todo el interés de que la decisión se tome en conjunto y no como sucedió el año pasado cuando se decretó el uso obligatorio de mascarillas. Norma que se fui instaurando por provincias.

De momento, y hasta que sea una realidad, todavía queda cumplir con las medidas que nos han llevado a contar con la menor incidencia de contagios después de meses al alza, las distancias de seguridad, y las restricciones de aforo en locales, y hasta en reuniones familiares ahora que el verano empieza a asomarse.


También te puede interesar