manchainformacion.com | Ocio & Turismo 11/06/2021
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
La fascinación por el juego de blackjack se refleja en su interesante historia. Desde Castilla en el siglo XVII a la accesibilidad del blackjack online gratis de boga en nuestros días, este famoso juego ha sido testigo y objeto de muchas transformaciones y crónicas fascinantes.

Respecto al origen del blackjack, esta modalidad de juego comparte la misma situación que muchos otros juegos de habilidades y azar, las controversias abundan. No hay referencias categóricas, sino indicadores que transmiten que en esos tiempos se jugaban juegos similares.

Las cartas en la Edad Media

Los juegos de azar mutaban mucho en la Edad Media a causa de las prohibiciones, por lo que seguirles la pista es difícil. De hecho, los testimonios más fidedignos de su existencia provienen de documentos oficiales emitidos por el clero o por representantes de la monarquía y la nobleza, en los que prohibían a los plebeyos el juego, aunque ellos se permitían todo tipo de libertinaje en dicho entretenimiento.

La más remota referencia de la presencia de las cartas en Europa data del año 1376, fecha en la que ya eran populares. Una ordenanza emitida en Florencia (Italia) prohibía un juego, explícitamente descrito como recientemente introducido, llamado “naibbe”. Entre esa fecha y 1380 en Italia, Alemania, Suiza, Bélgica, Francia y España, se cuenta con diversos testimonios, entre ordenanzas y documentos de compras que evidencian la presencia de juegos de cartas.

Dos de las pruebas más concretas son los documentos registrados en una oficina de auditoría en Bruselas en 1379, uno fechado el 14 de mayo y el otro el 25 de junio. En ambos se testimonia la compra de barajas por miembros de la nobleza, se supone estaban pintadas a mano sobre pergamino y trabajadas con oro.

Señales españolas, alemanas y francesas del veintiuno

Testimonios documentales, descripción de propiedades, ordenanzas y prohibiciones, oficios asociados con los naipes e infinidad de muestras adicionales, testimonian el dinamismo de los juegos de cartas en los siglos XIV y XV. También en la literatura encontramos vestigios de la presencia de los naipes en la vida social de tiempos pretéritos.

Respecto al blackjack, se esgrime que se derivó del juego “Vingt-et-un” que significa veintiuno, muy popular a principios del siglo XVIII en la corte francesa. También se señala que los primeros vestigios del juego 21 datan de finales del siglo XV en Alemania, en los inicios de la imprenta occidental con el impresor Johannes Gutenberg en 1450.

No existe más categórica demostración de la existencia de este juego en España a principios del siglo XVII, y muy probablemente antes de esa fecha, que en las letras picarescas y geniales de Cervantes. También en la magna obra El Quijote, Miguel de Cervantes Saavedra da un aporte para el conocimiento de la historia de las cartas, en el capítulo 24 de la segunda parte, antes de la expresión: “Paciencia y a barajar”. Cervantes nos informa que las cartas ya se usaban en tiempo del emperador Carlomagno.

Rinconete y Cortadillo y el juego de la “Veintiuna”

Es irrefutable que a principios del siglo XVII en España la “Veintiuna” era popular. Cervantes se refiere muy explícitamente a dicho juego en su novela corta Rinconete y Cortadillo. En varias de sus obras Cervantes menciona juegos de cartas y con la mayor de las maestrías discursivas utiliza expresiones propias de este tipo de juegos, empleando un léxico naipesco. Sin embargo, en Rinconete y Cortadillo, novela picaresca que forma parte de las Novelas Ejemplares, publicadas en 1613, la presencia del juego de naipes es expresa y directa.

Pedro del Rincón (Rinconete) en una conversación con Diego Cortado (Cortadillo) le comenta algo sobre un As en la primera carta, que puede ser usada como punto u once y que, con esa ventaja el veintiuno puede conseguir. Es una muy expresa descripción del juego de la veintiuna, al cual alude en diversas oportunidades dentro de la narrativa.

Evidentemente era un juego popular en toda España antes del año 1605, cuando se publica “El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha”. En el capítulo 47 de la mencionada primera parte, se narra que en el aforro de la maleta había una novela que se titulaba Rinconete y Cortadillo.

Una conclusión lógica, es que la popularidad del juego se extendió por toda Europa occidental, por ende, existen diversas versiones de su origen. Sin embargo, un elemento de mucha relevancia es como hasta nuestros días, en su modalidad de blackjack online, el popular juego que le enseñó Rinconete a Cortadillo se mantiene en boga en todos los rincones del mundo.


También te puede interesar