manchainformacion.com | Salud & Nutrición & Belleza 14/06/2021
Descubre sus beneficios, sus efectos nocivos y cómo protegernos
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Se acerca el verano, estación en la que dejamos al descubierto gran parte de la piel de nuestro cuerpo y en la que buscamos el bronceado perfecto.

Por un lado debemos aprovechar todos los beneficios que nos aporta el sol y por otro prepararnos para evitar los efectos nocivos que éste puede ocasionar este en nuestra piel.

¿Cuáles son esos beneficios?

-Mejora el aspecto de nuestra piel, en procesos como el acné o la psoriasis.

-Ayuda a fortalecer los huesos, los rayos ultravioletas favorecen la producción de vitamina D, imprescindible para la absorción del calcio y fosforo.

-Hace que nos sintamos mejor, ya que aumenta la producción de serotonina, también llamada hormona de la felicidad, neurotransmisor que interviene entre otros, en la regulación del sueño y la temperatura corporal.

-Nos mantiene más activos, al haber más horas de luz, desciende el nivel de melatonina y hace que estemos más despiertos y con ganas de hacer cosas.

-Aumenta nuestras defensas, el sol estimula la producción de glóbulos blancos, encargados de combatir las infecciones y así refuerza nuestro sistema inmunológico.

Efectos nocivos

-Envejecimiento prematuro
-Manchas solares
-Quemaduras
-Melanomas
-Cáncer

¿Qué puedo hacer para protegerme de los efectos nocivos?

Antes de la exposición:
-Empecemos desde el interior, aumenta el consumo de alimentos ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes. Los encontrarás en frutas y verduras, busca aquellos de color anaranjados, ricos en betacaroteno , como la zanahoria o la naranja, el brócoli o el Kiwi son ricos en VC con un gran poder antioxidante. Bebe al menos 1,5 litros de agua. Puedes incorporar también capsulas activadoras del broceado, actúan desde el interior, mejoran la respuesta a la exposición solar y favorecen un bronceado homogéneo.

-Exfoliación, para eliminar las células muertas y facilitar la renovación natural de la piel, acompañado con un activador de la melanina ayudaremos a reforzar las defensas de la piel y conseguir un tono más uniforme. No olvides la hidratación tópica, utiliza

Durante la exposición.
-Comienza haciéndolo de manera gradual y elige las horas de menos incidencia, primera hora de la mañana o última de la tarde.

-Utiliza protección adecuada a tu fototipo y a las condiciones actuales de tu piel. Pregunta a tu esteticista, ella tiene los recursos necesarios para darte esta información.

-Repite la aplicación del producto, por mucha protección que tenga su efectividad es limitada.

-Asegúrate de que los productos que utilizas son de calidad, que aparezca el mismo factor de protección en el envase no te garantiza la misma efectividad, hay productos que pueden ocasionar reacciones y molestias como el escozor en los ojos y otro tipo de irritaciones.

En definitiva el sol es nuestro aliado pero nos exige una responsabilidad para evitar esos efectos nocivos que pueden llegar a tener consecuencias muy graves. Nuestra piel es el órgano más grande que poseemos y el más expuesto de todos, está en nuestra mano mantenerlo sano. Sólo así podremos lucir ese bronceado perfecto y sin ningún riesgo. Déjate aconsejar por profesionales de la piel, no por vendedores de productos.

Centro de Estética Avanzada Ana Villafranca
@centro.anavillafranca
C/ García León, 56 Portal 1 Bajo B
Teléfono: 926 56 42 67
También te puede interesar