manchainformacion.com | Empresa y Formación 18/06/2021
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
La economía es algo que se encuentra en el centro de la sociedad, es como un motor invisible que activa todos los engranajes, hasta los más pequeños. El ámbito de la microeconomía también se impulsa, los comparadores de préstamos rápidos, la proliferación de opciones y de oportunidades, son una demostración de los beneficios de una economía que se digitaliza vertiginosamente.

La diversidad de sitios que ofrecen préstamos rápidos es sumamente amplia. Por ende, se genera mayor competencia y los prestamistas ofrecen más beneficios para el solicitante del préstamo. Las determinaciones que establecen las leyes económicas en el mundo global se observan claramente en el universo financiero, este también se agita al ritmo de la oferta y la demanda.

Crisis y financiamiento alternativo

La posibilidad de acceder a pequeños préstamos personales tan rápida y fácilmente, además, sin engorrosos papeleos, era impensable hace unas pocas décadas. De hecho, en España los minicréditos y los financiamientos alternativos emergieron durante la recesión de 2008.

La crisis no solo afectó la economía nacional, tampoco se contrajo en forma aislada por la disminución del PIB (Producto Interno Bruto), también impactó gravemente a la población. Los sectores más vulnerables, que son la mayoría, se vieron muy afectados por la pérdida de los puestos de trabajo. El número de parados se incrementó de 1,8 millones a 6,2 millones entre el 2008 y el 2013.

Los minicréditos surgieron como una oportunidad de negocios en medio de una crisis. Por una parte, permitía el acceso a pequeños préstamos a quienes la banca tradicional siempre los restringió, más aún en tales momentos de extremas limitaciones. Por la otra parte, los prestamistas alternativos cobraban altas tasa de intereses por motivos del riesgo y de la abundante demanda.

Diversas acciones se produjeron en ese periodo, pero pocas estaban destinadas a apuntalar a la población y fortalecer la economía social. De hecho, se agudizaron las desigualdades. Para el 10% más pobre de la población, los ingresos anuales descendieron en un 42%. El extremo contrario, es decir, para el 10% más rico, el descenso fue de solo un 5,6%. Según el informe de Income Inequality Update (OECD) España pasó a ser el segundo país con mayores desigualdades, luego del Reino Unido.

Mejoran las condiciones de los préstamos rápidos

Así como este indicador de la brecha social se afectó tan gravemente, otras variables también formaron parte de esa crisis, la inflación, la escasez, el desempleo, entre infinidad de elementos de la dinámica económica que se encontraron en graves apuros. En ese momento de colapso económico, aumentaron las tasas de morosidad, lo que a su vez produjo una espiral en la que los créditos eran prácticamente inaccesibles y al disminuir estos, también se incrementa la dificultad de recuperación y crecimiento.

Muchas veces pareciera que en la medida en que avanza la civilización las finanzas se mueven con ella. Hay una reciprocidad permanente, la economía incide en los avances tecnológicos, en las formas y estilos de vida y a su vez estos retroalimentan la economía.

Las crisis económicas producen enormes desequilibrios. Ello pasa en el mundo, en un país, en una comunidad y por supuesto en una familia y en las personas. En la actualidad, los préstamos personales son más flexibles en cuanto a intereses y cuotas que en los duros tiempos de recesión, por ello la importancia de comparar y evaluar antes de tomar una decisión, ya que, es posible lograr mayores ventajas que en el pasado.

Encontrar rutas de salida ante las crisis

Todo esfuerzo que dediquemos a solucionar y salir de un atolladero es sumamente loable. Muchas veces necesitamos solventar una pequeña crisis o adquirir un pequeño bien, un repuesto o una herramienta de trabajo; cubrir un gasto médico, incluso darnos un empujoncito para emprender un negocio que puede empezar pequeño y luego crecer.

Buscar alternativas racionalmente es la mejor decisión que podemos tomar, quedarnos atascados solo aumenta la angustia hacia niveles inconmensurables. Todas las personas tenemos derecho a buscar el mayor equilibrio y asegurar condiciones de bienestar. Ese fue el sentido con el que nacieron los microcréditos en 1960 de la mano del premio Nobel de la Paz Muhammad Yunus. La motivación era proporcionar una base para dar un impulso a la productividad económica en mujeres pobres.

Si bien, ese no es el concepto que prevalece en los préstamos rápidos, ya que su objeto no es de carácter social, ni de mitigación de la pobreza, nosotros si podemos hacer uso de ellos con esa finalidad. Claro, son muchas las razones que pueden subyacer en la solicitud de un crédito, desde cubrir una deuda hasta darse un gusto. Sin embargo, sea cual sea el motivo, lo importante es que nos proporcione mayores niveles de bienestar, por ende, es recomendable estudiar nuestra situación y las condiciones del préstamo, de manera de seleccionar la opción más armónica y favorable.



También te puede interesar