Nuria Villacañas | Política & Legal 28/06/2021
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Mª Dolores, Desirée y Eduardo son el alma mater de V&G Abogados, tres jóvenes que han hecho de la abogacía su forma de vida y la mejor herramienta para garantizar la legitima defensa de sus clientes. Las nuevas tecnologías aplicadas al derecho, el impacto de la pandemia en el aumento de demandas, la independencia del Poder Judicial o la ralentización del propio sistema son algunas de las cuestiones a las que dan respuesta estos jóvenes desde su despacho de Alcázar de San Juan.

¿Qué es V&G Abogados? Es decir, ¿Quiénes conformáis el bufete?

M.Dolores: Pues V&G Abogados nació en 2011con Eduardo García y conmigo, Dolores Valdeolivas, y lo hicimos pensando ya en el futuro que hoy ya es un presente, porque nuestra idea fue abrirlo ya con una página web con acceso a clientes para que puedan ver sus expedientes y pedir citas online.

Eduardo: Y también hemos ido creciendo, gracias al convenio con la Universidad de Castilla-La Mancha, que nos ha permitido colaborar con varios alumnos, y ahora está con nosotros Desirée López que es abogada profesional y muy competente.

Áreas en las que estáis especializados y dónde os puede encontrar una persona que necesite de vuestros servicios

Desirée: Pues abarcamos todas las ramas del derecho, desde el ámbito civil, laboral, penal y contencioso, ya sea desde reclamaciones extrajudiciales, temas notariales, como asuntos judiciales.

M.Dolores: Estamos también en el turno de oficio, y ahí se adquiere mucho contacto con otros operadores jurídicos, y se aprende bastante.

En este tiempo de pandemia ¿habéis notado un aumento en los casos? ¿Cuáles han sido las principales demandas de los clientes?

Eduardo: Pues sí que se ha notado el aumento de casos, y sobre todo los relacionados con arrendamientos, temas contractuales, y también los laborales por los ERTES. Y también se ha aumentado por las sanciones durante el estado de alarma. Lo que se busca en esos momentos es asesoramiento, ¿Qué pasa con mi alquiler? ¿Cuánto pueden dejar de pagarme? ¿Puedo poner un desahucio?

M Dolores: Y también la convivencia de manera continuada ha originado un breve incremento de divorcios.

Desirée: La tramitación de las ayudas por el mínimo vital, las incapacidades laborales y los despidos o la regulación del empleo, también son materias que se han disparado con motivo de la pandemia y del estado de alarma.

A nivel nacional y de acuerdo a la actualidad, ¿es realmente independiente el Poder Judicial?

Eduardo: A ver, a nivel de usuario de la categoría más baja del poder judicial, sí que se evidencia la independencia judicial. Es decir, que los jueces de primera instancia, o los magistrados de juzgados y tribunales superiores sí que son independientes. Lo que puede entrar más en conflicto a nivel de organización entre el gobierno del poder judicial y el poder ejecutivo, sí que puede tener algunas fricciones que hemos podido conocer todos los ciudadanos, pero que no tiene un reflejo en el trato cotidiano ni en la administración esencial de la justicia.

¿Cuál es la causa de la lentitud de la justicia en España?

M.Dolores: Se pueden destacar muchos factores que favorecen la lentitud, como por ejemplo el sistema de acceso de los funcionarios, ya que las interinidades y el sistema de bolsa está por encima del sistema de acceso libre, lo que hace tener al personal administrativo y de gestión sin las cualidades esenciales, o que incluso hay personal de gestión que tienen estudios que nada tienen que ver con el derecho. Por lo que la gestión y administración básica de los procedimientos se ve perjudicada y retrasada.
Otro motivo son la existencia de garantías, que hace que todos los procedimientos se vean ralentizados.

Desirée: Y también influye la falta de medios materiales, ya que no hay una implantación tecnológica que sea eficiente. Hay varios sistemas informáticos judiciales, en función de si es el ministerio de Justicia o bien las comunidades autónomas con materias de justicia. Eso también influye en una mala comunicación y gestión de los recursos materiales y de coordinación judicial.

Eduardo: Yo también opino que todo se judicializa, como pretensión de obtener esa satisfacción de llevar siempre la razón. Es como una mítica lucha entre el bien y el mal. El ser humano en su mayoría, cuando le surge una controversia, piensa “yo llevo siempre razón”, y toda la razón, no hay un punto medio, entonces, si no me das la razón o me contradices, pues se judicializa y que sea un juzgado quien me dé la razón. Por eso, en mi opinión, la mediación siempre será una asignatura pendiente, pero por esa manera de afrontar las controversias, partiendo de la propia concepción de asumir que “siempre tengo razón”.

Su lema es ‘a los problemas, soluciones’. ¿Se cumple siempre este objetivo?

Eduardo: Va un poco relacionado con la reflexión anterior. Y es que, muchas veces los clientes están convencidos de tener toda la razón, y la solución pasa por evitar la confrontación.

M.Dolores: ¡Claro! Por eso siempre es mejor tener un buen asesoramiento, adelantándose a que surja el conflicto, o incluso evitándolo. Entonces, cuando el cliente consigue no llegar al problema, es la mejor solución. O cuando llega el problema, analizando diversos aspectos, o los factores, así como la legislación o la jurisprudencia, pues se adelante ese objetivo.

Ahora que ha finalizado el curso escolar ¿Es el derecho una buena salida profesional para los jóvenes que estén pensando en cursar estudios superiores? ¿Qué consejos podría darles?

Desirée: Yo tengo esa experiencia como más reciente, y puedo recomendar a los jóvenes a que se aventuren por los estudios en Derecho. Porque ayuda a conseguir también con la preparación y el estudio, alcanzar un espíritu crítico, porque si la convivencia en la sociedad es posible, es porque tenemos un sistema normativo al que le damos legitimidad y lo reconocemos como tal. Y conocer todo eso, pues ayuda a detectar muchas circunstancias, a evitar otras, y a vivir convencido que la convivencia es posible con el respeto a las normas.

M.Dolores: Además, estudiar derecho no significa ser abogado o abogada, sino que también abre más posibilidades a otras muchas profesiones, e incluso para oposiciones. Aunque lo más importante, también, es mantener la formación, no dejar de estudiar, superarse con nuevos asuntos, seguir las actualizaciones normativas y de la jurisprudencia.

Eduardo: Es, ser autónomo, también, y tienes que superarte, buscar opciones de futuro. También ayuda bastante el corporativismo que tienes con el resto de compañeros de profesión, y la cobertura del Colegio de Abogados, y la formación, lo que también ayuda a saber que en esta profesión o en cualquier otra, como decía Desirée tienes que formar parte de una sociedad en la que se requiere de todos los perfiles, y sentirte a gusto en el ámbito personal y profesional.

Nos pueden encontrar en:

V&G Abogados
Calle Doctor Bonardell, N°. 9, Oficina 2
13600 - Alcázar de San Juan - Ciudad Real
Tfno/Fax: 926 552 969
valdeolivas@abogadoalcazar.es
garcia@abogadoalcazar.es


También te puede interesar