manchainformacion.com | Quintanar de la Orden 27/07/2021
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
El Convento de los Padres Franciscanos ha vuelto a abrir sus puertas al Festival de Música La Mancha para acoger el penúltimo de los conciertos programados y que ha estado a cargo de la pianista Isabel Dobarro y el violinista Miguel Borrego.

En este concierto, que ha contado con la presencia de la directora del Festival, Consuelo Díez; el director de la Banda Sinfónica Municipal, Sebastián Heras; el alcalde de Quintanar, Juan Carlos Navalón; y el concejal de Deportes, Carmelo Carretero, se rendía homenaje a una de las grandes compositoras del siglo XIX y cuya imagen preside la portada del libro y el cartel del Festiva. Se trata de Pauline García de Viardot (1821-1910) una de las compositoras más relevantes del panorama romántico europeo. Hija del cantante y compositor Manuel García y de la soprano Joaquina Briones –además de hermana de la soprano María Malibrán y del barítono y maestro de canto Manuel Patricio García— su obra, como el de muchas mujeres de la historia, no ha sido reivindicada con suficiente fuerza en nuestro país y esta noche se ha mostrado en el concierto.

El concierto se completará con obras de compositoras de los siglos XIX, XX y XXI como Clara Schumann, Lili Boulanguer, Amy Beach, Laura Netzel y de la propia directora del Festival, Consuelo Díez, en un concierto que ha mostrado, sin más, el inmenso potencial de la creación musical femenina en los últimos dos siglos.

El dúo formado por la pianista Isabel Dobarro y el violinista Miguel Borrego posee una de las trayectorias más fructíferas del panorama nacional. Ambos han interpretado como solistas y en agrupaciones de cámara en los más importantes escenarios internacionales como el Carnegie Hall de Nueva York, el Konzerthaus de Viena el Teatro Colón de Buenos Aires, la Sala Rachmaninoff de Moscú o el Auditorio Nacional de Madrid. Su repertorio ocupa diversos periodos históricos, con una especial implicación en la creación actual.

También te puede interesar