manchainformacion.com | Quintanar de la Orden 31/07/2021
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
La presentación se ha llevado a cabo en el Salón de Plenos del Ayuntamiento y se ha acompañado con la música de Fernando Mosquera y la lectura poética de Elena Ortega que han amenizado el acto.

El Salón de Plenos del Ayuntamiento acogía esta mañana la presentación del libro “Molinos de El Toboso. Realidad o ficción” de Marciano Ortega. El acto contó con la presencia del autor del libro; el alcalde de Quintanar, Juan Carlos Navalón; el concejal de Cultura, José Ángel Escudero; el concejal del grupo Vox, Florencio Toldos; y el historiador Zacarías López-Barrajón, prologuista del libro.

Zacarías López-Barrajón, apuntaba que el trabajo de Marciano es una aportación muy importante al estudio de los molinos de viento manchegos dentro de la localidad de El Toboso. “Está claro que la obra está ahí y tuve la suerte de coincidir en alguna zona de prospección en la zona de los tomillares”. López-Barrajón resaltaba el trabajo de campo, la documentación y las fotografías que también adquieren un papel fundamental y que enriquecen la obra mucho más. “Es un aporte muy importante y deseamos que Marciano continúe sus investigaciones en este y otros temas y siga publicando”.

Por su parte, el autor del libro, Marciano Ortega, tenía palabras de agradecimiento tanto para el alcalde por el apoyo recibido desde el primer momento, así como para el resto de concejales presentes en el acto, a las personas partícipes del libro, así como a los asistentes a la presentación.

Explicaba Marciano la portada del libro que refleja el paraje de los tomillares de El Toboso y todos los elementos principales de la obra. Una portada realizada por el pintor quintanareño, Tomás Verdugo.

“Hacer un libro, afirmaba Ortega, es un reto para todo, que penetra silenciosamente, no es algo preconcebido sino que se va fraguando como la reja en el horno, la idea se va calentando y después la vas moldeando y perfilando a golpe de martillo”.

Marciano explicaba que todo nació del calor de muchas tardes con sus padres hace unos años cuando su padre comenzó a contarle pequeñas cosas de su vida y de El Toboso. Anotaciones que Marciano fue tomando y que quedaron después aparcada para un futuro. “Todo nade en el calor de muchas tardes con mis padres desde que dejé la alcaldía de El Toboso. Comenzó un proyecto con su padre que fue contándole pequeñas cosas de su vida y de El Toboso. Según explicaba el propio autor, su aventura quijotesca entre molinos comenzó en el año 2016 aunque bien es cierto que la idea le surgió con anterioridad tras encontrar un documento de Gregorio Prieto en la Biblioteca de El Toboso y acordándose de la idea que tenían dos asociaciones del mencionado municipio de recuperar un Molino de Viento.

Comenzó a estudiar y a documentarse sobre los molinos que en su momento pudiera tener El Toboso. Con el transcurso del estudio se dio cuenta de que había mucho más.

Marciano se encargó de desgranar el contenido del libro que se divide en 12 capítulos en los que los molinos son protagonistas, pero también otros muchos elementos e indicaba que el valor de los molinos y lo que representa para nuestra zona no sería el mismo si no existiera El Quijote.

Las explicaciones de Marciano se iban intercalando con la poesía de su hija Elena Ortega, y la música de Fernando Mosquera que permitió, con sus instrumentos medievales, transportar a los asistentes a una época pasada.

El autor ubica la obra en la localidad de El Toboso donde centra la mayor parte de la misma y en la que realiza un minucioso estudio de la importancia que tuvieron los molinos. Pero además de El Toboso también se hace referencia en el libro a otros municipios como Quintanar de la Orden y Quero

“Se trata de un documento histórico a la vez que didáctico que sirve para conocer la importancia que han tenido los Molinos no solo a nivel arquitectónico sino también artístico pues está muy presente en las Bellas Artes, en la pintura, la fotografía, el cine o en la música. La presencia del molino en nuestra historia y en la vida cotidiana es importantísima”, afirmaba Marciano Ortega.

La publicación, editada por Círculo Rojo, se completa además con una gran documentación y está enriquecida con ilustraciones y fotografías de artistas de Quintanar y la comarca.

Los interesados en adquirirla pueden hacerlo en cualquiera de las cuatro librerías e imprentas de Quintanar.

Un estudio que pone de relevancia la importancia artística y arquitectónica de los molinos

Cerraba el acto el alcalde, Juan Carlos Navalón, que agradecía a Marciano su trabajo y a todo el equipo que le ha acompañado por el bonito acto organizado para la presentación.

Definía a Marciano como un entusiasta del Cervantismo y una de las mentes más respetadas y querida de toda la comarca. “Marciano es un activista de la Cultura Manchega y en este libro nos habla muy detalladamente de un elemento manchego muy genuino como es el molino”. “Un libro, continuaba, que es un estudio muy concienzudo y muy detallado donde Marciano consigue dar una dimensión extraordinaria a un simplemente elemento arquitectónico, que quizá ha pasado a la historia de forma más visible gracias al Quijote, pero que su función principal era tan importante para la alimentación humana en aquellos tiempos como el propio grano que estaba sujeto a la molienda”.

En ese sentido, Navalón aseveraba que con este estudio se da la dimensión adecuada y digna de nuestros molinos poniendo en valor su importancia histórica y despertando la curiosidad de las nuevas generaciones.

Asimismo, hablaba de su conexión literaria con el Quijote “por lo que no solo estamos ante un estudio histórico de los mismos, sino también ante un valiente ensayo que nos viene a recordar que estamos en el epicentro de la novela más famosa de todos los tiempos”. Por ello, insistía Navalón, en la necesidad de realizar un esfuerzo y poner en alza a los molinos que tanto simbolizan a los gigantes a lo que se enfrentó Don Quijote y que, hoy día, podrían ser los retos o problemas a los que se enfrenta cada personas en el día a día.

Navalón concluía dando la enhorabuena a Marciano Ortega por este gran trabajo de investigación y animó a los vecinos y vecinas de Quintanar y la comarca a leer este libro del que dijo “tiene una lectura amena, ágil, divertida y, a buen seguro, placentera”.


También te puede interesar