Nuria Villacañas | Campo de Criptana 11/08/2021
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Bodegas Símbolo abre sus puertas a una nueva campaña de vendimia que “será muy buena en calidad y menor en cantidad”, tal y como apunta su presidente, José Manuel Díaz-Ropero.

Una nueva campaña vitivinícola que ha comenzado con la entrada de uva Chardonnay. Una variedad que poco a poco se va abriendo paso en La Mancha y en la propia bodega, cuyas previsiones de entrada superarán los 100.000 kilos.

Tras el Chardonnay el turno será para las variedades de uva Moscatel y Cencibel, cuya recepción se extenderá hasta finales del mes de agosto para continuar posteriormente con el resto de variedades, tal y como explica Díaz-Ropero quien respecto a la previsión de esta campaña de vendimia, recién iniciada, estima que “este año habrá una merma en torno al 20-25% con respecto al pasado año, por lo que estaremos hablando de una entrada de uva de unos 28 millones de kilos aproximadamente frente a los 33 de 2020”.

Una rebaja en la cantidad que por otro lado beneficia, junto con las condiciones climatológicas, a la calidad de la uva “que se espera tenga una muy buena graduación, si continúan las altas temperaturas”.



También te puede interesar