manchainformacion.com | Ocio & Turismo 18/08/2021
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Hola a todos mis estimados lectores, quizá muchos de vosotros me conocéis, quizá otros tantos no, pero estoy seguro de que todos habéis escuchado el sobrenombre que me ha hecho famoso desde hace ya un buen tiempo. Mi nombre es Alonso Quijano, un nombre que a lo mejor a muchos no os sonará, pero estoy seguro de que todos conocéis mis maravillosas aventuras y desventuras como el hidalgo Don Quijote de La Mancha. Mi creador, Miguel de Cervantes, se dio a la tarea de dar vida en letras a mi, a mi fiel compañero Sancho Panza, mi gallardo corcel Rocinante, y desenvolver en torno a nosotros aventuras que aún hoy, a más de 400 años de su publicación, siguen siendo referente de la literatura española. Sin embargo, el día de hoy no vengo a hablaros de mi, sino de la hermosa región en la cual mi querido Miguel me colocó de nacimiento, y sobre la cual desarrolle mis aventuras. Acompáñenme queridos lectores en un recorrido literario visitando España, y las maravillas que ofrece la hermosa región de Castilla.


Conociendo Castilla - Un Paseo con Don Quijote



Tierra extensa y llena de paisajes inolvidables, mi hermosa Castilla es una joya antigua de nuestra monarquía española. En un principio, esta región estaba dividida en varias entidades territoriales, como lo fueron el Condado de Castilla, el Reino de Castillas y la Corona de Castilla. Sin embargo, luego de la construcción del Estado de Autonomía en el año 1978, solo dos comunidades autónomas mantienen el nombre de Castilla, siendo reconocidas como tal en 1983: “Castilla y León” y Castilla-La Mancha.

Castilla y León: Una Joya Ibérica

Tierra de imponentes formaciones montañosas, la comunidad autónoma de Castilla y León representa un importante legado de mi tierra y herencia española. Con un patrimonio que incluye 11 bienes considerados patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco, 400 museos y más de 500 castillos, mi querida Castilla y León es también sede de más del 50% de todo el patrimonio perteneciente a nuestra amada Iglesia Católica española.

Mis Recomendaciones

Si queréis conocer la imponente geografía de esta comunidad, entonces no podéis dejar de visitar Babia, en la provincia de León. Una comarca rodeada de enormes montañas, muchas de ellas de más de 2000 metros de altura, es una de las zonas Castillenses de mayor hermosura. Ríos, lagos y lagunas contrastan con formaciones montañosas masivas. Además de esto, Babia es también un lugar en donde podéis disfrutar de valores culturales antiguos, anclados a su población.

Castilla-La Mancha: Mi Tierra

Región que dio nombre a mi escudo, sus vientos hicieron ondear mi estandarte, sobre estas tierras cargue junto con mi fiel rocinante contra los gigantes de muchos brazos (aunque Sancho sigue diciendo que era molinos), su aire me dio la fuerza para alzar lanza y espada en pos de mi amada Dulcinea, mi amada Castilla-La Mancha es sin duda la región más hermosa de mi tierra. Con paisajes en los que se mezclan las extensas llanuras con formaciones montañosas impresionantes, mi hermosa Castilla-La Mancha es un lugar el cual no podéis dejar de visitar. Aquí mi creador dio vida a mis aventuras, y es aquí donde podemos sentir el pleno de la cultura antigua y muestras de gallardía de mi país.

Mis Recomendaciones

Si visitáis mi tierra entonces no podéis dejar de visitar el hermoso pueblo de Sigüenza en Guadalajara. Un pueblo en el que podréis sentir que camináis junto a mi, Sancho y Rocinante, pues el aire medieval que se despide de todos sus rincones es más que suficiente para transportarnos con nosotros. El Castillo de Sigüenza y la Catedral de Santa Maria de Sigüenza son los mayores atractivos turísticos que ofrece este hermoso lugar. Además, si quereis y teneis el valor de enfrentarnos a los gigantes contra los cuales cargue con gallardía, se que estos aún se encuentran en pie aterrorizando los campos de Criptana y Consuegra en Ciudad Real y Toledo. Todos ellos de pie como cuando me enfrente en legendaria y desigual batalla, se que la vista de maravillas como esas no os dejarán igual.



Vuelvo a la Carga

Lamentablemente mis queridos lectores, el tiempo que se nos ha sido regalado llega a su fin, el llamado de la aventura, de la lucha caballeresca y las doncellas en peligro resuena en mis oídos como aquella primera vez en que inicie mi viaje. No pudiendo resistir la dulce melodía de la aventura, no me queda más que invitaros a que conozcáis de primera mano la hermosura de esta tierra, y os dejéis enamorar por la singularidad y hermosura de sus paisajes, su cultura y su gente. Se despide su humilde hidalgo, Don Alonso Quijano el Quijote de La Mancha ¡Santiago, y cierra España, a la carga Rocinante!


También te puede interesar