manchainformacion.com | Daimiel 03/09/2021
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
La banda de David Summers logró meterse en el bolsillo al público desde la primera canción. Un recorrido desde los 80 hasta sus últimos sencillos sin apenas descanso y donde se revivió en todo momento la rebeldía juvenil de unos temas pensados como dice uno de sus grandes éxitos para ‘pasárselo bien’. Fue en la segunda de las grandes citas de ‘Daimiel en concierto 2021’.

El Auditorio Municipal de Daimiel vibró este jueves por la noche con los éxitos de Hombres G. La banda de David Summers se metió al público en el bolsillo desde el primer instante y sin apenas margen para pensarlo. Su puntualidad fue tan rigurosa como la calidad de la que hicieron gala durante la hora y cuarenta minutos de repaso a sus grandes éxitos y nuevos sencillos. Y es que, quedarse sentado en la silla como rige la normativa para este tipo de espectáculos, resultó un auténtico desafío. Un reto que se cumplió para un concierto que fue ganando en intensidad conforme transcurría la noche.

El grupo madrileño irrumpió en el escenario con Voy a pasármelo bien, toda una declaración de intenciones que se consumó en el segundo día del cartel ‘Daimiel en concierto 2021’ bajo la nueva normalidad que rige el aforamiento. Y, aunque se respetaron las medidas de seguridad, resultó un auténtico reto para los fans de la banda no levantarse ante clásicos como Indiana Jones, Nassau ó Suéltate el pelo dentro de una escaleta de temazos entre los que no faltaron Dos Imanes o el Te quiero, te quiero que, como explicó el vocalista, es una canción de 1986 que no falta desde entonces en sus conciertos, y que este 3 de septiembre dedicó a las chicas de Daimiel.

Una combinación de temas donde hubo momentos para tararear los dos últimos sencillos de David Summers, Dani Mezquita, Rafa Gutiérrez y Javi Molina, como La esquina de Rowland y Se me sale el corazón justo cuando su trayectoria está a punto de alcanzar cuatro décadas.

En ese recorrido sonaron Me siento bien y Lo noto. Ahí, las palmas y los coros del público se alzaron. Un entusiasmo ininterrumpido como casi el propio espectáculo, solamente detenido en la presentación de los integrantes y los músicos que acompañan a Hombres G en la gira y donde se disculpó la presencia del batería Javi por una lesión. Una vez hechos los saludos, Summers invitó al respetable a ‘visitar el bar’, llevándose con él a renglón seguido a Marta tiene un marcapasos. La noche pasó entonces de nivel, sencillamente rebajado por los acordes de Temblando.

El veterano grupo dejó para el final su plato fuerte: Sufre mamón con el que se despidieron de un público daimieleño que, por los comentarios de los asistentes a la salida, dejó muy buenas sensaciones en este reencuentro con los espectáculos de Daimiel con aforo reducido y cuya entrada rondó las 700 personas.



También te puede interesar