manchainformacion.com | Daimiel 07/09/2021
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
El Ayuntamiento aprobó asimismo una nueva modificación de crédito.El dinero se destinará principalmente a la dinamización del pequeño comercio, el seguimiento de los parámetros de las aguas residuales mediante análisis covid, suministro eléctrico y servicios sociales. Durante la sesión se aprobó la Cuenta General 2020 que será trasladada al Tribunal de cuentas.

El inicio del curso político llegó como cada septiembre y sin apenas tregua tras una Feria que concluyó 24 horas antes. El Ayuntamiento celebró pleno ordinario este lunes. Pasó el trámite la Cuenta General 2020 que se trasladará a renglón seguido al Tribunal de Cuentas. El tema económico centró buena parte de la sesión. Los grupos municipales deliberaron sobre una modificación de crédito, aprobada con los votos del PP y la abstención de PSOE e IU. Sin embargo, el debate se centró en el cambio climático. Los tres grupos municipales, de común acuerdo, se comprometieron a crear una ordenanza dirigida a frenar el cambio climático, tras la propuesta inicial presentada por Izquierda Unida.

Moción sobre cambio climático

La moción fue presentada por Izquierda Unida. Un documento cuya “esencia” se mantuvo. Fue la forma de mostrar la “preocupación generalizada” por este asunto, como concluyó el alcalde, Leopoldo Sierra. Con todo, para alcanzar la unanimidad, se excluyeron algunas de las medidas que contemplaba el texto. El equipo de Gobierno consideró que seis de las ocho formulaciones o ya se estaban implantando en el municipio, o bien, no eran factibles y debían ser estudiadas en el propio contexto de la futura Ordenanza, como explicó el concejal de Medio Ambiente, Javier Fisac.

Desde las filas socialistas también se mostraron “en línea” con los argumentos de la formación de Galo Sánchez-Bermejo, sobre todo en el diseño de un plan de trabajo y un calendario lo más urgente posible, como planteaba el primer punto de la moción. El edil, Rafael Díaz del Campo, que repasó el resto de planteamientos, se detuvo en el impacto del cambio climático en el sistema agrario donde consideró “es capaz de regenerar”, mientras que supeditó la plantación de árboles a criterio técnico para la viabilidad de su crecimiento.

Por su parte, Galo Sánchez-Bermejo insistió en la necesidad de implantar árboles para asumir Co2 y mitigar las zonas de calor como formulaciones principales de su propuesta. Admitió los cambios del resto de grupos a la moción en el momento de las votaciones, ya que, razonó, “lo fundamental está a salvo”. El edil de la coalición rojiverde insistió en la necesidad de “¡empezar a trabajar, ya!”. Desde Izquierda Unida el objetivo es “prepararnos” ante una situación inminente y llevar a cabo una serie de actuaciones “susceptibles de ser mejoradas con el filtro del cambio climático”.

Antes, el concejal de Medio Ambiente puso en el foco de las consecuencias del cambio climático el estado actual del Parque Nacional Tablas de Daimiel. En lo que respecta al Ayuntamiento, enumeró las iniciativas municipales emprendidas, desde la construcción de una balsa de tormenta, un nuevo punto limpio, la pertenencia a la Red de Ciudades Españolas por el Clima, la instalación de contenedores de residuos selectivos, pasando por jornadas de sensibilización como las de plantación de árboles y talleres de educación ambiental, la adhesión al Plan CLIME y la adaptación de instalaciones municipales a los sistemas de placas solares y de eficiencia energética. Del mismo modo, anunció el proyecto ‘Daimiel respira’ que permitirá la plantación de más de 200 árboles de tres especies diferentes en las inmediaciones del Pabellón Ferial.

En la propuesta, además de las mencionadas, se establecía poner en marcha medidas de adaptación, reducir las emisiones, inventariar los lugares y colectivos más vulnerables, hacer un estudio del impacto que puede tener el cambio climático en nuestra localidad a todos los niveles (económico, social, agrícola, agua o salud), aumentar la eficiencia energética y contratar el consumo eléctrico con procedencia de energías renovables certificadas, realizar plantaciones de árboles en el casco urbano y periurbano para favorecer la adaptación, además de crear zonas amplias de sombra en las calles, para refrescar el ambiente, crear un departamento concreto para tratar los temas de cambio climático, recoger cuantas propuestas e ideas que para esta ordenanza quiera hacer la ciudadanía u otros colectivos, destinar una parte del Presupuesto anual a cambio climático, realizar labores de sensibilización e información ante la ciudadanía, poner en marcha el Foro de Cambio Climático conforme se aprobó en 2016.

Modificación de crédito

Salió adelante una modificación de crédito del presupuesto municipal, aunque los grupos de la oposición reprocharon al equipo de Gobierno, “la falta de previsión” o el destino de las partidas, como expresaron los portavoces Ramón Galiana (PSOE) y Galo Sánchez-Bermejo (IU), respectivamente.

Se trata de un ajuste donde la reducción de partidas se transfiere para incrementar la dotación presupuestaria de otras. En concreto, los 46.000 euros de esta variación se dirigen, por un lado, a los controles de aguas residuales que permiten analizar la evolución de la pandemia.

También, al mantenimiento de infraestructuras deportivas y a la dinamización del pequeño comercio mediante una APP desarrollada desde la delegación de Autónomos y Emprendedores.

Por su parte, la modificación de crédito también contempla el incremento de gastos de una serie de partidas financiadas con el remanente líquido de tesorería procedente de la liquidación presupuestaria de 2020 (375.000 euros). En este caso, el destino principal es dotar de crédito a los distintos servicios que se prestan en los Centros Sociales (transporte, catering, fisioterapia, logopedia, entre otros) que permitan finalizar el año sí se incrementa, como es deseable, la actividad en los mencionados centros. De nuevo, denunció que el Ayuntamiento asume el 100% del gasto y luego la JCCM paga un porcentaje (cada vez más reducido) y en ocasiones, un año después. La adquisición de un vehículo híbrido para la policía local, la compra de equipos informáticos y un mayor gasto para suministro electrónico, serán otros de los destinos financiados con el remanente

Durante el primer debate de la temporada, se dio cuenta del estado de ejecución presupuestaria, tanto de ingresos como de gastos, del primer semestre y la evolución de Tesorería durante este periodo de tiempo.

Tras dos horas y media de sesión plenaria que se completaron con once preguntas de los ediles populares, y otras tantas más del ámbito ciudadano, se llegó al final del primer pleno del curso político 2021/2022.

También te puede interesar