manchainformacion.com | Empresa y Formación 18/10/2021
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Se trata de un tipo de producto financiero que cada vez tiene mayor aceptación entre los usuarios, teniendo en cuenta que existen muchas plataformas habilitadas para ello que ofrecen la posibilidad de solicitarlos sin apenas requisitos. Un producto que, tras la pandemia, ha sido un “salvavidas” para muchos españoles.

Es evidente que la pandemia ha hecho mucha mella en numerosos hogares españoles, al igual que diversos negocios y empresas. Hay quienes han podido salvar el tipo con algunos ahorros, no obstante, otros han tenido que cerrar sus negocios y empezar una nueva vida. Lo cierto es que, dentro de este contexto que se ha planteado, un gran número de usuarios han apostado por solicitar préstamos, con el objetivo de contar con cierta liquidez económica para hacer frente a los gastos que se han ido produciendo.

Si bien hay que decir que este tipo de producto financiero existe desde hace años, cada vez más las entidades bancarias están poniendo mayores problemas para otorgar uno de estos créditos, de ahí que los usuarios hayan buscado nuevos formatos de financiación, con el objetivo de paliar las consecuencias de la crisis provocada por la Covid-19, así como otros imprevistos.

En este sentido, hay que destacar a los préstamos rápidos online, que se han convertido en la alternativa perfecta para tener liquidez en un tiempo récord. Hay que decir que las empresas denominadas Fintech están adoptando un mayor protagonismo en este terreno, puesto que cuentan con plataformas habilitadas para poder solicitar estos préstamos de manera online, sin apenas requisitos, y de manera rápida y sencilla.

¿En qué consisten estos créditos?

Los créditos rápidos son productos financieros que otorgan liquidez a los usuarios que así lo solicitan, sin tener tiempos de espera, y a través de un proceso totalmente online. La mayor ventaja de estos préstamos es que están al alcance prácticamente de cualquier persona, debido a que apenas piden requisitos a la hora de solicitarlos y posteriormente otorgarlos.

Se tratan de préstamos que son muy parecidos a los que ofrecen las entidades bancarias, si bien en estos casos, las entidades prestamistas no tienen las garantías de que la devolución se hará en tiempo y forma.

Principales motivos para solicitar un préstamo

A la hora de pedir un préstamo, pueden ser muchos los motivos que estén en juego, de hecho, las causas van a depender principalmente de las necesidades de cada usuario, del contexto en el que se encuentren o los imprevistos que hayan surgido.

Sin ir más lejos, la pandemia de la Covid-19 ha hecho que muchas personas hayan recurrido a este tipo de créditos sabiendo que a día de hoy, se considera un producto excepcional que ha salvado las finanzas de la clase media española. De hecho, familias que antes de la pandemia se encontraban en un nivel adquisitivo medio-alto, han solicitado este tipo de créditos para hacer frente a la situación que se ha producido, puesto que en muchos hogares se han visto sin trabajo, o con jornadas y salarios reducidos, sin contar el tema de los ERTE.

Además de esta situación excepcional, también es importante comentar que estos préstamos se suelen solicitar para poder adquirir ciertos bienes que pueden resultar costosos, tales como mobiliario, coches o incluso viviendas. De igual modo, se piden para afrontar los costes de estudios superiores, así como cualquier problemática que se presente de la noche a la mañana.

¿Cuáles son las ventajas de estos préstamos?

Solicitar de manera online un crédito de este tipo conlleva un gran número de ventajas. Lo primero es que, aquellos que lo soliciten, no tendrán que esperar mucho para recibir el dinero, ya que la mayoría de entidades financieras lo otorgan en cuestión de minutos.

Otra de las ventajas que hay que destacar, es que no suelen pedir demasiados requisitos, por tanto, si se necesita acceder a un préstamo rápido, tan solo habrá que ser mayor de edad y residente en España. Añadiendo una copia del DNI en vigor y el documento acreditativo de ser el titular de la cuenta bancaria que se haya proporcionado.

A todo ello, se suma que no hay que explicar la causa por la que se solicita, añadiendo que los plazos de devolución no son fijos, por lo que se pueden adaptar en base a las necesidades que presente cada uno de los clientes.

También te puede interesar